Archive for the Opinión Category

Recordando a Dimebag Darrell, por Athelvok

Posted in Historia, Música, Opinión on 08/12/2014 by athelvok

Érase un hombre pegado a una guitarra eléctrica o una guitarra eléctrica pegada a un hombre. Lo dejo al gusto de los lectores.

Mientras guitarristas de otra talla y, quizás de otro mundo, no se cansan de ir escalando hacia arriba y hacia abajo, demostrando una exquisita técnica y un virtuosismo sin igual -tanto, que a veces se pierden en él-, Dimebag Darrell mostraba una completa armonía por saber cuándo destacar todas las cualidades ya dichas y cuándo saber que ya estaba de más. Una medida que lo encumbró a ser uno de los mejores guitarristas del metal y a ser un gran músico.

dimebag-darrelljpg

Darrell Lance Abbott nació en un 20 de agosto de 1966. Tanto él como su hermano, Vincent Paul Abbott, o Vinnie Paul para los amigos, vivieron familiarizados con la música desde la tierna infancia. ¡Familiarizados! Su padre era propietario de un estudio, en el que trabajaba como compositor y como productor, además de ser un profesional del country. Rodeados de instrumentos musicales y de artistas de country o de blues, los hermanos Abbott no tardaron en dar sus primeros pinitos con la música. Un hecho curioso es que los hermanos Abbott se interesaron por la percusión. Finalmente, la destreza de Vinnie Paul por tocar la batería y los desencantos de Dime con la percusión, provocó que se decantara por otro instrumento: la guitarra. Alternando entre un instrumento y otro, finalmente se decidió por la guitarra.

Pactos con el diablo o no, con el paso del tiempo, su aprendizaje fue progresando con una celeridad “rapidérrima”. Con tan solo quince años ya causaba sensaciones en el Estado de Texas: como ganaba todas las competiciones regionales de guitarra a las que se presentaba, le llegaron a prohibirle la inscripción a estos concursos. Así que optó por irse a otros derroteros.

El de la derecha, aunque parece mentira, es Ace Frehley sin maquillaje

El de la derecha, aunque parece mentira, es Ace Frehley sin maquillaje

Fue en año 1981 cuando los hermanos Abbott formaron la banda Pantera, junto con Rex Brown como bajista y Terry Glaze como vocalista. Dejando a un lado el toque country del que estaban familiarizados, se encaminaron hacia el rock duro haciendo versiones de grupos como Quiet Riot o Van Halen. Además, decidieron tocar tocar los enchufes y los cables pelados con los dedos desnudos para lucir una estética glam o hair metal. Ropa incluida:

¡¡BIENVENIDOS A LOS 80!!

Después de publicar Power Metal (1988), Pantera dejará a un lado la estética glam para acercarse más al mundo del thrash metal y del groove metal. También sustituirán a Terry Glaze por Phil Anselmo, que era el vocalista más underground y más conveniente para lo que estaba por venir. Las influencias a destacar van desde Randy Rhoads (Quiet Riot/ Ozzy Osbourne) o Ace Frehley (Kiss) pasando por Judas Priest, Black Sabbath o Deep Purple hasta Metallica, Megadeth o Anthrax. Es en esta etapa donde saldrán las óperas magnas de Pantera: Cowboys from hell (1990), Vulgar display of power (1992), Far beyond driven (1994), The great southern trendkill (1996) y Reinventing the steel (2000). Cada cual, un sonido más pesado, más oscuro, más aguerrido… ¡y mientras, te estampan un puñetazo en toda la cara!

ESTO YA SON LOS 90

Más adelante, a inicios del presente siglo, los problemas internos en la banda -la fama no le sentó muy bien a Phil Anselmo- llevaron entre otras cosas a la disolución de la misma. Fueron 22 años de buena cosecha. Dimebag nos dejó brillantes, limpios y claros solos -¡a pesar de la distorsión!- como el de Cowboys from hell, el bluesero This love, Walk, los agudos de Cementery Gates o los armónicos de Floods, entre otros.

Después de la ruptura de Pantera, en el 2003 los hermanos Abbott, Patrick Lachman y Bob Zilla forman el grupo de groove metal y de nu metal Damageplan. Un año después presentan el primer álbum del grupo, llamado New found power. El disco fue un gran trabajo en el que se refleja una clara sombra de Pantera, pero se supo recoger y fusionar el metal de los 90 con la novedad del momento que estaba pegando muy fuerte: el nu metal. Queda claro que no estaríamos hablando de un St. Anger de Metallica. Dimebag seguía demostrando que la música lo era todo y podía sacarse riffs de guitarra de debajo de la manga, crear punteos haciendo el pino y componer solos practicando el funambulismo.

ASÍ SONABA DAMAGEPLAN

Por las pintas de este primer trabajo, todo parecía encaminar al grupo a ser un punto de referencia en el metal, pero la ilusión se vio frustrada por el asesinato de Dimebag Darrell. Coincidencias o no -también era el vigésimo cuarto aniversario del asesinato de John Lennon-, un hombre oriundo de Ohio, de cuyo nombre no quiero acordarme, disparó seis veces al guitarrista mientras la banda presentaba el disco en el Ohio Columbus. Antes de que fuera reducido de un disparo mortal por la policía de la región, el hombre de Ohio también asesinó a Nathan Bray, de 23 años de edad, un empleado del club, Erin Halk, de 29 años de edad y el guardia de seguridad de Damageplan, Jeff “Mayhem” Thompson, de 40 años de edad. Además, el técnico de batería de la banda, John Brooks, y el manager del tour, Chris Paluska, también fueron heridos, entre otros.

Antes de que llegaran los servicios de emergencia, varios integrantes del local intentaron hacer una reanimación cardiopulmonar al guitarrista, pero poco se pudo hacer. Darrell Lance Abbott murió en ese fatídico día 8 de diciembre de 2004.

¿Motivos? Hay muchos rumores y pocos testimonios que argumenten la razón de este acto atroz. Unas fuentes indican que la ruptura de Pantera indujo a este hombre de Ohio a asesinar a Dime, es decir, que el hecho de disolverse Pantera presentaba todos los alegatos para que este hombre de Ohio decidiera que todo el peso de la ruptura del grupo cayera bajo los hombros de Dimebag. Otras fuentes explican que las canciones de Pantera leían su mente y se ve que al hombre le molestaba. En lo que sí coinciden todas fuentes es que este tipo tenía diagnosticado una esquizofrenia paranoide.

Por lo tanto, alejándonos un poco de este terrible suceso, hay que destacar que la pasión por la vida y por la música de este buen hombre lo encaminaba a ser todo lo contrario a un tipo polémico, problemático o controvertido. En un artículo de Jot Down, escrito por Emilio de Gorgot, destacaba que “su carácter risueño y amigable era un secreto a voces dentro del mundillo musical. Todo el que lo conocía solía describirlo como un tipo alegre que tenía ganas de divertirse y que aceptaba fácilmente a la gente en su círculo, siendo tremendamente sociable.”

Bumble_Bee_Front_-_Ed21

Van Halen y “BumbleBee”

A modo de colofón, hay un dato curioso. Dimebag, cuando trabó amistad con Van Halen, le pidió una réplica de la famosa guitarra “Bumblebee”, ya que esta ya no se fabricaba. Unos meses antes del tiroteo, Van Halen encargó la copia de la guitarra, pero no se llegó a terminar antes del asesinato. Así pues, él mismo cedió la “Bumblebee” original para que Dimebag fuese enterrado con ella. Estando vivo y siendo consciente de ello, ¿Dimebag habría dicho a gritos que lo mataran?

Rest in Peace, Dime!

Anuncios

“Guerra económica” del G-7 vs. BRICS: Putin compra oro, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, Asia, BRICS, China, Economía, EEUU, Europa, Geopolítica, Occidente, Opinión, OTAN, Rusia, Ucrania, UE on 23/11/2014 by athelvok

 

Foto

El premier japonés, Shinzo Abe, durante una conferencia de prensa el viernes pasado en Tokio. Foto Reuters

La “guerra multidimensional entre el alicaído G-7 y el ascendente bloque de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica (BRICS) prosigue su ineluctable curso en sus diversos rubros, salvo, hasta ahora, el militar/nuclear en forma directa.

A partir de las severas sanciones del G-7/OTAN/Unión Europea (UE) contra Rusia, a consecuencia del conflicto de la martirizada Ucrania, se ha agudizado la guerra económica, de la que ahora se expresa sin tapujos el presidente ruso, Vlady Putin, y que se puede sintetizar con el siguiente marcador deportivo: se dañan mutuamente Moscú y Bruselas y salen beneficiados Pekín (plenamente: mediante la abrupta caída del petróleo) y Washington (hasta cierto punto: mediante la devaluación del euro y las otras divisas del BRICS).

Vlady Putin fulminó que EU no quiere humillar a Rusia, sino subyugarla cuando nadie a lo largo de la historia ha logrado hacerlo ni lo logrará, para luego arremeter contra el abuso del término valores europeos cuando la democracia no es el derecho al golpe de Estado y al genocidio (http://goo.gl/l7hprS).

Más finamente, asistimos a una variante de una brutal guerra financiera mediante di­visas, metales preciosos (oro) y materias primas (el petróleo) entre el G-7 y el BRICS.

La guerra de divisas la ha acentuado Japón y su delirante abenomics –experimento fallido del pugnaz premier Shinzo Abe, quien sumió a su país en su enésima recesión y ha devaluado artificialmente al yen, para lastimar a China (y, de paso, a Sudcorea)–, mientras el dumping del precio del oro negro lo apuntalan los yihadistas, quienes lo venden a 20 dólares el barril en el mercado negro, muy bien controlado por los rivales del BRICS.

Se puede propiciar un punto de inflexión aparatoso sobre el devenir del oro cuando Suiza celebre un referendo por el Partido del Pueblo Suizo para conservar 20 por ciento de sus reservas internacionales.

En caso de un resultado favorable, el Banco Nacional Suizo será forzado a emprender pletóricas compras de oro en el mercado, lo cual subiría el valor de las reservas de Rusia, cuando las de EU se encuentran en tela de juicio sobre su existencia real, como ha propalado Ron Paul, feroz y veraz representante texano del Partido Republicano y padre de Rand, jefe del ala del Partido del Té.

El escenario de un voto positivo, según Leonid Bershidsky –muy crítico de Rusia a quien fustiga de paranoide–, ayudaría a Moscú a sortear las sanciones y el brutal declive del precio del petróleo.

En espera del crucial voto suizo, Rusia atesora a pasos acelerados su tenencia en oro y al tercer trimestre de este año había ya agregado 55 toneladas: casi 60 por ciento de las compras netas de oro por los bancos centrales, según el Consejo Mundial del Oro.

Las reservas oficiales de oro de Rusia –quinto lugar global detrás de EU (si es que todavía las posee, mientras no se auditen públicamente), Alemania (que pidió su repatriación de las bóvedas de la Reserva Federal que se las entregará a cuenta gotas de aquí a siete años), Francia e Italia– han superado las de China y constituyen más de 10 por ciento de sus reservas totales.

Bloomberg, portavoz de los intereses de Wall Street, se mofa del voto caprichoso del fin de noviembre a solicitud del Partido del Pueblo Suizo y sobredimensiona una encuesta sobre su esperado rechazo, al que se suman el gobierno de Suiza y su banco central de corte monetarista (http://goo.gl/dl4T2X).

¿Por qué Vlady Putin compra oro en forma masiva?

¿Para contrarrestar las sanciones presentes y por venir de EU/OTAN/EU?

¿Se trata de una guerra financiera, como parte consustancial de la guerra multidimensional en curso, para definir uno de los pilares fundacionales del incipiente nuevo orden multipolar?

¿Es posible que la Reserva Federal y el banco central de Japón, dos miembros poderosos del G-7, impriman alegre y antigravitatoriamente billetes de dólares y yenes sin afectar el valor intrínseco de sus divisas que hoy cotizan entre sí en relación inversamente proporcional?

Sergei Glazyev, conspicuo ase­sor económico del presidente ruso, se ha caracterizado por in­sistir, a partir del mundo post-Crimea, en la soberanía financiera cuando todas las divisas convertibles de facto –incluyendo el peso mexicano– se encuentran bajo el control unipolar del dólar estadunidense: uno de sus principales atributos de poder global.

Los metales preciosos también se encuentran bajo la férula del binomio bursátil anglosajón Wall Street/La City (Londres), en espera de la emancipación multipolar del otro embriónico binomio bursátil Hong Kong/Shanghai, que también atenderá los arbitrajes de oro que incrementaría su cotización conforme se intensifique la confrontación militar y política entre EU y Rusia –por extensión del G-7/OTAN/UE versus BRICS/Grupo de Shanghai/Unión Euroasiática– hasta que alguien venza de los dos bloques o se acuerde un acomodamiento multipolar del nuevo orden mundial que incluya a las divisas relevantes.

A juicio de Glazyev, quien naturalmente no contempla la derrota del oso ruso en su feroz confrontación, EU no tendrá más remedio que rechazar el pago de su deuda, lo cual afectará la confianza en el dólar y significará el fin de su imperio financiero cuando las divisas nacionales –que no divisas nacionalistas– recuperen su poder perdido para participar en la edificación de un nuevo orden financiero global.

Los críticos anglosajones de Glazyev aducen que hasta ahora se ha equivocado rotundamente cuando el oro ha declinado 16 por ciento, pese a las compras masivas de metal amarillo por Rusia.

Moscú adopta la misma política de China que compra cuando se desploman tanto el oro como el petróleo.

Según el portal Future Money Trends, citado por Russia Today, la tendencia se carga cada vez más en favor del oro y en detrimento de las divisas fiduciarias tipo dólar (http://goo.gl/Rld520).

Lucy Cormac, del Sydney Morning Herald, asevera que detrás de la política de compra de oro por Putin puede estar la anticipación a una posible guerra económica con Occidente(http://goo.gl/75jBmz).

Russia Today cita a algunos blogueros económicos que sospechan que la compra masiva del metal amarillo sería de una “conspiración financiera, en el marco de la cual Rusia cobraría en oro y no en dólares por el petróleo (http://goo.gl/oUVt6R)”.

The Economist (22/11/14) –con The Financial Times, perteneciente al Grupo Pearson que controla BlackRock, el mayor banco de inversiones del mundo–, cual su costumbre contumazmente desinformativa, se va a la yugular de las finanzas del oso ruso, a quien diagnostica herido letalmente.

La batalla por el control del alma ucraniana entre EU/OTAN/UE y Rusia ha resucitado la añeja colisión frontal entre el oro (artificialmente devaluado) y el dólar (paradójicamente ­revaluado).

¿Quién triunfará?

¿Se solucionará con una guerra nuclear o con una dolorosa cuan creativa negociación?

Lo cierto es que no existe marcha atrás.

LaJornada

Crímenes y errores, por El Gran Wyoming

Posted in Censura, Historia, Manipulación, Opinión, Política, Sociedad, Terrorismo on 19/11/2014 by athelvok

Actualizada 18/11/2014 a las 10:56

 

Ya no saca pecho don Rodolfo Martín Villa para defender las acciones criminales que llevaban a cabo las fuerzas del orden público contra un pueblo indefenso que luchaba por la libertad. Cuando la sangre regaba nuestras calles, cuando los crímenes acababan de cometerse, aparecía don Rodolfo en los medios de comunicación tergiversando los hechos, encubriendo los asesinatos, justificando lo injustificable con la arrogancia que confiere la impunidad, provocando lágrimas de rabia en los ciudadanos que asistían impotentes a la representación de aquella ignominia con los cuerpos aún calientes.

No le vamos a negar el derecho a ejercer la cobardía para salvar el pellejo a este prohombre de la patria que tanto ha hecho, según algunos que tienen superado el pasado, para que todos disfrutemos de democracia y libertad, pero ahora que todavía podemos hablar yo también voy a ejercer el mío a discrepar. Creo que ni la democracia, ni la libertad, deben nada a personajes como Martín Villa o Manuel Fraga Iribarne, otro presunto responsable del advenimiento de la normalidad democrática a nuestro país que también ha muerto sin rendir cuentas a la Justicia, ya que dedicaron toda su inteligencia y energía cuando eran más validos a que en España no hubiera libertad ni democracia nunca.

Sólo cuando murió el dictador y el cambio era inevitable se apuntaron al juego que habían condenado y reprimido con saña toda su vida en una especie de chantaje político según el cual su presencia en las instituciones calmaría las ansias golpistas del Ejército, siempre con un pie en la calle debido a la cantidad de atentados terroristas que se perpetraban entonces. Pero no confundamos los hechos ni las intenciones. Mientras vivió el dictador ambos fueron estrechos colaboradores, responsables y ejecutores de aquella política corrupta y sanguinaria y su brillante carrera en El Régimen lo confirma. El más mínimo gesto, la menor sombra de duda, la tibieza ante la adicción al Caudillo se convertían en cese fulminante del cargo, acarreado a domicilio por un motorista que salía de El Pardo y que para los políticos de la época representaba la mismísima imagen de la parca. Entonces no se hablaba de fieles, no era suficiente, sino de “adictos” y ambos lo eran, sumisos e implacables.

Escuché las declaraciones de Martín Villa en RNE en las que afirmaba mostrarse dispuesto a declarar ante la jueza argentina y arrancaba con cierta sorna diciendo que todavía le queda humor para afrontar este suceso. Parece que le ha sorprendido esta orden de arresto, no entiende de dónde puede sacar esa señora su relación con aquellos hechos criminales y afirma que “ni hizo ni pudo hacer” ya que nunca fue ministro con Franco a pesar de que tuvo oportunidad. Mala memoria gasta don Rodolfo: cuando pudo se extralimitó, y pudo, bien sabe que pudo, fue un periodo de incuestionable omnipotencia, nunca se pudo tanto como en aquel tiempo de humillación, secuestro, tortura, y muerte. Fue una era de terror, de pánico, de vergüenza por la condición en la que sumían a los ciudadanos.

En cualquier caso, no todo lo punible pasa por haber sido ministro de Franco y obvia que tuvo otros cargos de gran responsabilidad durante la dictadura. Pero no se entiende bien a qué viene esa polémica porque los hechos con los que se le relaciona, los asesinatos de Vitoria, tuvieron lugar en el año 1976, cuando Franco estaba muerto, y él sí era ministro, primero de Relaciones Sindicales, y más tarde de Gobernación, a los tres meses de aquellos sucesos y, sin duda, nombrado en premio a su colaboración en la negación de los hechos y la legitimación de aquella política, como cuando dio un paso al frente y de la mano de su colega Fraga tuvo el valor de presentarse en el hospital a visitar a los heridos como si se hubiera tratado de un accidente de tráfico en lugar de una masacre, tal y como la describió uno de los policías que intervino en el ajusticiamiento y pedía más cartuchos.

En las grabaciones de las comunicaciones entre los policías se escucha cómo se dan instrucciones para evitar que los que estaban encerrados en una iglesia pudieran escapar, con lo que se hubiera evitado el resultado final: “Aquí ha habido una masacre”; “De acuerdo”, responde el compañero; “Pero de verdad una masacre”; “Estoy en plaza Salinas, hemos contribuido a la paliza más grande de la historia”, sentencia otro policía.

Les molestó a tan intrépidos y valerosos políticos que las familias les recriminaran aquella visita al hospital: “¿Venís a rematarlos?”, les increpó un familiar. Sin duda fue un acto de propaganda innecesario, un gesto de crueldad excesivo, un desprecio a los muertos y a los heridos que incrementaba su dolor ante la impotencia de ver al verdugo pasearse arrogante comprobando la dimensión de su obra. No fueron a pedir perdón, sino a hacer méritos y dejar claro a la opinión pública quién mandaba allí y hasta qué punto estaban dispuestos a perpetuar un sistema que agonizaba.

Aquella hazaña quedó en el recuerdo de algunos que vivimos los hechos no como un acto de legítima defensa ante la agresión sufrida por la policía a manos de ciudadanos armados, tal y como se difundió en su día la noticia, ¿lo recuerda, don Rodolfo?, sino como un asesinato injustificable de obreros indefensos que salían atropellándose de la iglesia de la que estaban siendo desalojados con gases para ser ametrallados desde fuera. Aunque injustificable no sería un término válido para todos, esto decía don Manuel en el año 2003 con respecto a aquellos crímenes: “No puedo decirle que la actuación fue excesiva en aquellos momentos, fíjese cómo han actuado ahora los rusos en el teatro Dobrovka”. Se refería al asalto por parte de las tropas rusas de aquel teatro donde murieron 39 terroristas y 129 de los rehenes que tenían secuestrados. Que hubiera actos más sanguinarios que los que se producían durante su ministerio le eximían de toda responsabilidad, por lo visto.

De aquel tiempo viene una frase que pronunció Martín Villa para relativizar los asesinatos de las fuerzas del orden: “Lo nuestro son errores, lo suyo son crímenes”. Se refería a ETA, todo era ETA, todos eran ETA y todo lo justificaba ETA. Eran laxas las conciencias de los chicos del régimen. En fin, no se trata de mirar hacia atrás con ánimo de venganza, como replican periodistas que, sin embargo, nos recuerdan constantemente los crímenes de Stalin, sino de hacer justicia para que la Historia tenga coordenadas.

Yo no era el ministro”, dice. Es cierto era su compañero de fatigas don Manuel Fraga Iribarne, presidente fundador del partido que hoy nos gobierna hasta su muerte y recordado por la mayoría de los representantes de los partidos del arco parlamentario como arquitecto de nuestra sistema democrático y padre de la Constitución. Yo, como digo, no estoy de acuerdo.

Apela nuestro recién nombrado ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, a la ley de amnistía ignorando que no es incompatible con la investigación de los hechos. Imagínese que es inocente, no se le puede amnistiar. Primero se investiga, luego se juzga y, si ha lugar, se amnistía al condenado, pero para poder aplicarle la ley, primero hay que hacer una instrucción y saber qué ocurrió en aquel tiempo que usted, señor ministro, dice que hemos superado. Usted, seguro. Hubo muchos que superaron aquello el mismo día, pero yo no. Y le ruego que no generalice. No habito en el rencor, pero no quiero superar aquellos crímenes, toda aquella basura. Es una cuestión de conciencia, de respeto, de memoria a aquellos que con su sangre nos trajeron la democracia, no fueron los que portaban las armas. Tampoco los que les daban las órdenes y les encubrían para mantener sus privilegios y medrar en aquel sistema corrupto.

Nadie fue investigado ni condenado por aquellos hechos. Cuarenta años después nos dicen que tampoco se puede. Hablemos pues de Maduro y de la Ley Mordaza de Ecuador.

Tras Berlín proliferan los muros de la vergüenza, por Vicky Peláez

Posted in EEUU, Geopolítica, Israel, Opinión, Palestina, Rusia, Ucrania, UE on 18/11/2014 by athelvok

Vicky Peláez

13:02 13/11/2014
Vicky Peláez

Los muros fronterizos son un reflejo del miedo de los pueblos y una forma de hacer geografía que fomente en primer lugar la violencia (Yves Lacoste)

Los actos de conmemoración por el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín hicieron olvidar por un momento a los europeos, en especial a los alemanes, los estragos de la recesión que está afectando a la Unión Europea (UE) pues estaban contagiados por la euforia del triunfo que terminó con la división de Alemania aquel histórico 9 de noviembre de 1989.

En su discurso de conciliación, la canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que “el ser humano puede cambiar el mundo para mejor” y sin violencia. Y que la “experiencia de Berlín envía un mensaje de confianza en que se podrán tumbar también otros muros”.
Lo que evitó decir la líder del partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) fue que la unificación de su país y el desmantelamiento del campo socialista no solamente no terminaron con la división del mundo sino lo fragmentaron aún más y uno de los ejecutores principales de este proceso diseñado por EEUU ha sido Alemania.

Llamando a Irak, Siria y Ucrania a derribar los muros, Angela Merkel evitó mencionar que después de la caída del Muro de Berlín el mundo se llenó de vallas y muros y que actualmente Alemania está auspiciando la construcción de un muro como el que hubo en Berlín en la frontera entre Ucrania y Rusia.

Tampoco aclaró que la unificación no fue una integración de iguales sino una absorción voluntaria de la Alemania socialista por la capitalista imponiéndose valores políticos, sociales y económicos occidentales. Fue un proceso difícil, penoso y costoso.

Según un estudio de la Universidad Libre de Berlín, la reunificación ha costado dos millones de millones de euros y hasta ahora no se ha podido erradicar las diferencias económicas entre el este y oeste. El Instituto de Estudios Económicos de Berlín (DIN) publicó hace poco un ensayo donde indicó que en 2005 el índice de desempleo en la Alemania del este era 20, 6 por ciento y actualmente es de 9,1 mientras en el oeste es de 5,8 por ciento. Cada alemán occidental tiene un patrimonio de 183.000 euros mientras que los alemanes del Este disponen en promedio de 67.400 euros por ciudadano.

La razón principal para la construcción del Muro de Berlín en 1961 por la República Democrática de Alemania (RDA) era de orden político ideológico casi igual como la causa de su desmantelamiento 28 años después con un agregado geopolítico.

El 12 de junio de 1987 el presidente Ronald Reagan pronunció ante la puerta del Brandenburgo su ya legendaria frase: “Señor Gorbachov, derribe el muro, señor Gorbachov, abra la puerta”. El ministro de Relaciones Exteriores de la URSS, Eduard Shevardnadze y el presidente Mijaíl Gorbachov ya estaban listos para cumplir lo pactado con Reagan, sin embargo lo impedía hacer el líder de la RDA, Erich Honecker.

En realidad, los primeros ensayos con las “revoluciones a colores” comenzaron en Alemania en forma de un bien organizado descontento popular, desórdenes y una fuga masiva de alemanes. Honecker fue destituido, se refugió en la embajada de Chile, posteriormente fue detenido y exiliado a Chile, país que acogió miles de chilenos para salvarlos de las garras del régimen de Pinochet. Allí murió en 1994.

Después de la caída del Muro de Berlín en 1989 nadie imaginó que la saga de los muros seguiría adelante pero así resultó y en los años posteriores, en diferentes rincones del mundo fueron edificados varios muros llamados por el ex alcalde social demócrata del Berlín Oeste, Willi Brandt, el “Muro de la Vergüenza”.

El presidente Bill Clinton, inspirado en la experiencia de la RDA, decidió aplicarla en los EEUU  y así construyó en 1994 una gigantesca valla sofisticada en la zona de Tijuana para regular el flujo de migrantes indocumentados. En 20 años este muro ha crecido hasta 400 kilómetros abarcando los estados de California, Arizona, Nuevo México y Texas.

Posteriormente en el 2006, el presidente George W. Bush firmó la Ley de la Frontera Segura para la construcción en la frontera con México de un muro más sofisticado de 1.126 kilómetros. El gobierno de Barack Obama puso en marcha este proyecto edificando en el 2013 una valla de 1.078 kilómetros que le costó 2,4 mil millones de dólares, gastando además otros mil millones en el muro virtual. Sin embargo ni estas medidas, ni 22.000 guardias fronterizas han detenido el flujo de los inmigrantes indocumentados que entran a EE.UU. en un promedio de 500.000 personas al año expuestos a todo tipo de peligros en búsqueda de un futuro mejor.

De acuerdo a la Organización Internacional de Migración, 6.000 personas murieron en la frontera México-Estados Unidos desde el año 2000 y, en total, desde 1994  más de 10.000 han muerto. Pero en los últimos 20 años nadie sabe exactamente cuántos seres humanos simplemente desaparecieron en los desiertos fronterizos.

La diferencia con el Muro de Berlín en este aspecto es abismal, pues según el Centro de investigación Histórica de Potsdam, durante los 28 años de existencia del Muro de Berlín unas 136 personas perdieron su vida tratando de refugiarse en la parte oeste de la ciudad.

El otro país aficionado al Muro de la Vergüenza es Israel. La barrera israelí de Cisjordania de 721 kilómetros, de los cuales 409 kilómetros ya están construidos, consiste en un sistema de vallas alambradas y de un muro de hormigón de 7 metros de altura. La barrera está construida de tal forma que según la Autoridad Palestina, “deja a los territorios palestinos como islas flotantes en el mar de las colonias israelíes, algo parecido al queso suizo, por todos sitios agujereado. De esta forma se evita el establecimiento del Estado Palestino”.

Israel justifica la existencia de este muro como una necesidad vital para proteger su población de los ataques terroristas. Sin embargo, la realidad es diferente. Tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania hay abundantes recursos hídricos y energéticos. En la Franja de Gaza existen dos yacimientos de gas que ya está explotando British Gas (BG) para el uso exclusivo de Israel durante 30 años. Su valor es más de cuatro mil millones de dólares.

En Cisjordania están ubicados el Acuífero de la Montaña y el Acuífero del Oeste, siendo el último el más importante en la región cuya capacidad es de 36 millones de metros cúbicos. Mientras Israel consume el 90 por ciento de su capacidad, a los palestinos les toca menos de un 10 por ciento. De acuerdo a la Organización Mundial de Salud (OMS), la cantidad mínima para el consumo humano debe ser de 100 litros por habitante al día. Resulta que los palestinos, dueños de acuíferos consumen entre 30 a 78 litros por persona al día, mientras que los habitantes de Israel disfrutan de 350 litros.

Las razones geoeconómicas están detrás de la construcción por Marruecos de un muro de 2.720 kilómetros en Sahara Occidental en cuyo territorio están ubicadas las minas fosfatos más grandes del mundo. También la fachada atlántica de Sahara occidental se considera una de las regiones más ricas del planeta en pesca. Si agregamos sus posibles yacimientos de petróleo estaría claro las razones de la valla que edificó Marruecos con la anuencia de las grandes potencias.

A medida que el neoliberalismo avanza se incrementa cada vez la posibilidad de crear unos nuevos muros utilizando diferentes pretextos según la imaginación de los gobernantes. El presidente Poroshenko de Ucrania sueña con construir un nuevo Muro de Berlín en la frontera con Rusia con el dinero de Alemania dizque para protegerse del “imperialismo de Putin”. Por otro lado las autoridades locales de Eslovaquia han edificado 14 muros para aislar a los barrios gitanos.

Al paso que vamos  se aleja más el día de un mundo sin fronteras y sin muros de la vergüenza.

RIANovosti

Estados Unidos: Acomodamiento con China; colisión con Rusia, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, Asia, BRICS, China, Economía, EEUU, Europa, Geopolítica, Occidente, Opinión, Rusia, Ucrania, UE on 16/11/2014 by athelvok

 

Foto

El president Barack Obama, un paso atrás del mandatario chino Xi Jinping, arriba a la reunión del G-20 en Brisbane, Australia. Foto Ap

Se fractura Eurasia, inmenso territorio que se extiende de Europa hasta Asia, de casi 53 millones de kilómetros cuadrados –más de la tercera parte de la tierra firme del planeta– y donde habitan 66 por ciento de los habitantes terráqueos.

En la parte oriental de Eurasia se gesta un reacomodo entre China y Estados Unidos –superpotencia extra-eurasiática–, mientras que en su parte occidental –desde el Mar Negro/Medio-Oriente hasta el Atlántico Norte, y que quizá incluya su apéndice geopolítico del Golfo de México, donde empiezan a sobrevolar los bombarderos nucleares rusos– se intensifica la ominosa colisión entre Estados Unidos y Rusia, que rememora la guerra fría geopolíticamente bipolar y climáticamente polar por su focalización en el Ártico.

Estados Unidos parece preferir los casi 9.6 milllones de kilómetros cuadrados y los más de mil 300 millones de habitantes de China a los poco más de 17 millones de kilómetros cuadrados y 142.5 millones de habitantes de Rusia –a la cual el vice-presidente Joe Biden vaticinó su muerte demográfica.

Estados Unidos se obstina, con su etéreo G-2, exclusivo para China, y desecha un G-3 con Rusia en la fase dramática de “15 días de ajustes (http://goo.gl/KrGG92 y http://goo.gl/wgbbx5)”.

El hawaiano Obama, educado en su adolescencia en Indonesia, implementa un elusivo G-2 regional que no se atreve a pronunciar su nombre en la zona Asia/Pacífico, mientras alienta la balcanización de Europa (fuck Europe, Victoria Nuland, asistente del Departamento de Estado, dixit) a expensas de la martirizada Ucrania con el fin de impedir el acercamiento de Alemania tanto con Rusia como con China y, de paso, fracturar el eje virtual Berlín-Moscú-Pekín como nuevo centro de gravedad de la geoestratégia del siglo 21 (http://goo.gl/G0Jq4B).

No pudo ser más ilustrativo el trayecto de las transcendentales cumbres de los 15 días de ajustes desde China –Cumbre APEC– pasando por Myanmar (la antigua Birmania/Burma) –Cumbres del Este de Asia y de Estados Unidos/ASEAN– hasta Australia, feudo de la anglósfera –Cumbre del G-20.

China, hoy la primera superpotencia geoeconómica global, que acaba de desplazar a Estados Unidos del primer sitial, dispone de 4 millones de millones de dólares en reservas de divisas, de las que carece Estados Unidos, y que puede invertir generosamente con sus vecinos del ASEAN (10 Naciones del Sudeste Asiático).

Según Shanghái Daily, China ofreció 20 mil millones de dólares en préstamos a los 10 países del ASEAN (http://goo.gl/g0z0mI). Hoy las bombas nucleares son bombas geoeconómicas.

En la APEC, el mandarín Xi brilló intensamente en su reacomodo con Estados Unidos (sumado atrás por la anglósfera), donde coincidieron en el acuerdo histórico sobre el cambio climático que entierra de facto el Protocolo de Kyoto –firmado por Clinton, pero sin ser aprobado por el Congreso de Estados Unidos por su elevado costo– y da pie al cronograma Lima/París en el lapso de un año.

En las dos cumbres de Myanmar, Estados Unidos no obtuvo los resultados deseados y su barómetro lo representan las imprecaciones estadunidenses sobre el lento avance de las reformas democráticas de su anfitrión. Léase: Myanmar desea sostener relaciones cordiales con Estados Unidos, pero no a expensas de su vecino terrestre, China, ni de su otro vecino marítimo, India.

Más allá de los ditirambos de la prensa anglosajona sobre el triunfo descolgado por Obama en la APEC –que prácticamente dan a entender el asentamiento del condominio de un G-2 secreto–, siguen fluyendo diversas interpretaciones como la oficial de Alemania, de la Deutsche Welle (DW), y la propia de los chinos.

Según Frank Sieren, columnista de DW, los países asiáticos se reafirman en la APEC y la más importante lección es que de ahora en adelante los asiáticos desean resolver sus problemas por si mismos sin la ayuda de Occidente (http://goo.gl/dO61oM).

Los símbolos pesan: el mandarín Xi colocó a su derecha a Vlady Putin en la foto oficial de la Cumbre de la APEC, mientras el presidente ruso se excedía en caballerosidad para abrigar con su saco a la influyente esposa del presidente chino.

Obama fue colocado a la izquierda a cuatro lugares distantes del mandarín Xi que situó al presidente indonesio dos lugares antes.

Sieren comenta que los estadunidenses tienen sentimientos encontrados sobre el acercamiento de Japón y China cuando acercarse a China también significa alejarse de Washington. Señala que también Sudcorea, otro supuesto aliado de Estados Unidos, se ha acercado a relaciones más cálidas con Pekín.

Agrega un comentario rudo: en la cumbre de la APEC de 21 países, Estados Unidos no ocupa más el centro del escenario, ni aún en la foto oficial cuando Estados Unidos no es más el indiscutible centro de poder mundial.

A su juicio, los 21 países de la APEC acordaron la propuesta china de un Acuerdo de Libre Comercio del Pacífico y rechazaron la de Estados Unidos (Nota: el polémico TPP) que excluye a Rusia y China.

El lanzamiento por China del Banco de Inversiones de Infraestructura de Asia (AIIB, por sus siglas en inglés), con un capital inicial de 50 mil millones de dólares, hace a los países asiáticos menos dependientes de Occidente.

A los militares de Estados Unidos no les gustó el ascenso irresistible de China en la Cumbre de la APEC. El general retirado Wesley Clark y anterior Comandante Supremo de la OTAN, en un artículo para el NYT, refirió que la política de diálogo constructivo de Estados Unidos con China ha fracasado y que ya era tiempo de ser realistas al respecto (http://goo.gl/oaiSU7).

Global Times, rotativo oficioso de China que le sigue dando vuelo a los BRICS, afirma que “Washington ya no puede hacer más reglas por sí solo (http://goo.gl/owfc2p)”.

El rotativo chino responde tangencialmente a un artículo del general Dennis C. Blair, anterior jefe del Comando del Pacífico de Estados Unidos, quien aduce que un acuerdo TPP establecerá el liderazgo de Estados Unidos y Japón en la región Asia/Pacífico (http://goo.gl/wPjZjB).

Pues resultó que el espectacular acercamiento de Japón a China parece haber dejado a los militares de Estados Unidos colgados de la brocha.

El feroz comentarista Pepe Escobar aduce que las elites de Washington/Wall Street no tienen absolutamente la intención de permitir un mínimo de multipolaridad y lo que queda es el caos –lo cual aborda en su reciente libro Imperio del caos” (http://goo.gl/BJHJHJ).

A juicio de Escobar, Rusia tiene la carta triunfadora por ser un poder euroasiático cuando opera el nacimiento del siglo euroasiático.

Al inicio de la cumbre del G-20 en Brisbane, la anglósfera (Gran Bretaña/Canadá/Australia), con Estados Unidos, linchó retóricamente a Putin, quien ha sido anatemizado por la prensa anglosajona que propala su fuga precipitada después de haber sido supuestamente regañado por Occidente (sic) (http://goo.gl/MIyJMc), como si tres países de la anglósfera, sumados de Estados Unidos y hasta de los dubitativos europeos –que serían un total de 8 de los 20– constituyera la aplastante mayoría.

En espera de resultados de la sobre-extendida, cuan desenfocada agenda del G-20, Australia –con su poco diplomático primer ministro (http://goo.gl/xGedMR)– abusa de su anfitrionía para fracturar a Eurasia y empujarla a una nueva guerra fría: error fatal de Occidente, según el nonagenario Kissinger (http://goo.gl/qbNEk9), lo cual es mucho decir.

LaJornada

Colisión de dos cosmogonías mercantilistas: EU vs China, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, Asia, China, Economía, EEUU, Estafa, Occidente, Opinión, Rusia on 12/11/2014 by athelvok

 

Foto

Los presidentes de China, Xi Jinping, y de Estados Unidos, Barack Obama, en Pekín, donde participarán en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. Foto Ap

Empezaron en China los impactantes ajustes de 15 días del nuevo orden del G-3 geoestratégico, que no se atreve a pronunciar su nombre (http://goo.gl/94Tb2w).

Voice of America reconoce que, pese a las tensiones, China otorga a Obama una bienvenida cálida (http://goo.gl/5F3exZ).

El alicaído Obama inició su periplo asiático en Pekín con un discurso muy trillado, que ya no convence ni a sus ciudadanos, sobre ajenos derechos humanos-libertad-democracia, de los que se hace de la flagrante vista gorda con su aliado neoliberal de México.

Obama piensa usar todas las plataformas de las trascendentales cumbres asiáticas para impulsar su proyecto, muy polémico, de la Asociación Transpacífica (TPP, por sus siglas en inglés), que en forma anómala no incluye a China, que lo juzga como un diseño geopolítico, mediante armas mercantilistas, para su contención, sino, de su alucinante exclusión regional.

La embajada de EU en Pekín sirvió para que Obama aleccionara a 11 países vasallos sobre las supuestas bondades del diseño unilateral del TPP, que favorece a sus trasnacionales.

Fue inevitable que Obama no saludara al grotescamente exorcizado Vlady Putin, con quien se reunirá oficialmente en la próxima cumbre del G-20 en Brisbane (http://goo.gl/ovlm8n), mientras Rusia sea una potencia nuclear euroasiática de primer orden.

A juicio del rotativo galo Le Figaro, Xi Jinping coloca a China en el centro del sueño Asia-Pacífico al desafiar (sic) de manera aterciopelada (sic) a EU y su proyecto de integración económica regional (el TPP polémico y hiératico, ergo antidemocrático, según Wikileaks).

China se posicionó en el centro de un nuevo orden asiático y el mandarín Xi invitó a los participantes de la cumbre de la APEC a realizar el sueño Asia-Pacífico para los pueblos de la región.

Le Figaro juzga que el proyecto de Obama del TPP sufre abiertamente la competencia de la cosmogonía más armónica de China (http://goo.gl/rs3Ihw).

El TPP es hoy un diseño desfalleciente que constituye una extensión transasiática del neomonroísmo regional de la Alianza del Pacífico, a la que pertenecen los subyugados Chile, Perú, Colombia y el castrado México neoliberal itamita, éste cada vez más absorbido al esquema de América del Norte (pero sin mexicanos).

Hasta Edward Luce, del Financial Times, uno de los máximos portavoces de la anglósfera, juzga que “China no es refugio para las aflicciones de Obama (http://goo.gl/1YyqcB)”.

Durante el Foro de la Cuenca del Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés), el mandarín Xi lanzó en forma oficial la Zona de Libre Comercio de Asia-Pacífico, que naturalmente no goza de la aprobación de Obama.

El mandarín Xi juega estupendamente al hipercomplejo go (ajedrez chino) con dos anuncios espectaculares que impactarán tanto en la geoenergía como en las geofinanzas: cierra el trato con Rusia para el segundo tramo de otro gasoducto que le blinda de los piratas del estrecho de Malaca, cuyas operaciones se realizarán exclusivamente en yuan, la divisa ascendente del nuevo orden multipolar en curso, y conecta las bolsas de Shanghai y Hong Kong (la primera plaza financiera global, de acuerdo con el ranking del Índice de Desarrollo Financiero), lo cual disparó las acciones de China en los pasados 3 años (http://goo.gl/QJBzLL).

Lo que pierde Rusia en la bolsa y con su divisa podrá recuperarlo ulteriormente en el binomio bursátil Shanghai-Hong Kong, lo cual significa un tremendo golpe a la hegemonía bursátil de la City en Londres y Wall Street.

Obama, quien llega derrotado domésticamente a su periplo asiático –de enorme relevancia para el futuro de EU–, anunció una nueva política de otorgamiento de visas de turismo y negocios con un límite de 10 años para los ciudadanos chinos (http://goo.gl/5qrYXn).

Hoy los nuevos turistas a cortejar son los chinos, quienes dejarán una derrama de 85 mil millones al año en EU.

En mi entrevista al Shanghai Daily aduje que el escándalo de la licitación del tren chino a Querétaro, desde el punto de vista geoeconómico, es la consecuencia de la colisión de las dos cosmogonías entre Obama y Xi, cuando el México neoliberal itamita operó en forma esquizofrénica, sin contemplar su incrustación al regionalismo tripartita de Norteamérica (pero sin mexicanos).

La cumbre de la APEC acordó un arreglo anticorrupción que cierra la puerta a los fugitivos económicos foráneos, también firmado por Peña en forma conspicua.

Cabe señalar que el mandarín Xi ha hecho de la lucha anticorrupción uno de los pilares de su gobernabilidad (http://goo.gl/Sf2fTV).

Algunas personalidades de la anglósfera, como el anterior premier australiano Bob Hawke –uno de los turiferarios de la APEC–, reclaman un G-2 para el curso de la transformación del orden estratégico regional, que deberán acordar a China una mayor posición sustancial y que incluya un papel de liderazgo sustancial para EU. Insiste la anglósfera en aislar a Rusia de un G-3 geoestratégico ineludible (http://goo.gl/Z5jtjg).

China se coloca motu proprio en el asiento trasero de Rusia en su contraofensiva en el mar Negro-Medio Oriente, mientras Moscú le imita ubicándose detrás de Pekín en su armonía asiática, lo cual se subsume en la nueva ruta de la seda, que va de Chongqing hasta Alemania, pasando por Asia central y Rusia (http://goo.gl/YkQFp6). ¿Reparto sincrónico de roles de Rusia y China?

China no acepta más la supremacía de EU en el nuevo orden regional emergente en la región asiática –del que Rusia forma parte, aunque en forma menos preponderante, en la zona del eje Kamchatka-Vladivostok.

El grave defecto del G-2 de Brzezinski –alianza entre China y EU para repartirse el mundo, http://goo.gl/Qv3vA1– es que no toma en cuenta la compenetración cada vez más profunda entre China y Rusia, a la que la anglósfera busca exorcizar en forma absurda de la Vía Láctea.

A estas alturas, ¿puede China desprenderse de Rusia, de la que depende tanto de su nuevo abastecimiento energético gasero como de su panoplia militar nuclear, quizá a cambio de la primacía del yuan (por encima del atribulado rublo), y de la conectividad de Moscú binomio bursátil de Shanghai-Hong Kong?

Es tan insensato pretender excluir a Rusia de Europa y Asia como intentar hacer lo mismo con EU en otras regiones del planeta.

El grave inconveniente radica en acomodar a EU, que viene de una unipolaridad aberrante, en un G-3 con Rusia y China.

Lo real es que Asia se escapa a la hegemonía de EU, hoy en declive, y no tiene más remedio que reconocer la ascendencia irresistible del “sueño chino ( China’s dream)”, mucho más atractivo por su ausencia de pontificaciones e injerencismos mesiánicos insustentables basados en los mitos del Destino Manifiesto y el excepcionalismo del pueblo elegido por la Providencia.

No creo que los geoestrategas de Rusia y China vean algún inconveniente para que EU sea el primus inter pares, siempre y cuando cese su injerencismo y se le olvide pontificar a civilizaciones milenarias de 6 mil años, como China, cuando EU es de reciente creación, del siglo XVIII.

LaJornada

9-N, “Escolta, Espanya”, por Jaime Pastor

Posted in Historia, Opinión, Política, Sociedad on 12/11/2014 by athelvok

10 nov 2014

Jaime Pastor
Profesor de Ciencia Política de la UNED y autor de Cataluña quiere decidir, Icaria, 2014

El acontecimiento vivido en Catalunya este domingo ha sido un ejercicio de participación democrática y de desobediencia masiva, alegre y festiva, frente a un Estado y un gobierno que, como ha escrito Suso de Toro, han hecho el ridículo ante el mundo anunciando, primero, que la consulta no se iba a celebrar y, luego, ante el hecho consumado, que era “antidemocrática, inútil y estéril”. Un ridículo que puede ser mayor si, respondiendo a la presión electoralista de UPyD, se les ocurre recurrir al Código Penal para criminalizar a los promotores.

Es cierto que esta consulta “alternativa” no ha sido la que, por culpa del gobierno y del Tribunal Constitucional, estaba prevista inicialmente con todas las garantías democráticas y que ha contado con el boicot de fuerzas y sectores sociales catalanes partidarios del doble No. Pero también lo es que el grado de participación alcanzado (2.305.290 personas) y el eco mundial que ha obtenido este acto “ilegal” no tienen precedentes en Europa. Todo esto le da un valor simbólico enorme y obligará sin duda a que sea materia obligada dentro de la agenda de la Unión Europea, pese al autismo que sigue mostrando el gobierno de Rajoy, ya que se ha convertido en un factor añadido de inestabilidad política y de “prima de riesgo” en la eurozona.

Por eso viene a cuento el viejo poema de Joan Maragall de 1898 que empezaba así: “Escolta, Espanya –la veu d’un fill que et parla en llengua castellana”, y concluía con “Adèu, Espanya”. En aquel entonces, tras la caída del Imperio en Cuba, Filipinas y Puerto Rico, era un catalanismo emergente el que se ponía en marcha frente a un nacionalismo español mayoritario que se haría cada vez más conservador, reactivo y militarista hasta que llegó la Segunda República y entonces ya era la “cuestión catalana” la que hubo que encarar abiertamente, no sin tensiones. De ahí nació un recortado Estatut de autonomía que pronto se vería frustrado  por la derecha católica y, luego, por  el franquismo.

Más tarde, la “Transición” significó un nuevo punto de partida pero pronto, después del 23F de 1981, se vio que a los dos grandes partidos, como ha recordado Bartolomé Clavero, solo les interesaba reafirmar la primera parte del artículo 2 de la Constitución sobre la “indisolubilidad e indivisibilidad de la nación española”, dejando en el cajón el desarrollo del término “nacionalidades”. Ahora, una vez agotada la “tercera vía” que quiso ser el Nou Estatut, y ante el agravio comparativo que genera una crisis económica convertida en pretexto para la recentralización política por parte del PP, es ya un demos con vocación de sujeto soberano propio el que se afirma en Catalunya frente a un régimen decadente al que, incontestablemente, le ha ganado la partida en este “día histórico”, como han tenido que reconocer el líder de Ciutadans o Francesc de Carreras, entre otros. No cabe sorprenderse, por tanto, de que el independentismo encuentre cada vez más apoyos.

Ante ese panorama no es posible seguir ya con la política del avestruz desde el Estado y la sociedad española. De la respuesta que se dé al clamor mayoritario en Catalunya a favor de su derecho a decidir depende también el futuro de este Estado y de una idea de España que no trate a aquélla como “parte de su cuerpo” sino de igual a igual. Porque solo así se podrá llegar a establecer libremente una nueva relación de vecindad, ya sea federal, confederal u otra y evitar un, ya definitivo, “Adèu, Espanya”.

Afortunadamente, soplan vientos de cambio en la política española y el ciclo electoral de 2015 anuncia el comienzo del fin de este régimen corrupto cuyas elites, sin escrúpulo alguno para modificar la Constitución y “ceder” soberanía a los mercados financieros y la troika, continúan por el contrario aferrándose a la concepción esencialista de la nación española inscrita en ese texto “sagrado”.

Esperemos, pues, que las nuevas fuerzas ascendentes en el Estado español sepan escuchar esta vez el mensaje que llega desde Catalunya y se comprometan, ya desde ahora, a reconocer no solo la realidad plurinacional de este Estado sino también a apoyar lo que allí se decida. En todo caso, la historia también nos enseña que incluso esas promesas, como ocurrió con Azaña y los republicanos españoles en la II República, primero, y luego con el PSOE y el PCE en la “Transición”, pueden verse incumplidas en nombre del “sentido común” dominante (o sea, de lo que digan los “poderes fácticos” de ayer y de hoy). Por eso la única garantía de que el movimiento soberanista-independentista no se vea de nuevo defraudado es que siga adelante en su desafío democrático, desbordando cuando sea necesario el marco de la legalidad vigente y buscando la convergencia con los pueblos del Estado español que también están reclamando su derecho a decidir y su soberanía. En ese camino esperemos que también puedan librarse del control que sobre ese movimiento va a querer ejercer una CiU dispuesta a “refundarse”, queriendo así hacer olvidar que también sus dirigentes forman parte de “la casta” corrupta y han estado en la vanguardia de las política neoliberales.

Público

Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.