Archivo para mayo, 2014

Devra Davis, epidemióloga: “Los teléfonos móviles se deben tener lejos del cuerpo”

Posted in Enfermedad, Tecnología on 31/05/2014 by athelvok

Antes de comenzar su conferencia, Devra Davis, una de las expertas en prevención del cáncer más reconocidas en el mundo, sostiene un juguete para bebés en sus manos. Es un rasca encías que en la mitad tiene un espacio rectangular en el que encaja perfecto un iPhone.

“¿Para qué necesita un bebé un sonajero en el que pueda llevar su celular? ¿A qué extremos estamos llegando y cómo estamos exponiendo a nuestros niños”, cuestiona.

Davis es una de las científicas que más ha investigado la radiación de los teléfonos celulares y su efecto en la salud. Es doctora en ciencias de la Universidad de Chicago y posdoctora en epidemiología en la Universidad Johns Hopkins. Actualmente da clases en el Instituto de Cáncer de la Universidad de Pittsburg (EE. UU.).

En su reciente libro Disconnect, reconocido por la revista Time como una de sus mejores publicaciones, ofrece evidencia científica sobre los efectos de la radiación de los celulares en las células cerebrales.

Por ejemplo, argumenta que las personas que usan celular por más de 30 minutos al día, en promedio, durante 10 años, tienen un riesgo doble o más alto de contraer cáncer en el cerebro.

También sostiene que niños y jóvenes son los más afectados, debido a que las ondas de telecomunicación se absorben más durante el desarrollo cerebral. La revista IEEE Transactions on Microwave Theory and Techniques comprobó cómo en niños de 5 y 10 años la absorción es más profunda que en adultos.

Estudios realizados por la Escuela de Asuntos Ambientales de la Universidad de Bloomington (EE. UU.) y la Universidad de Campinas (Brasil) han compilado investigaciones que relacionan las radiaciones de baja frecuencia con daños oxidativos en las células, publicados en la revista Oxidants and Antioxidants in Medical Science.

“No tenemos pruebas definitivas de riesgo en relación a muertes, como los tenemos con el tabaco, pero debemos hacer algo por prevenir desde ya a la sociedad”, afirma.

En 2011, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) clasificó las radiaciones electromagnéticas de los teléfonos celulares como posiblemente cancerígenas para los humanos, basada en un aumento del gliobastoma (tipo de cáncer maligno de cerebro).

Sin embargo, otros estudios como el del Instituto de Epidemiología de Copenhague en ese mismo año, que incluyó a 350 mil personas mayores de 30 años, entre las que había usuarios de móviles y otras que nunca habían tenido acceso a los celulares, concluyó que no existe conexión entre las radiaciones y algún tipo de cáncer, según se publicó en la revista British Medical Journal.

En conversación con EL TIEMPO, la investigadora explica cómo actualmente la industria de telecomunicaciones afronta esta polémica y cómo la clave no está en dejar de usar celulares sino en alejarlos del cuerpo. “La distancia es tu amiga”, enfatiza.

¿Son o no nocivos los celulares para la salud?

No hay evidencia científica definitiva de que lo sean o no. Pero he trabajado por más de 35 años en investigación. Esperamos demasiado para actuar en contra del tabaco, del asbesto, de la terapia de reparación de hormonas.

Se demoraron mucho tiempo logrando que las ratas o los perros fumaran para probar que el tabaco sí producía cáncer de pulmón, aun cuando se sabía desde el siglo XIX que era un causante.

Hoy, la mayoría del mundo está usando celulares, en especial los niños, y no hay estándares para su uso. Por eso, mi posición es que aunque no tenemos pruebas definitivas de riesgo en relación a estadísticas de mortalidad, como los tenemos con el tabaco, hay que empezar a prevenir.

Nuestra civilización ha madurado y se ha hecho más sofisticada, como para dejar de insistir en que los muertos son la única prueba que debe existir.

Pero entonces, en relación con los celulares, ¿qué pruebas existen?

En el caso de los celulares sí tenemos evidencia de peligro. Cada estudio que se ha hecho, bien diseñado, con grupos de personas que han utilizado los celulares con frecuencia durante los últimos 10 años o más, y que lo han comparado con gente que no lo ha hecho, han encontrado que hay un riesgo doble o más alto de contraer gliobastoma, incluso cuando el uso ha sido moderado: solo de media hora al día en promedio durante una década. Es algo común, lo que consumen hoy la mayoría de personas.

También tenemos evidencia científica en cultivos de células. Si tomas las células neuronales de un cerebro inmaduro, realmente son muy sensibles a este tipo de radiación; si tomas linfocitos maduros, que son células más viejas, no responden de la misma manera.

Específicamente, ¿cómo afecta la radiación de los celulares a las células del cuerpo?

Hay que ser claros: la radiación ionizante directamente daña los nucleotipos que mantienen al ADN junto, porque rompe estos vínculos. Aunque la radiación de los celulares no hace esto de esa manera, sí causa daño porque interfiere en la resonancia de la célula y debilita las membranas, lo que perturba la regulación de las células.

¿Con qué enfermedades se relaciona la radiación de los celulares?

Se ha encontrado que los hombres que usan teléfonos celulares de 2 a 4 horas al día tienen un 30 por ciento menos de espermatozoides que los que no los usan. Se ha demostrado que aumenta el cáncer de cerebro; también, un tumor en la zona del oído conocido como neuroma acústico, y además se relaciona con un raro tumor en la mejilla conocido como tumor de la parótida. En Israel, uno de cada cinco casos de esta enfermedad se presenta en personas de menos de 20 años.

¿Por qué a esta edad?, ¿cuál es la población más afectada por la radiación de los celulares?

El cerebro en desarrollo absorbe más radiación que el que ya está maduro. Estudios hechos por la industria demuestran mayor absorción de la radiación electromagnética en niños de 5 años, en comparación con los de 10 o un adulto. El doctor Om. P. Gandhi, quien realizó esta investigación, dejó de recibir patrocinio para sus proyectos tras la publicación de esta. Hacemos esfuerzos por cuidar el desarrollo cerebral en los niños; les damos cinturones de seguridad, cascos para cuando montan bicicleta… y jamás les daríamos un trago de whisky o un cigarrillo; ¿entonces, por qué les damos un celular cuando tenemos evidencia? En 2011, la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró la radiación de los celulares una posible causa cancerígena en la misma categoría que el DDT, uno de los plaguicidas más usados en el mundo para el control de mosquitos.

Entonces, según su visión, no se deben usar celulares. ¿O cómo debe ser el uso?

Yo no le estoy diciendo a la gente que no use celulares. Los celulares pueden salvar vidas y han mejorado nuestra habilidad para responder a las emergencias. Pero el 90% de la banda ancha en el mundo lo está utilizando el 10% de la población, y la están empleando para juegos, pornografía y videos. Desde el punto de vista de la industria, es una gran respuesta de consumo, pero tenemos que preguntarnos si esto es realmente lo que necesitamos hacer: ¿es necesario tener al lado de las ventanas de nuestro cuarto una gran antena para que todo el mundo pueda bajar una película? Por ejemplo, en Suiza es imposible vender un celular si no viene con auriculares; lo mismo, en Israel. Los audífonos reducen la exposición. El concepto es simple: la distancia es tu amigo. Sin importar qué tipo de celular que se tenga, no se debe portar en los bolsillos.

En Colombia el debate se concentra en la ubicación de las antenas, más que en el uso de los celulares. ¿Qué efecto tienen estas en la salud?

No es cuestión de que se ubiquen o no las antenas, sino que necesitamos que sean mejor diseñadas. Tendrían que haber más, pero más pequeñas y menos potentes. Por ejemplo, el gobierno Suizo y la industria telefónica, que tiene altos estándares de calidad, tienen de 100 a 1.000 antenas menos que Colombia. El software y el hardware tienen que estar de la mejor calidad y de la forma más segura. Actualmente así no se construyen. El gran problema es la ignorancia.

¿Cuáles son los obstáculos para hacer masiva esta información?

Yo he publicado casi 200 artículos científicos al respecto y 11 libros técnicos, pero no hice ninguna diferencia. Si vamos a cambiar la salud pública, hay que prevenir el cáncer; tenemos que parar de debatir si tenemos o no las pruebas suficientes y empezar a tomar pasos para disminuir nuestra posición. La razón por la que no tenemos casi progreso es porque la gente es ignorante, y mi trabajo es transferir este tema que me tomó siete años comprender. Las personas que instalan esas torres no saben nada de salud; lo que ellos quieren hacer es lograr que la señal sea la más fuerte de todas y hacerse más ricos.

Usted compara los efectos de las tabacaleras con los del sector de telecomunicaciones. ¿Qué opina de los esfuerzos de esta industria?

Creo que esta industria está dividida. Hay quienes me hablan y toman nota de mis advertencias; otros no. Yo doy conferencias en Stanford, en Sillicon Valley, y me pregunto por qué ellos, que son los grandes de la tecnología, no les dan celulares a sus hijos y los envían a las escuelas Waldorf, donde no tienen contacto con los computadores hasta que cumplen 12 años, y por qué no tienen ningún problema en hacer dinero a costa de otros niños.

¿Usted utiliza el celular?

Cuando empecé a escribir de este tema tenía tres. Andaba como un vaquero con dos en cada bolsillo. Era muy entusiasta con las tecnologías, y todavía lo soy. Utilizo celular, pero ahora mi equipo está en mi bolso en modo avión, excepto cuando quiero llamar a alguien. Yo reclamo mi espacio.

Insurgente

Anuncios

¡Estalló la burbuja del gas/petróleo shale en EU!, según EIA, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, Economía, EEUU, Estafa, Fracking, Gas esquisto, Opinión on 28/05/2014 by athelvok

 

Foto

Una calcomanía –con la leyenda “bienvenidos al infierno” (hell en inglés)– en contra de la petrolera Shell fue pegada en un carro de la ciudad de Slaviansk, al este de Ucrania. Foto Reuters

Uno de los tres ejes de la reciente presentación de mi libro Muerte de Pemex y suicidio de México versa justamente sobre la burbuja del gas shale (esquisto bituminoso/grisú/pizarra/lutita), al unísono del verdadero tesoro en las profundidades del Golfo de México –genuina apoteosis geopolítica de Estados Unidos– y el cadáver de la producción de hidrocarburos en tierra firme/aguas someras del agónico Pemex.

Mientras el zar geoenergético global Vlady Putin descolgaba el acuerdo gasero histórico con el mandarín Xi Jinping, la Administración de Información de Energía de EU (EIA, por sus siglas en ingles) filtraba la debacle del gas/petróleo shale en su principal yacimiento en Monterey (California), que supuestamente constituía las dos terceras partes de todo el “petróleo shale” de las fuentes técnicamente recuperables de EU.

La dramática revisión de la EIA ahora calcula tales reservas californianas en solamente 4 por ciento de las estimaciones originales: ¡96 por ciento menos (así, con dos dígitos)!

El demoledor hallazgo de la EIA pospone a las calendas griegas la muy cantada independencia energética de EU ensalzada por los turiferarios bursátiles como la nueva Arabia Saudita del siglo XXI.

Le llueve sobre mojado a Barack Obama cuando pierde la batalla energética global frente a Rusia en Eurasia, Ucrania/Crimea y ahora en el propio EU, con la excepción notable del México neoliberal itamita, donde como nuevo Hernán Cortés se apodera del Golfo de México –cuyo nombre desean cambiar a Golfo de EU– gracias al entreguista espíritu de Toluca. Como reza el apotegma penal, a confesión de partes relevo de pruebas.

Chris Martenson, de Peak Prosperity, expone que “el milagro (¡supersic!) del petróleo shale desaparece: la formación Monterey fue degradada en 96 por ciento” .

Ni el sesgado Bloomberg, bursatilizado a ultranza, puede ocultar el desastre anunciado por la EIA.

En forma increíble, el shale de Monterey es degradado de 13 mil 700 millones de barriles (mdb) –proyecciones de 2012– a unos magros 600 mdb de petróleo recuperable.

Siempre advertimos sobre las cuentas alegres del boom potencial del gas shale y Martenson se mofa de las matemáticas simplonas, cuyas cifras miríficas ahora hay que ajustar a la baja: los ingresos por impuestos pasarán de 24 mil 600 millones de dólares a solamente 984 millones de dólares y los casi 3 millones de empleos se reducirán sustancialmente a solamente 112 mil empleos.

Ahora resulta que la geología subterránea es compleja (sic), sin contar que el petróleo extraído del shale viene con tremenda demanda de agua y daños ambientales, en infraestructura y en contaminación, según Martenson, a quien se le pasa por alto la producción de sismos, la exacerbación del calentamiento global por metano, la toxicidad de los escasos mantos freáticos y la inyección de sustancias químicas cancerígenas.

Lo mejor del sarcasmo de Martenson se centra en la razón por la cual la EIA mostró cifras abultadamente ridículas: se basó en las estimaciones de una infalible empresa privada (¡supersic!).

No tengo tiempo para hacer leña del bosque caído del neoliberalismo financierista que apadrinó aviesamente y sin juicio crítico la especulación de la burbuja del gas shale.

Según Martenson, el desastre de los activos del shale Monterey es un tremendo golpe específicamente a Occidental Petroleum, más ampliamente a los sueños (sic) de energía y el empleo de California, y a nivel nacional a los sueños de la energía de EU.

En fechas recientes ya no se entendía cómo Rice Energy gastaba cuatro dólares para ganar solamente uno en la extracción del gas shale.

Ante la debacle del gas/petróleo shale del mayor yacimiento en EU, ¿qué advendrá del noreste mexicano, en especial de la cuenca de Burgos, prolongación de Eagle Ford (Texas)? ¿El controvertido gas shale mexicano es otro mito genial (Pedro Aspe dixit) del México neoliberal itamita?

Como último clavo en el féretro de la revolución energética de EU, Nafeez Ahmed, del rotativo británico The Guardian, fustiga que “la devaluación de las dos terceras partes del petróleo shale de EU explota el mito del fracking: las estimaciones superinfladas de reservas de la industria se están desenmarañando con el sueño estadunidense de independencia petrolera”.

Ahmed considera que “la devaluación del yacimiento Monterey constituye un severo golpe mortal a las ínfulas de la industria petrolera sobre una nueva era dorada de independencia energética de EU mediante el fracking no convencional de petróleo y gas”.

Ahmed menciona al connotado analista Jeremy Leggett, quien, citando las estimaciones exageradas de la industria petrolera, comentó que si la realidad de las reservas y la producción son significativamente menores a los pronósticos de la industria, podríamos estar en riesgo de un choque petrolero (¡supersic!) ya en los próximos cinco años ¡Uf!

Hasta Ap cita una investigación de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés) de que la oficina del Departamento del Ministerio del Interior del Manejo Territorial omitió inspeccionar adecuadamente miles (¡supersic!) de yacimientos de petróleo y gas que son potencialmente un alto riesgo para el daño acuífero y ambiental.

Quedan en indeleble ridículo en EU su principal think tank, Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés) y su publicación propagandista Foreign Affairs, así como el desinformativo Wilson Center –con su asociado neoliberal ITAM, su repetidora carente de sindéresis con su bisagra, el pirata británico Duncan Wood–, quienes apadrinaron el espejismo del gas shale.

El ridículo en México es inenarrable de parte del consuetudinariamente mendaz IMCO (Nos cambiaron el mapa: México ante la revolución energética del siglo XXI) –que dirige el dueño del equipo Toluca de futbol, Valentín Diez Morodo, quien eludió pagar al fisco 7 mil millones de dólares y cuyo empleado, el pugnaz cuan locuaz publicista Juan Pardinas Carpizo, exigió el aplastamiento militar para aprobar la reforma energética Peña/Videgaray/Aspe–, al unísono de la distópica CNH donde Edgar René Rangel Germán alucina, para beneficio de sus amos en Stanford, que el fracking no (¡supersic!) produce sismos.

Que conste que desde hace casi un año advertí: “El mítico gas shale de Norteamérica (EU/México/Canadá): ¿burbuja a punto de estallar?”.

LaJornada

Laurent Fabius y la Justicia, por Thierry Meyssan

Posted in África, Censura, Geopolítica, Historia, Justicia, Manipulación, Occidente, Opinión, Próximo Oriente, Thierry Meyssan on 27/05/2014 by athelvok

 

La propuesta de Laurent Fabius de llevar a la Corte Penal Internacional los crímenes cometidos en Siria fue rechazada en la ONU. El problema es que, tras las apariencias de justicia, la CPI es un instrumento del imperialismo occidental. Sus procedimientos mismos son grotescos ya que ese órgano no vacila en inventar crímenes imaginarios para condenar a los acusados y participa en cuanta operación de intoxicación emprende la OTAN. Sí, queremos justicia. Y habría que comenzar precisamente juzgando al señor Laurent Fabius por los crímenes que ha cometido en contra de Siria.

| 26 de mayo de 2014
JPEG - 25.3 KB

El embajador de China escucha, atónito, la intervención de su homólogo francés mientras este afirma que el presidente sirio Bachar al-Assad debe ser juzgado por la CPI. Francia y el Reino Unido vienen librando una guerra secreta contra Siria desde 2011, guerra que ya ha causado más de 160 000 muertes.

Por iniciativa del ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, Francia presentó al Consejo de Seguridad, en la tarde del viernes 23 de mayo de 2014, un proyecto de resolución destinado a poner los crímenes cometidos en Siria en manos de la Corte Penal Internacional (CPI). El señor Fabius explicó su iniciativa, que contó con respaldo de 64 países aliados, en un artículo de opinión publicado en el diario francés Le Monde [1]. El jefe de la diplomacia francesa explica en ese artículo que su proyecto de resolución no apuntaba específicamente contra el gobierno sirio sino contra «todos los crímenes cometidos en Siria, sean quienes sean los autores».

Así que todos tendríamos que apoyarlo. Pero Rusia y China se opusieron enérgicamente, llegando incluso a recurrir al veto por cuarta vez sobre el tema sirio. ¿Por qué? Porque esos dos países, que no son miembros de la CPI, saben perfectamente que las garantías que Fabius promete no son más que pura propaganda. La CPI practica una justicia de vencedores y está al servicio de los intereses del imperialismo.

Una justicia que funciona
en un solo sentido

Desde su creación en 2002, la Corte Penal Internacional –que goza de competencia universal– ha abierto unas 20 causas, pero todas las condenas que ha pronunciado han sido contra ciudadanos de 8 Estados de África (Uganda, la República Democrática del Congo, la República Centroafricana, Sudán, Kenya, Libia y Costa de Marfil). De esos 8 condenados, todos se oponían a las grandes potencias occidentales. Es evidente que este órgano no imparte justicia sino que la utiliza como instrumento.

Es por esa razón que, en octubre de 2013, la Unión Africana decidió no seguir aplicando sus compromisos con la CPI cuando esta persigue a jefes de Estado en funciones.

JPEG - 23.4 KB

En agosto de 2011, el fiscal de la CPI Luis Moreno Ocampo aseguraba que Saif al-Islam Kadhafi le había sido entregado y que estaba organizando su traslado a La Haya. En realidad, el hijo de Muammar el Kadhafi estaba dirigiendo la resistencia contra la agresión de la OTAN. Saif al-Islam Kadhafi sólo fue arrestado después de la caída de la Yamahiria, 3 meses más tarde.

La experiencia libia

En lo que a mí concierne, mi experiencia con la Corte Penal Internacional se limita al caso de Libia. A pedido del Consejo de Seguridad de la ONU, el fiscal de ese órgano había decidido incriminar a Muammar el-Kadhafi, a su hijo Sail al-Islam y a su cuñado Abdullah Senussi acusándolos de haber ordenado la matanza de decenas de miles de opositores, en Bengazi y en otras partes del país. El fiscal, que disponía de medios considerables para hacer su trabajo, decía tener pruebas. En realidad, sus acusaciones se basaban únicamente en… una revista de la prensa occidental. Sin embargo, cualquier persona de buena fe presente en Libia podía comprobar que los supuestos crímenes nunca existieron.

Yo mismo peiné cuidadosamente todo un barrio de Trípoli en busca de las ruinas causadas por los bombardeos de la «aviación del régimen» y nunca encontré ni el menor rastro de destrucción. Pero aquellos bombardeos imaginarios fueron condenados enérgicamente por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y fueron invocados para justificar el mandato otorgado a la OTAN por el Consejo de Seguridad.

El fiscal de la CPI acusó después a Kadhafi de haber distribuido Viagra entre sus soldados para que violaran a las mujeres de sus opositores. El fiscal llegó a publicar cifras sobre la cantidad de pastillas que Kadhafi había comprado, sin tener en cuenta que era un volumen superior a la producción mundial de Viagra. A falta de víctimas identificadas, aquella acusación de violaciones masivas de mujeres acabó siendo anulada [2].

Lo más ridículo fue lo que sucedió durante la toma de Trípoli por la OTAN. El 21 de agosto, el fiscal confirmó a la prensa internacional que Said al-Islam había sido arrestado y que él mismo estaba organizando el traslado del prisionero a La Haya. En Trípoli, mientras yo escuchaba la declaración del fiscal Luis Moreno Ocampo, Saif al-Islam estaba en el hotel Rixos, en una habitación cercana a la mía. El fiscal había inventado aquella historia para desmoralizar al pueblo libio y ayudar a la OTAN en la conquista del país. Finalmente, Saif al-Islam no fue arrestado sino 3 meses después, el 19 de noviembre.

¿Cómo puede alguien tomar en serio un tribunal cuyo fiscal lanza acusaciones basándose únicamente en lo que lee en una revista de la prensa occidental y que no vacila en inventar acusaciones para impresionar a la opinión pública ni en mentir para influir en el desarrollo de una invasión?

Génesis de la CPI

La Corte Penal Internacional tiene sus orígenes en el artículo 227 del Tratado de Versalles (1919), donde se preveía la creación de un tribunal internacional para juzgar al derrotado emperador alemán Guillermo II, y en la Carta de Londres (1945), que instituía el tribunal de Núremberg para juzgar a los dirigentes nazis.

En aquella época, el canciller alemán Ludwig Erhard fue una de las pocas personalidades políticas que criticaron el tribunal de Núremberg. Erhard señalaba que un veredicto de los vencedores contra acusados exclusivamente alemanes carecería de credibilidad. El canciller alemán estimaba que los nazis debían ser juzgados por magistrados de países neutrales (Suiza o Suecia), lo cual de seguro habría modificado profundamente el veredicto, y aconsejaba también la inclusión de varios jueces alemanes.

El jurista francés Casamayor denunciaba, por su parte, una justicia de vencedores: se podía castigar los crímenes de los nazis, pero no los de los Aliados. «A partir de ahora, hay dos tipos de derecho internacional: uno para los alemanes, otro para el resto del mundo», escribió Casamayor.

«Si los bombardeos indiscriminados contra Londres y el uso de armas de represalia, como los cohetes V1 y V2, no figuran entre los cargos es sin dudas para no incluir los bombardeos indiscriminados de la R.A.F. [3] contra poblaciones civiles, que alcanzaron su paroxismo con el bombardeo con fósforo contra Dresde.»

En los casos de los crímenes cometidos en la región de los Grandes Lagos, es cierto que fueron cometidos por líderes africanos. Pero la mayoría de esos crímenes fueron perpetrados como resultado de órdenes de las grandes potencias occidentales, o sea el Reino Unido, Israel, Estados Unidos o Francia.

En el caso de Libia, es cierto que en 42 años en el poder Muammar el-Kadhafi recurrió al asesinato político –como el del imam Mussa Sadr– pero nunca cometió los crímenes que la CPI le imputó con tal de juzgarlo. Aquellos crímenes eran puras invenciones de la propaganda occidental para justificar la campaña de conquista de Libia. Por cierto, hoy podemos comprobar que 2 años después del linchamiento de Kadhafi por los occidentales ya nadie habla de aquellos crímenes imaginarios.

JPEG - 21.5 KB

Laurent Fabius tendría que ser juzgado él mismo por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad perpetrados en Siria.

El caso de Laurent Fabius

En 1999, el actual ministro francés de Relaciones Exteriores Laurent Fabius fue juzgado por la Corte de Justicia de la República bajo el cargo de homicidio involuntario. Se le acusaba del hecho que, siendo primer ministro, había favorecido los intereses industriales de un laboratorio farmacéutico al retrasar la necesaria decisión de retirar del mercado lotes enteros de sangre contaminada con el virus del VIH. El procedimiento que aplicó el tribunal a cargo del caso fue concebido especialmente para juzgar a Fabius y hoy en día aún subsisten dudas sobre el sobreseimiento del caso, que favoreció al hoy jefe de la diplomacia francesa [4]. El señor Fabius fue finalmente declarado culpable de haber cometido un error político pero al mismo tiempo se le declaró no culpable en el aspecto penal. O sea, el señor Fabius reconoció no haber realizado correctamente su trabajo como primer ministro al permitir que sus consejeros tomaran solos las malas decisiones a él imputadas. En otra época, ese tipo de confesión habría significado el fin de su carrera política.

Pero no fue eso lo que sucedió. Se consideró que el ex primer ministro no había sido culpable sino… irresponsable. El señor Fabius había sido electo presidente de la Asamblea Nacional, puesto que ocupó durante el juicio al que fue sometido y que siguió ocupando después (desde 1988 hasta 1992), a pesar de que había sido juzgado por otros parlamentarios [5]. Fabius presidió nuevamente la Asamblea Nacional en momentos en que Jacques Chirac era presidente de la República Francesa (desde 1997 hasta 2000). Luego fue ministro de Economía (desde 2000 hasta 2002) y es actualmente ministro de Relaciones Exteriores (desde 2012).

Como jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius reactivó la guerra contra Siria, por cuenta de Israel y de un grupo estadounidense en el que se contaban la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton, los generales David Petraeus (CIA) y Patrick O’Reilly (a cargo del escudo antimisiles estadounidense), así como el almirante James Stavridis (OTAN). Fabius organizó en París la conferencia de los «Amigos de Siria», durante la cual sentó en la presidencia al criminal de guerra Abu Saleh precisamente al lado del presidente Francois Hollande mientras este último pronunciaba su discurso.

El señor Fabius aprobó después la organización del atentado perpetrado en Damasco el 18 de julio de 2012, que decapitó el Consejo de Seguridad Nacional sirio, atentado que Fabius se negó a condenar. Aquel atentado costó la vida a los generales Daud Rajha (ministro de Defensa y de confesión cristiano-ortodoxa), Assef Chawkat (ministro adjunto, de confesión alauita) y Hassan Turkmani (consejero de seguridad nacional, de confesión sunnita). Semanas después, el 17 de agosto de 2012, el señor Fabius declaró en Turquía: «Estoy consciente de la fuerza de lo que estoy diciendo. El señor Bachar al-Assad no merece estar sobre la tierra…».

Aquella declaración del señor Fabius fue un claro llamado a asesinar al presidente de la República Árabe Siria. Cualquiera de los hechos anteriormente citados, y muchos más que no hay tiempo de mencionar aquí, teóricamente ameritan la apertura de un juicio en la CPI, que no podría entonces dejar de condenar al señor Fabius… si ese órgano se dedicara realmente a impartir justicia.

Al menos 160 000 personas han muerto ya en Siria por causa de la guerra.

¡Exigimos justicia!

Sí, es cierto que los autores de los crímenes perpetrados en Siria deben ser juzgados. Pero no podrá hacerlo una Corte que ha demostrado hallarse al servicio de quienes atacan a ese país y martirizan a su pueblo. Los primeros que deben ser juzgados son quienes financian la guerra, personajes que se encuentran en lugares tan accesibles como Washington, Londres y Paris, así como Ankara, Doha y Riad. Algunos incluso financian… la CPI.

Thierry Meyssan

Fuente
Al-Watan (Siria)

[1] «Qui est contre la justice en Syrie?», por Laurent Fabius, Le Monde, 22 de mayo de 2014.

[2] «Propaganda de guerra: violaciones massivas en Libia», Red Voltaire, 17 de junio de 2011.

[3] La Royal Air Force británica. NdlR.

[4] Ley orgánica n° 93-1252 del 23 de noviembre de 1993.

[5] La Corte de Justicia de la República se compone de 15 jueces: 6 diputados elegidos por la Asamblea Nacional, 6 senadores elegidos por el Senado y 3 magistrados de la Corte de Casación. La presiden 3 jueces profesionales.

Red Voltaire

Se asienta el mundo multipolar: acuerdo histórico de Rusia y China en Shanghai, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, China, Economía, EEUU, Geopolítica, Irán, Opinión, Rusia on 25/05/2014 by athelvok

 

Sucedió prácticamente todo lo que pronosticamos de la cumbre histórica entre el zar geoenergético global Vlady Putin y el mandarín chino Xi Jinping en Shangai (http://www.jornada.unam.mx/2014/05/ 14/opinion/024o1pol).

Dos cosas fundamentales no fueron reveladas: 1) el precio convenido del gas entre China y Rusia, y 2) el destino de la anunciada venta de sofisticadas armas militares rusas.

Para certificar la cada vez más profunda cooperación entre Rusia y China, ambos vetaron una resolución de Francia para hacer intervenir en Siria al muy asimétrico y selectivo Tribunal Penal Internacional.

Pareciera que Vlady Putin, el nuevo Bismark del siglo XXI, ha dejado by the time being a cargo de Alemania la intermediación para resolver el delicado contencioso de Ucrania.

Una frase puntillosa del presidente ruso, quien regresó inmediatamente de su triunfal visita a Shanghai para inaugurar un foro económico internacional en su ciudad natal de San Petersburgo: Estados Unidos impone sanciones a Rusia para obtener ventajas comerciales en la Unión Europea (UE) (http://en.ria.ru/world/20140523/19007 8539/US-Imposes-Sanctions-Against-Russia-to-Gain-Business-Advantage.html).

Se quedó corto Vlady Putin cuando el fin de Estados Unidos es obligar a la UE a incorporarse a su irredentista proyecto mercantilista global de la Asociación Trasatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), a riesgo de que la UE sea colocada en serios apuros con la espada de Damocles del Al Qaeda norafricano/medioriental, como insinuó en su conferencia el general Martin Dempsey, jefe de las fuerzas armadas conjuntas de Estados Unidos (http://www.jornada.unam.mx/2014/05/ 18/opinion/012o1pol).

The Economist (24/5/14), que expresa con The Financial Times (ambos del Grupo Pearson) los intereses de Black Rock –superlativo banco de inversiones del mundo, http://www.jornada.unam.mx/2013/12/ 11/opinion/026o1pol–, expone que el acuerdo entre Rusia y China no debe causar pánico (¡supersic!) en Occidente, ya que ambas superpotencias todavía exhiben diferencias fundamentales por superar, y juzga que tanto en el trato gasero como en cualquier rubro de la relación, China tendrá la mano alta (sic).

A su juicio, China cuenta con la ventaja de tener más abasto gasero de Australia y Asia Central, mientras el poder global (¡supersic!) de China crece, Rusia se encuentra en declive (¡supersic!), corroída por la corrupción y su incapacidad de diversificar su economía lejos de los recursos naturales.

Viene su frase más rescatable: Aunque Rusia y China están unidos (¡supersic!) contra Estados Unidos, también necesitan a Washington para su mercado y como influencia estabilizadora (¡supersic!).

The Economist es experta en amarrar navajas y en su asiduidad en humillar propagandísticamente a Rusia –ya no se diga el príncipe Carlos, quien en forma poco monárquica comparó esquizofrénicamente al presidente Putin con Hitler–, a quien insta a inclinarse ante el poder global de China.

Abulta los conflictos añejos del siglo pasado, como la lucha por la influencia en Asia central, una amplia frontera común como constante fuente de desconfianza cuando varias de las armas nucleares tácticas (sic) de Rusia están dirigidas a China. Pronostica que en el largo plazo Rusia y China es muy probable que no puedan concretar la formación de una firme alianza.

The Economist soslaya el poderío militar ruso –que coloca mañosamente en otro artículo: la modernización militar de Rusia–, con el que deberá contar China si no desea ser aplastada sin misericordia por Estados Unidos.

Más allá del inicio gradual de la desdolarización del intercambio comercial entre Pekín y Moscú –cuando el analista Max Keiser desde Nueva York anota que estamos viendo una transición del petrodólar al petrorrublo http://actualidad.rt.com/economia/view/ 128847-keiser-petroleo-rusia-dolar-rublo)–, llama poderosamente la atención que en todos los acuerdos publicitados (http://rt.com/business/160520-key-russia-china-deals/) haya sido omitido el acuerdo militar que quizá haya sido realizado en secreto.

Lo interesante es que inmediatamente después de la visita de Putin a Shanghai, los ejércitos de Rusia y China hayan realizado ejercicios militares conjuntos.

En contrapunto al sesgado The Economist, nada menos que Anatole Kaletsky, connotado analista británico de corte conservador, entró en pánico: China y Rusia son complementarias y eso es temible (sic) http://blogs.reuters.com/anatole-kaletsky/2014/05/22/china-russia-is-a-match-made-in-heaven-and-thats-scary/).

Juzga que ahora Estados Unidos y Europa le han otorgado a Putin ganancias inesperadas en economía y en geopolítica (¡supersic!): el prospecto de una asociación entre Rusia y China para equilibrar a la OTAN y a las alianzas de Estados Unidos en Asia. ¡Uf!

Anatole Kaletsky fustiga correctamente la ineptitud diplomática occidental a grado tal que Washington emitió órdenes de arresto a figuras militares chinas el mismo día que Putin llegó a Shanghai.

Kaletsky no oculta la fortaleza de Rusia en su avanzada (sic) tecnología miltar, aeronáutica y software, y su debilidad en producción masiva de bienes de consumo y hardware electrónico. China tiene las fortalezas y debilidades inversas. ¡Notable complementariedad!

Aduce que quizá el viaje de Putin a Shanghai podría aún marcar el inicio de un realineamiento estratégico entre las superpotencias nucleares comparable a las placas tectónicas de la visita que hizo Nixon a China en 1972. ¡Ni más ni menos que la tesis de Bajo la Lupa!

La interpretación de la prensa china fue muy favorable a la figura de hombre macho de Putin.

Durante la Conferencia sobre la Interacción y la Construcción de Medidas de Confianza en Asia (CICA, por sus siglas en inglés) en Shanghai, Xi Jinping sentenció que se necesita innovar nuestra cooperación en la seguridad estableciendo una nueva arquitectura de cooperación regional, lo cual debe contar con la participación de Rusia e Irán (¡supersic!) (http://actualidad.rt.com/actualidad/view/ 128891-china-alianza-seguridad-rusia-iran-pesadilla-eeuu).

Si el acercamiento de Rusia y China significa el máximo error geoestratégico de Estados Unidos (http://www.jornada.unam.mx/2014/05/ 11/opinion/014o1pol), el eje Rusia/China/Irán asentaría el orden multipolar en el núcleo euroasiático.

Al día siguiente de la visita de Putin, Rusia anunció que está a punto de firmar un acuerdo con Irán para la construcción de ocho (¡supersic!) nuevos reactores nucleares (http://en.ria.ru/russia/20140522/19004 7095/Russia-May-Sign-Agreement-to-Build-8-Reactors-in-Iran.html).

A escala regional, el jaque a Ucrania es irreversible y Rusia alcanzaría sus objetivos jugando por el momento la carta alemana.

A nivel del tablero de ajedrez mundial, el jaque a Estados Unidos fue develado públicamente durante la visita de dos días a Shanghai del zar geoenergético global Vlady Putin al mandarín chino Xi Jinping.

El 20 y 21 de mayo el mundo trasladó su centro de gravedad a Eurasia, que empezó a girar en Georgia en 2008, se acentuó en el mundo post Crimea y hoy se consolida en Shanghai con la tripolaridad geoestratégica de Rusia, China y Estados Unidos.

LaJornada

Injerencia estadounidense en Ucrania, los medios manipuladores y el nazismo. Todos a una por el Capital

Posted in EEUU, Geopolítica, Manipulación, Occidente, Opinión, Terrorismo, Ucrania on 24/05/2014 by athelvok
Un Mi-24 del ejército ucraniano. RT

Un Mi-24 del ejército ucraniano. Foto tomada de RT

Ante toda la cadena de hechos que se va acentuando en las regiones del este de Ucrania, la honesta opinión de los medios de comunicación occidentales es cuestionable: no tardan en abrazarse como una lapa a unos sucesos y a unos ambientes que les es propicio para imponer su modus operandi desinformativo y que, como resultado, queda arraigado en la opinión pública occidental hasta en la médula.

Mientras en Occidente se debate que los pro-rusos son los malos y los de Kiev son los buenos -entretanto, EEUU envía buques y acorazados al Mar Negro-, recientemente, tanto en Lugansk como en Donetsk, militares ucranianos han sido atacados por “fuego amigo”.

Según la fuente de RIA Novosti y que recoge Red Voltaire, soldados ucranianos se habían rendido ante las milicias formadas en Lugansk. Una vez que las autodefensas liberaron a los militares ucranianos, estos últimos fueron atacados por otros militares ucranianos. En total ha habido 30 militares ucranianos muertos, además de al menos 4 civiles muertos en la región de Lugansk.

Por otra parte, en Russia Today, se ha publicado el ataque de varios helicópteros del ejército ucraniano contra otros militares ucranianos destinados en Donetsk. Ante esta situación, la mirada perpleja de los soldados no tiene límites mientras recriminan que en el punto donde son atacados hay tanto soldados de su bando como ciudadanos:

Es posible que este vídeo muestre el otro lado del incendio. Si alguien aportara una prueba que lo confirmara, le estaría agradecido:

Parece ser que el control que ejerce el gobierno golpista de Kiev sobre el ejército ucraniano está mermando. Como consecuencia, la intentona estadounidense de parar el inevitable avance geopolítico ruso en el país satélite es un fracaso. La triste y posible resolución para Ucrania es la balcanización del país -al modo yugoslavo o al libio-, donde las regiones rusófonas del este salgan mucho mejor paradas que los territorios que recelan de la Federación Rusa y abogan por la integración a Occidente y por sus preciados recortes económicos y sociales.

Quizás, la última baza esperanzadora para los intereses del capital quede marcada en Sector Derecho y en otros movimientos de ideología nazi. Personalmente, dejan mucho que desear y no dejan de ser un arma de doble filo semejante a los movimientos yihadistas de Oriente Medio.

Lamentablemente, en los medios españoles no tardaron en indicar que estos ataques son elaborados por las autodefensas de Lugansk y de Donetsk, llamadas pro-rusas, como explica El Periódico o, incluso, Público. En otros, ni siquiera se informa de ello.

Extraño, y si no, intencionado el comportamiento del sistema de información occidental cuando obvian que las autodefensas -el pueblo armado- está luchando con empeño, no por su adhesión a la Federación Rusa, sino para resistir el avance del nazismo que ha llegado al parlamento de Kiev desde el mes de febrero.

En estas situaciones es cuando recuerdo una cita de Malcom X: “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Athelvok

Tsunami demográfico/electoral de Naremdra Modi en India: primacías y peligros, por Alfredo Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, BRICS, Geopolítica, India, Opinión on 23/05/2014 by athelvok

 

Foto

Narendra Modi, quien fue electo primer ministro de India, muestra una carta que recibió del president Pranab Mukherjee después de una reunión en el palacio presidencial de Nueva Delhi. Foto Reuters

Quizá haya concluido la gran etapa del hoy agónico Partido del Congreso de la dinastía del Mahatma Gandhi/Nehru que marcó la vida política de India, amputada en la etapa colonial por la ruptura de los dos brazos islámicos de su cuerpo entero: al este Bangladesh y al oeste Pakistán.

Desde su independencia distócica, el notable Partido del Congreso, de figuras idílicas (Nehru y su hija asesinada Índira Gandhi, sin relación familiar con el inconmensurable Mahatma) –que gobernó 54 años de sus 67 años postindependencia con una interrupción de 13 años en favor del partido ultranacionalista hindú Bharatya Janata–, sin llegar a ser laico, tenía una inclinación proto-hindú (alrededor de 85 por ciento de la población de mil 270 millones de habitantes) y ostentaba una acrobática relación con la poderosa minoría islámica (primordialmente sunita): 13.4 por ciento (165 millones) de la población total, lo cual coloca a India como el tercer país islámico más poblado del planeta, detrás de Indonesia (204 millones del total de 250 millones) y de Pakistán (190 millones), pero antes de Bangladesh (142 millones).

Quizá el Partido del Congreso haya fenecido de muerte biológica cuando los sucesores de la dinastía Nehru/Gandhi, amén de haber sucumbido a una hipertrofiada corrupción, exhibieron una dramática catatonia al no saber responder al anhelo de la avasallante juventud hoy desempleada y sin horizonte (los ninis de India).

El triunfo del ungido primer ministro Narendra Modi –soltero de 63 años e hijo de un humilde vendedor de té, proveniente de la baja escala de los ghanchis– refleja en el país de las castas y la metemsicosis (emigración de las almas) un tsunami demográfico (2/3 partes tienen menos de 35 años de edad) que opera una profunda revolución social al haber defenestrado a la élite que forjó la independencia, hoy reducida humillantemente a 44 escaños del total de 545 de la Lok Sabha (su Parlamento).

El Partido del Congreso, nominalmente laico, había colocado a India en el tercer lugar de la geoeconomía mundial al haber desplazado a Japón, según las proyecciones de este año por el Banco Mundial.

En un país tan complejo como India, que he tenido la fortuna de visitar varias veces, no proceden las perentorias fórmulas simplistas, por lo que sería más conveniente abordar su asombrosa dinámica telúrica en forma multidimensional y en varios niveles.

Dependiendo de cómo se aborde la hipercompleja ecuación de India en sus múltiples dimensiones y niveles, se pueden sacar conclusiones susceptibles de ser ventajosas o peligrosas para el orden local/regional/global.

Llama poderosamente la atención el estruendoso silencio de la prensa rusa y china, mientras la prensa británica, desde The Economist hasta The Financial Times, festeja ruidosamente la odisea neoliberal de Modi, seguida sigilosamente por The New York Times y The Washington Post, que expresan el punto de vista de la administración Obama, que desea reparar las dañadas relaciones con India, debido, en parte, al reciente maltrato de una funcionaria consular en Nueva York expulsada sin miramientos.

Es relevante que la administración Obama busque desagraviar las relaciones con un personaje como el futuro primer ministro Modi, a quien canceló su visa de entrada a Estados Unidos debido a la imputación por su participación teledirigida en la carnicería de más de mil musulmanes en la hoy célebre provincia de Guyarat (63 millones de habitantes y la parte más noroccidental), que ha sido propulsada como el paradigma neoliberal a seguir en toda la federación.

La elección de Modi devuelve la esperanza a su vibrante juventud desempleada, pero al mismo tiempo arroja grandes interrogantes sobre el destino de India, en especial su frágil equilibrio con la poderosa minoría islámica.

El paso de Modi por el grupo paramilitar islamófobo Rashtriya Swayamsevak Sangh (RSS) provoca trémulos en todo el sur y sudeste asiáticos, donde viven más de mil millones de musulmanes: 62 por ciento del total global de mil 600 millones.

La prensa occidental ha derramado mucha tinta sobre el modelo Guyarat, donde Modi experimentó su neoliberalismo de característica hindú, que ha cautivado a un amplio sector de la población gracias a su gran manejo de la mercadotecnia política que ha permeado en la burguesía, en la pujante clase media y en un sector de la subsidiada clase rural (otrora bastión electoral del Partido del Congreso).

No faltan quienes resalten en forma negativa que el crecimiento de India haya caído al 5 por ciento, la mitad del pico del 2004 al 2008, lo cual es relativo porque tampoco es lo mismo la macroeconomía global antes de la quiebra de Lehman Brothers en 2008 que en la fase actual.

Para The Economist, la ardua tarea de Modi comporta tres rubros en el sector económico: 1. La limpia de los bancos podridos, que puede alcanzar 4 por ciento de su PIB y que en términos relativos es ligeramente mayor al rescate bancario de Wall Street. Viene una advertencia para los ditirámbicos neoliberales a ultranza: no habrá recuperación hasta que los bancos sean lo suficientemente fuertes para financiar un nuevo ciclo de inversiones; 2. Se debe romper el ciclo de estanflación desestabilizadora. La revista británica coquetea con la ominosa abolición del mercado agrícola manejado por el Estado con el fin de reducir los altos precios alimentarios; y 3. La creación de más empleos decentes: más de 10 millones de personas al año entrarán al mercado laboral en la próxima década (debido al estallido demográfico juvenil).

A nivel regional, India es una genuina potencia del océano Índico y vecina de dos potencias nucleares, la islámica Pakistán (con la que ha tenido tres guerras) y China (con la que libró una guerra), mientras ha mantenido excelentes relaciones militares con Rusia y ha exhibido altibajos en su relación tormentosa con EU, que busca desprenderla de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) para crear un eje con Japón y Australia en Asia para cercar a China.

Pese a las sanciones contra Irán, India –tan dependiente en importaciones de petróleo– ha sabido conservar excelentes relaciones con la teocracia chiíta. ¿Mantendrá Modi dicha relación contra los vientos y mareas del hinduismo militante?

El tsunami electoral del ultranacionalista hindú Modi se escenificó en víspera de la visita histórica del zar geoenergético global Vlady Putin al mandarín Xi Jinping a Shangai, lo cual seguramente merecerá la específica atención de ambos mandatarios.

Con el aplastante ascenso de Modi al poder ¿se fractura o se consolida el de por sí laxo bloque de los BRICS?

Todo dependerá del camino que seleccione Modi, quien ha colocado a India en la bifurcación entre el huntingtoniano cuan ominoso Choque de Civilizaciones y el creativo Diálogo de Civilizaciones.

La cumbre de los BRICS en Fortaleza (Brasil) en julio significará una de las varias pruebas inaugurales de fuego de la nueva India.

LaJornada

Lucha de clases en Ucrania, por Alberto Cruz

Posted in Censura, Geopolítica, Manipulación, Occidente, Opinión, Rusia, Terrorismo, Ucrania on 23/05/2014 by athelvok

Sábado 17 de mayo de 2014 por CEPRID

Alberto Cruz

CEPRID

Las masacres fascistas de Odesa y Mariupol, la negación de la victoria antifascista en la II Guerra Mundial y la falsificación histórica que conlleva, así como la “rehabilitación” de los colaboracionistas con los nazis, y el ataque contra la población insurrecta de Donestsk, Luganks y Járkov escenifica de forma palpable lo que está ocurriendo en Ucrania. También deja en evidencia a quienes, como de costumbre, se han pasado semanas alabando iniciativas como las del Maidán y luego se escabullen de la escena intentando evitar que las responsabilidades por lo que acontece les alcancen a ellos.

Porque lo que está ocurriendo en Ucrania no es más que una lucha de clases –a la que esos aduladores del Maidán sienten una especial aversión- que está alcanzando su punto álgido en las regiones orientales mencionadas. Que en ellas se haya desoído el llamamiento de Putin para que se retrasase la celebración del referéndum de autodeterminación –lo que pone de manifiesto su independencia pese al calificativo de “prorrusos”, aunque lo sean, y su malestar con la forma en que Rusia ha actuado al negociar con el régimen filofascista de Kiev sin contar con ellos-; que se esté construyendo el Ejército del Pueblo del Sureste de Ucrania; que se esté resistiendo la ofensiva militar de la junta filofascista de Kiev casi sin armas; que se estén destruyendo (quemando, literalmente) oficinas bancarias que representan los principales intereses oligárquicos como Banca Torced, PrivatBank y Kolomoiski (1) –algo que no se hizo en el Maidán-; que se estén realizando huelgas mineras (sobre todo en el sector del carbón) como respuesta a las privatizaciones y medidas de choque adoptadas por el régimen filofascista de Kiev en cumplimiento de las exigencias del FMI… sólo pone de manifiesto lo dicho antes: que la lucha de clases en Ucrania está en auge.

La lucha por la democracia en Ucrania no está en el Maidán y sus representantes del régimen filofascista de Kiev, sino en el sur y en el este. La proverbial ignorancia de un cierto sector de “izquierda” (?) no tiene en cuenta cosas tan simples y ni siquiera se molesta en investigar el quién es quién. Por ejemplo, el llamado “primer ministro” de la junta filofascista de Kiev, Arsenly Yatsenyuk. Sólo hay que molestarse en entrar en la página web de la fundación de este individuo (2) y observar quienes son sus patrocinadores. Pasen y vean. Y si tras hacerlo consideran que este tipo de individuos son los exponentes de la democracia en Ucrania, háganse mirar por un especialista médico porque algo andará mal en su cabeza.

No obstante, esta lucha de clases y por la democracia en el este y en el sur tiene dos puntos débiles: Járkov y Odesa. Estas dos ciudades son los principales centros políticos y económicos de estas zonas, así como es más débil en ellas la organización popular, y la junta filofascista de Kiev lo sabe. De ahí que no haya sido en ellas donde esté concentrando la represión sino en ciudades de Donetsk y Luganks, donde la organización popular está más avanzada y es más sólida como lo pone de manifiesto la celebración de sendos referendos de autodeterminación que tuvieron lugar el pasado 11 de mayo.

Pese a los intentos de la junta filofascista de Kiev por impedirlos, los referendos han mostrado unos resultados fantásticos para las aspiraciones populares: en ambas regiones la afluencia fue masiva, pese a que no se pudo celebrar con todas las garantías en un pequeño puñado de ciudades, cercadas por el Ejército ucraniano y la llamada Guardia Nacional –de la que forman parte las milicias fascistas del Maidán-, y pone tanto a Kiev y sus patrocinadores occidentales como a Moscú ante la política de los hechos consumados. Ya no va ser posible no contar con ellos en cualquier negociación que se inicie, que tendrá que hacerse tarde o temprano.

Pero antes de eso volveremos a ver cómo desde Occidente se repetirá el mantra ya oído en Crimea: los referendos no tienen validez, se ha votado bajo coacción –pese a que la gente ha desafiado a los tanques del Ejército y a los matones fascistas de la Guardia Nacional incluso en las ciudades cercadas-, si Rusia reconoce los resultados habrá más sanciones… Todo humo. El pueblo del Donbáss, la gran cuenca minera que engloba las regiones de Donetsk y Luganks, ha decidido tomar el sus manos su futuro y para ello cada paso que da es para una mayor y mejor auto-organización. Incluso si no cuenta con el apoyo ruso.

Este es el gran mensaje que sale de la participación popular en los referendos. Al no seguir el “consejo” de Putin de retrasar la celebración de las votaciones hasta que tuviesen lugar las elecciones presidenciales del 25 de mayo, el Donbáss ha decidido seguir la máxima leninista de que circunscribirse a la defensa es la ruina de una revuelta. Por lo tanto, tenía que dar un paso adelante y lo ha dado reforzando, de hecho, el apoyo popular y, al mismo tiempo, poniendo en un brete al Kremlin, que ahora tiene una disyuntiva difícil: o reconoce la situación o comienza a perder el favor de la gente. Porque en esta lucha de clases que se está llevando a cabo en Ucrania, y de la que el Donbáss es su máximo exponente, también se tiene claro el apoyo oligárquico con que cuenta Putin, aunque sea una oligarquía nacionalista rusa.

El movimiento del Donbáss ha sido doble: demostrar al mundo su carácter antifascista y su rechazo a la junta filonazi de Kiev y obligar a Rusia a moverse más deprisa de lo que al Kremlin le gustaría. Porque ahora no puede dejar abandonado a su suerte a un pueblo que masivamente ha demostrado lo que piensa. Si la junta filofascista de Kiev –y lo hará si cuenta con el beneplácito de sus patrocinadores occidentales- decide arrasar el Donbáss tras la farsa de las elecciones del 25 de mayo y Rusia no hace nada, se caerá como un castillo de naipes el apoyo con que cuenta Putin en la actualidad y ello repercutirá en su política interna y en su partido, ya derrotado electoralmente en alguna ciudad significativa (3). La población rusa no va a aceptar, bajo ningún concepto, que se abandone a los habitantes de habla rusa del Donbáss y, yendo más allá, al resto de ucranianos que tienen el ruso como lengua materna. Está, también, para la población del Donbáss el espejo económico de Crimea –sobre todo el pago de pensiones y salarios- desde que se produjo la adhesión a Rusia, de ahí que la primera iniciativa tras el éxito de los referendfos haya sido solicitar su incorporación a Rusia.

El carácter socio-político de la revuelta del Donbáss está fuera de toda duda y ahora habrá que ver el contenido de su programa para satisfacer las necesidades más urgentes de la población y del carácter político que se les da. Esto, al mismo tiempo, servirá de imán para el fortalecimiento del movimiento popular en Járkov y Odesa donde, como ya se ha dicho, se está en una situación de mayor debilidad y eso está siendo explotado por la junta filofascista de Kiev.

La presencia de banderas con la estrella roja de cinco puntas ha sido habitual en las concentraciones y manifestaciones realizadas hasta ahora en el Donbáss, el portar la cinta de San Jorge –que sí fue instaurada por Catalina II en 1729, como recuerda la prensa burguesa, pero que el Ejército Rojo de la URSS convirtió en el símbolo de la lucha contra los nazis y, en 1945, fue el emblema de la victoria contra el fascismo y así se considera hoy por lo que el simple hecho de portarla es muestra de antifascismo- es habitual en el vestuario de cualquier residente del Donbáss, y la presencia de proclamas en favor de la nacionalización de los intereses de los oligarcas ucranianos (sobre todo de hierro y acero, que convierten a esta zona en una de las principales productoras de estos materiales a nivel mundial) no se han hecho esperar cuando se anuncia que el primer paso tras los referéndum será el de la creación de entidades estatales y militares propias. Es el primer paso para romper con los restos oligárquicos del Partido de las Regiones –el Yanukovich-, de quien se considera ha traicionado las aspiraciones populares aunque alguno de sus dirigentes haya tenido un papel más o menos importante en la rebelión.

Los movimientos que se produzcan desde ahora hasta el 25 de mayo van a ser cruciales para el devenir de la situación. La junta filofascista de Kiev intentará por todos los medios controlar la situación en Járkov y Odesa para evitar la influencia del Donbáss; el Kremlin insistirá en la necesidad de negociar mientras se da un tiempo para ver qué resulta de las famosas elecciones del 25 de mayo –donde está a punto de ser prohibido el Partido Comunista y los candidatos del Partido de las Regiones son hostigados, denigrados y apaleados sin que los “observadores” occidentales hayan dicho ni una palabra sobre ello- y en las que, como es obvio, no participará el Donbáss y está por ver cuál es el índice de participación en Járkov y Odesa, mientras Occidente volverá a reafirmarse en el apoyo de los títeres de Kiev mientras anunciará más “sancioncitas” contra Rusia.

Eso si no hay algún movimiento loco, como la guerra abierta contra los rebeldes del Donbáss porque su ejemplo está sentando unas bases inquietantes para las diferentes oligarquías de la zona. De hecho, el pasado 13 de mayo el Ejército ucraniano –siguiendo el ejemplo de lo que hizo también el Ejército colombiano en repetidas ocasiones- utilizó el símbolo de la ONU en sus helicópteros para acercarse a Kramatorsk y atacar posteriormente las posiciones de los milicianos (4). La difusión de las imágenes, logradas por residentes locales, ha obligado a la ONU a abrir una investigación aunque, conociendo a este organismo multinacional –de naciones- no saldrá de ello ni una mísera reprimenda a la junta filofascista de Kiev.

No obstante, a tenor de cómo la resistencia popular armada se está intensificando y demostrando cada vez más efectividad, el resultado no está tan cantado como a primera vista parecería dada la superioridad armamentística del Ejército ucraniano.

Si se produce esta ofensiva militar, la junta filofascista de Kiev y sus patrocinadores occidentales siempre contarán con las paragubernamentales ONGs, al estilo de Amnistía Internacional, para hacer el juego sucio y distorsionar la realidad hasta la náusea (5). Gracias a ellos ya vemos a los nazis convertidos en héroes democráticos y a los resistentes antifascistas en “terroristas”, así que en caso de una agresión armada contra el Donbáss y su rebelión democrática y de clase invertirán sin pudor el discurso que ahora utilizan en Siria: el gobierno de Kiev será el bueno y los resistentes antifascistas, los malos.

Notas: (1) http://www.youtube.com/watch?v=444dU2Zv2AM (2) http://openukraine.org/en/ (3) Alberto Cruz, “Rusia: Dos pasos adelante, uno atrás y el nuevo orden geopolítico mundial” http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1833 (4) http://www.youtube.com/watch?v=W0P_sv_x4E0 (5) https://www.youtube.com/watch?v=JcGa4W-bYxI

CEPRID

Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.