Archivos para julio, 2014

Eric Draitser. La guerra secreta en Libia: el auge de la Resistencia Verde

Posted in África, Censura, Opinión on 31/07/2014 by athelvok

El sábado 18 de enero, un grupo de combatientes fuertemente armados irrumpieron en una base aérea fuera de la ciudad de Sabha en el sur de Libia. Al mismo tiempo, los informes desde el interior del país comenzaron a llegar en que la bandera verde de la Gran Yamahiriya Árabe Libia Popular Socialista estaba ondeando sobre varias ciudades en todo el país. A pesar de la escasez de información verificable – del gobierno de Tripoli ha proporcionado sólo detalles vagos para su corroboración – una cosa es cierta: la guerra por Libia continúa.

El contexto

El primer ministro de Libia, Ali Zeidan, llamo a una sesión de emergencia al Congreso General de la Nación para declarar un estado de alerta para el país después de la noticia de la toma de la base aérea, en la que anunció que había ordenado a las tropas ir al sur para sofocar la rebelión, diciendo a los periodistas que “esta confrontación continúa, pero en unas horas se resolverá”. Más tarde un portavoz del Ministerio de Defensa afirmó que el gobierno central había recuperado el control de la base aérea, declarando que “se preparó una unidad armada, que se trasladó en aeronave y se hicieron cargo de los objetivos. La situación en el sur abrió una oportunidad para que algunos delincuentes leales al régimen de Gadafi atacaran la base de la fuerza aérea de Tamahind… Vamos a proteger la revolución y al pueblo libio.”

Además del asalto a la base aérea, ha habido otros ataques a miembros del Gobierno en Trípoli. El incidente de más alto perfil fue el reciente asesinato del Ministro de Industria, el diputado Hassan al-Droui en la ciudad de Sirte. Aunque todavía no está claro si fue muerto por las fuerzas islamitas o por combatientes de la fuerza verde, el hecho inequívoco es que el gobierno central está bajo asalto y es incapaz de ejercer una verdadera autoridad o proporcionar seguridad en el país. Muchos han comenzado a especular su muerte, pero no como un hecho aislado sino como un asesinato selectivo, por parte de una tendencia creciente de resistencia en la que los combatientes verdes pro-Gaddafi ocupan un lugar destacado.

El avance de las fuerzas de la Resistencia verde en Sabha y en otros lugares no es más que una parte de una estrategia política y militar más grande y compleja en el Sur, donde varias tribus y grupos étnicos se han levantado en contra de lo que ellos correctamente perciben como un sistema de marginación política, económica y social. Grupos como Tawergha y Tobou, ambas minorías étnicas de negros africanos, han sufrido ataques violentos a manos de milicias árabes sin que tengan apoyo del gobierno central. No sólo estos grupos han sido victimas de la limpieza étnica, además de esto se les ha cerrado sistemáticamente la participación en la vida política y económica de Libia.

Las tensiones llegaron a su punto culminante a principios de este mes, cuando fue asesinado un jefe rebelde de la tribu árabe Awled Sleiman, en lugar de una investigación oficial o un proceso legal, los miembros de la tribu Awled atacaron a sus vecinos negros Toubou, acusándolos de haber participado en el asesinato. Desde entonces, los enfrentamientos resultantes han matado a docenas, demostrando una vez más que los grupos dominantes árabes todavía ven a sus vecinos de piel oscura como algo distinto que compatriotas, esto sin lugar a dudas, ha llevado a una reorganización de las alianzas en la región, con los Toubou, Tuareg y otros grupos minoritarios negros que habitan en el sur de Libia, norte de Chad y Níger a acercarse a las fuerzas pro-Gaddafi. Independientemente de que estas alianzas son formales o no, es evidente que muchos grupos en Libia han llegado a la conclusión de que el gobierno instalado por la OTAN no ha cumplido con sus promesas, y que hay que hacer algo.

Las políticas raciales en Libia

A pesar de la retórica altruista de los intervencionistas occidentales con respecto a la “democracia” y “libertad” en Libia, la realidad está muy lejos de ella, sobre todo para los libios de piel oscura que han visto su situación socioeconómica y política disminuida con el fin del gobierno de Libia de Muamar Gaddafi. Si bien estos pueblos disfrutaron de una gran parte de la igualdad política y la protección de la ley en la Libia de Gadafi, la era post-Gaddafi se les ha despojado de todos sus derechos. En vez de estar integrados en un nuevo Estado democrático, los grupos libios negros han sido sistemáticamente excluidos.

El observatorio para los Derechos Humanos –una organización que en gran medida ayudó a justificar la guerra de la OTAN alegando falsamente que las fuerzas de Gadafi utilizaron la violación como un arma y que se preparaba un “genocidio inminente” – ha informado que “el crimen de lesa humanidad de desplazamiento masivo forzado no ha disminuido, ya que las milicias, principalmente de Misrata, impidieron 40 mil personas de la ciudad de Tawergha regresar a sus hogares de donde habían sido expulsados ​​en 2011. ” Es un hecho que junto con las historias horribles y las imágenes de los linchamientos, violaciones, y otros crímenes contra la humanidad, pinta un panorama muy sombrío de la vida en Libia para estos grupos.

En su informe del 2011, Amnistía Internacional documentó una serie de crímenes de guerra flagrantes llevados a cabo por los llamados “combatientes de la libertad” de Libia que, a pesar de ser aclamados en los medios occidentales como “libertadores”, aprovecharon la oportunidad de la guerra para llevar a cabo ejecuciones en masa de libios negros, así como de los clanes rivales y otros grupos étnicos.

Esto es, por supuesto, un marcado contraste con el trato de los libios negros bajo el gobierno de Gaddafi que fue elogiado por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en su informe de 2011, en el que señala que Gadafi había hecho todo lo posible para garantizar los derechos económicos y el desarrollo social, así como el abastecimiento específicamente para los libios negros y los trabajadores migrantes procedentes de países africanos vecinos. Con esto en mente, no es de extrañar que Al Jazeera citó a un luchador tuareg a favor de Gaddafi en septiembre 2011, “luchar por Gaddafi es como un hijo que lucha por su padre… [estaremos] dispuestos a luchar por él hasta el última gota de sangre “.

A medida que los Toubou y otros grupos étnicos negros chocan con las milicias árabes, los enfrentamientos deben ser entendidos en el contexto de una continua lucha por la paz y la igualdad, aun cuando deben de participar en los conflictos armados, lo que ilustra una vez mas el punto de que muchos observadores internacionales han hecho desde el comienzo de la guerra: la incursión de la OTAN nunca se trató de proteger a los civiles o los derechos humanos, sino más bien un cambio de régimen para el aprovechamiento económico y salvaguardar los intereses geopolíticos, por lo que la mayoría de la población, incluidas las minorías étnicas negras, se encuentran en peores condiciones que durante el mando de Gaddafi.

Negro, Verde, y la lucha por Libia

Sería presuntuoso asumir que las victorias militares realizadas por la resistencia verde pro-Gaddafi en los últimos días serán de larga duración, o que representen un cambio irreversible en el panorama político y militar del país. Aunque el gobierno títere neocolonial en Trípoli es completamente inestable, cuenta con el apoyo económico y militar de algunos de los intereses más poderosos del mundo, lo que hace difícil derrocarlo con pequeñas victorias. Sin embargo, estos desarrollos hacen señalar un cambio interesante en el cálculo del terreno, sin lugar a dudas hay una confluencia entre las minorías étnicas negras y verdes como los combatientes que reconocen como enemigo común a las milicias tribales que participaron en el derrocamiento de Gaddafi, así como el gobierno central en Trípoli. La posibilidad de una alianza formal esta por verse.

Si tal alianza se desarrolla sería un momento decisivo en la guerra por Libia, como los combatientes de la resistencia verde se han mostrado en Sabha, son capaces de organizarse en el sur del país, donde disfrutan de un alto grado de apoyo popular. Se podría imaginar una alianza en el sur que podría mantener el territorio, y posiblemente, consolidar su poder por todo el sur de Libia, creando de facto un Estado independiente. Naturalmente, el grito de la OTAN y sus apologistas sería que esto es antidemocrático y contrarrevolución, resulta comprensible, ya que sin subordinación de Libia sus objetivos de unificar los intereses internacionales de capital financiero y del petróleo podrían resultar inalcanzables.

Hay que tener cuidado de no hacer demasiadas suposiciones acerca de la situación en Libia hoy, las fuentes confiables son difíciles de encontrar, más por los medios occidentales que han tratado de suprimir por completo el hecho de que aún existe resistencia verde, y que se encuentra activa ganando victorias. Todo esto pone de manifiesto que la guerra de Libia continúa, pese que mundo quiera admitirlo o no.

 

Eric Draitser, GLOBAL RESEARCH/ Minuto Digital (traducción española)

DiarioUnidad

(Chulería casposa) Margallo dice que Rusia debe decidir si quiere ser “socio estratégico” de la UE

Posted in Geopolítica, Rusia, Ucrania, UE on 31/07/2014 by athelvok

magallo

18:11 31/07/2014
Pilar Casanova, Madrid, 31 jul (Nóvosti).

José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, ha defendido hoy “la unidad de acción de la Unión Europea” ante el conflicto en Ucrania y ha dicho que “Rusia debe decidir si quiere ser socio estratégico de la UE o no”.

Para el jefe de la diplomacia española la situación de Ucrania “es la crisis más importante que padece la Unión Europea en sus fronteras desde la caída del muro de Berlín”, en referencia a la guerra desatada en el este de Ucrania.

En una comparecencia a petición propia ante el Congreso de los Diputados, Margallo ha apoyado “incondicionalmente” el plan de paz presentado por el Gobierno de Kiev, porque surge de un gobierno “elegido democráticamente”. “Los ciudadanos ucranianos tienen derecho a decidir su destino dentro de su integridad territorial”.

Sin embargo, el representante de la Izquierda Plural Joan-Josep Nuet, le ha recordado que los diputados que votaron en la Rada tuvieron que atravesar las filas de los “militantes fascistas”. “Esto se le llama golpe de estado en Madrid y en Sebastopol” ha dicho el representante progresista.

El ministro ha afirmado que desde el derrumbe del avión MH17 de Malaysian Airlines con 298 pasajeros a bordo “nada puede ser igual”, justificando el pase a la fase tres de las sanciones contra Rusia que afectan, esta vez, al sector económico y energético.

El jefe de la diplomacia ha estimado que “el bien público a proteger por encima de todo es la unidad de acción de la Unión Europea, si la UE quiere ser un actor relevante en política exterior en general y en el conflicto de Rusia y Ucrania en particular”.

“Se pide a las partes, incluida Rusia, el apoyo para la repatriación y reconocimiento de los cadáveres, que no avanza a la velocidad que nos gustaría, y la puesta en marcha de una investigación independiente por las autoridades para determinar los hechos y las responsabilidades”, ha agregado en referencia al avión comercial abatido.

Ha reclamado que España pierda el estatus de “isla energética” y ha animado a impulsar las interconexiones con Francia para abastecer con gas del norte de África, especialmente de Argelia, a los demás países europeos más dependientes de Rusia. El ministro ve una “potencialidad inmensa” en el desarrollo de la región del Magreb a la que se podría sumarse Nigeria, con importantes recursos energéticos.

“Hay que decidir si queremos que Rusia sea un socio o un adversario estratégico”, ha dicho el ministro, quien ha recordado que la posición de España es que sea un “socio estratégico”. Para ello, el Kremlin ha de “respetar la legalidad internacional” y por tanto “la integridad territorial de Ucrania”.

El jefe de la diplomacia española ha defendido “compatibilizar el acuerdo de asociación y libre comercio de Ucrania con la UE con la Unión Económica Euroasiática de la que forman parte Rusia, Bielorrusia y Kazajistán”. “De tal forma que los dos instrumentos sean el primer paso hacia un acuerdo de libre comercio entre la Unión y Rusia”, ha agregado.

Respecto al conflicto de Oriente Medio con la invasión de Israel en Gaza, ha advertido que “un conflicto extremadamente grave por sí mismo podría extenderse a toda una región ya de por su explosiva”. El ministro ha avanzado que de fallar la primavera árabe que se vive en algunos países de la zona “nos podremos encontrar con países en los que mande una dictadura islamista o una dictadura militar”.

RIANovosti

La nueva estrategia privatizadora (1): Hospital Ramón y Cajal de Madrid

Posted in Estafa, Sanidad, Sociedad on 31/07/2014 by athelvok

La nueva estrategia privatizadora (1): Hospital Ramón y Cajal de Madrid
Hospital Ramón y Cajal de Madrid.
30 de julio de 2014
07:00

MADRID//  El pasado mes de septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ordenó suspender el proceso por el que el Gobierno regional pretendía privatizar seis hospitales de la Comunidad tras diez meses de lucha de la marea blanca. A pesar de suponer una gran victoria para la defensa de la Sanidad Pública madrileña, los profesionales sanitarios advirtieron que el procedimiento seguía activo, aunque de manera solapada. Diez meses después, La Marea ha visitado varios centros hospitalarios públicos de la capital, donde algunos de sus trabajadores han explicado en qué condiciones se encuentran estos centros y en qué se basa este nueva estrategia de privatización.

El primero de ellos es el Hospital Ramón y Cajal, donde una de las enfermeras del centro, Mar Coloma, explica que durante el verano se han cerrado muchas plantas. “Actualmente hay casi 240 camas cerradas y en agosto planean cerrar otras 50; casi 300 de las 900 que, según la dirección del hospital, hay ahora, aunque hace cinco años eran 1.150”, explica. “Ya tenemos el precedente de otros años en los que cierran camas en verano que nunca vuelven a abrirse; y que se reduzcan camas significa que también va a producirse una reducción de personal”, señala.

Una plantilla que, desde 2009, también ha mermado considerablemente. Tal y como explica uno de los trabajadores del personal no sanitario del centro, Javier Cordón, de las cerca de 5.300 personas contratadas han quedado poco más de 4.600. En unos casos por la no renovación del personal eventual y en otros casos por no cubrir las jubilaciones. “Las tasas de reposición aprobadas son del 10%, lo que supone que 9 de cada 10 jubilaciones no se van a cubrir”, cuenta Coloma. A esto hay que añadirle el personal eventual, que asciende a casi una cuarta parte del total, 988 trabajadores, y cuyos contratos, hasta enero de este año, se solían renovar cada 3 meses, 6 meses o un año. Desde 2014, la mayoría de los que se han renovado ha sido por un año.

Tal y como señala Cordón, este tipo de contratos eventuales conduce, por un lado, a la precariedad laboral. “Si estás librando y te llaman para que vayas al hospital tienes que ir porque si no, a lo mejor, no te renuevan. Supuestamente, el personal eventual se contrata para situaciones excepcionales, pero hay gente aquí que lleva 12 años así”. Según el Estatuto Marco que entró en vigor en 2003, a aquellos que lleven más de dos años con este tipo de contrato hay que revisarles su situación para ver si se les hace interinos. Una espera en la que se encuentran miles de trabajadores en toda la Comunidad. “Mientras aguardan a que se les revise su contrato lo que consiguen es tenerlos callados, porque si se meten en protestas que son molestas para la dirección corren el riesgo de quedarse sin trabajo -prosigue Cordón-. O sea, hacen contigo lo que quieren”.

El último de los problemas relacionados con los trabajadores son las bajas por enfermedad, que casi nunca se cubren. “Eso supone que el personal esté siempre corriendo de un lado para el otro, lo que disminuye la calidad de la atención al paciente –denuncia Coloma-. Y estamos hablando de un trabajo que se ocupa de la salud de las personas”. Dado que el Ramón y Cajal funciona las 24 horas del día, “lo que no hagas tú en tu turno lo tienen que hacer en el siguiente y si no en el próximo. Esto implica que habrá cosas que se queden sin hacer o que no se hagan con el rigor necesario. Hablamos, por ejemplo de medicaciones. Si no tienes tiempo, puedes llegar a fallar. Afortunadamente es muy raro que pase pero el riesgo existe y podría repercutir en la salud de los pacientes, aunque no lo noten”.

Despedazar el hospital para venderlo por trozos

Una buena parte del Ramón y Cajal se encuentra inmerso en unas obras de remodelación que, en parte, consisten en quitar la tercera cama para que no haya más de dos por habitación, algo con lo que, según Coloma, “los profesionales sanitarios están de acuerdo porque es malo para los pacientes y para el personal”. El problema es que se prevé que esta tercera cama que se quita no sea reubicada en ninguna parte. “Hemos tenido varias reuniones con la gerencia del hospital y cada vez te dicen una cosa diferente. Que si van a pasar a la cuarta planta, que luego a la tercera… Y en cada operación de estas se van perdiendo camas. Cuando les pedimos que nos den el proyecto por escrito para aclararnos, nos dicen que no”.

Lo problemático de esta situación es que, si hubiera un repunte de algún problema sanitario, el centro puede quedarse sin sitio para ingresar a los pacientes, lo que aumentaría las derivaciones a las privadas. “De hecho –denuncia Coloma- ya existe en algunos hospitales, como en el Ramón y Cajal, la unidad de preingreso en la urgencia, donde los pacientes esperan que haya una cama libre. Si no hubiera problemas de camas no debería existir esta unidad donde los pacientes están hacinados en una sala sin ventilación”.

Precisamente la realización de estas obras es una de las cuestiones que más preocupa a esta enfermera de la unidad de cuidados intensivos del Ramón y Cajal. “Estamos en época de crisis, nos hablan del enorme déficit público como excusa para evidenciar que no hay dinero para contratar, pero sí hay para las obras”, cuenta. Si bien es cierto que considera que siempre son necesarias, también opina que no son urgentes. “El hospital no está inutilizable. Mejorable sí, como todos los sitios, pero hay otras prioridades – prosigue-. Por ejemplo, los ascensores. Este hospital ya tiene varias denuncias de pacientes que se han quedado colgados porque funcionan fatal. Y arreglar esto es algo primordial en un centro que tiene 15 plantas”.

Coloma cuenta que “se han hecho obras muy gordas en este centro en los últimos años, como reunificar las tres unidades de cuidados intensivos quirúrgicos. Hace dos años se hizo lo mismo con la unidad de pediatría. Públicamente se dijo primero que había costado 2 millones de euros, luego salió publicado que había costado el doble… Pero no tenemos datos. Tampoco sabemos quién lo paga. En teoría es la Comunidad de Madrid, pero no se sabe. Siempre pedimos que nos den los planos, que nos digan cuánto cuesta, quién se va a hacer cargo de las obras, pero no nos dicen nada, hay una absoluta falta de transparencia”, denuncia.

Tal y como cuenta Javier Cordón, “la gente puede pensar que se ha frenado la privatización pero no es cierto, ahora se está haciendo de manera solapada, destruyendo recursos y preparando el terreno para la privatización, como las Unidades de Gestión Clínica”. Las diferentes áreas del hospital están siendo divididas en unidades independientes que, “tienen que competir entre sí”. Por ejemplo, todo lo que tiene que ver con cardiología se mete en un área y “se la dota de un presupuesto anual determinado con el que cada unidad se tiene que apañar”. Para ambos trabajadores, el fin último de este despiece por unidades es que cada una pueda tener personalidad jurídica propia, “lo que permite privatizar, en lugar del hospital entero, las áreas por trocitos, lo que hace más fácil venderlas o alquilarlas”.

“Esto ya lo advirtió Montoro cuando anunció hace poco las 200 medidas que iba a poner en práctica para reducir el déficit”, cuenta Coloma. “Dijo que iba a posibilitar que se alquilaran diferentes servicios sanitarios a las empresas privadas”. Llevado al caso de las Unidades de Gestión Clínica, esto significa que “para ahorrar o para tener más dinero, yo, como Unidad de Cardiología, alquilo mis camas a un hospital privado. Es decir, les estoy quitando camas a los usuarios de la sanidad pública porque los privados me dan más dinero”, relata.

Gestores de hospitales, cargos políticos

A pesar de que los profesionales, tanto los sanitarios como los no sanitaros, del Ramón y Cajal, en su mayoría se muestran contrarios a este tipo de medidas, dado que el centro está dirigido por personas afines al Gobierno regional, al final se acaba haciendo lo que recomiendan desde las instancias políticas y no lo que es más beneficioso para el paciente. “Los puestos de dirección de un hospital son puestos políticos –explica Coloma-. Cuando cambia el equipo de Gobierno, cambia la dirección de los hospitales. A los gestores los ponen los mandatarios políticos, como ocurre en TVE”. Además, cada gerente de hospital “se trae a su equipo directivo porque la mayoría de los mandos intermedios son de libre designación y de confianza, por lo que asumimos que estarán de acuerdo con la privatización solapada”.

El hecho de que los cargos de dirección estén de acuerdo con la estrategia privatizadora de la Sanidad, facilita mucho la toma de decisiones a la hora de gestionar cada centro. Pero no son solamente los altos cargos los que son de libre designación, sino que es un procedimiento que se está extendiendo a los cargos intermedios. “Hace cinco años, para ser supervisor de enfermería o jefe de celadores te exigían tener tu plaza en propiedad”, recuerda Coloma. “Esto permitía cierta independencia porque lo peor que te puede pasar es que dejes de tener ese puesto de responsabilidad pero no podían echarte”.

Sin embargo, cada vez es más habitual que prescindan del personal fijo del centro para ocupar estos puestos y recurran a personas con contratos eventuales a las que “el único requisito que se les exige es que lleven más de 5 años trabajando en el hospital”, explica. “Cuando pasan a tener un puesto de dirección, la renovación de esos contratos eventuales está más o menos garantizada a no ser que te enemistes con la dirección, lo que produce trabajadores sumisos”. Una afirmación que Cordón matiza: “Una de las funciones de una supervisora deberían ser presionar para que se cubra una jubilación o una baja porque hace falta para un determinado servicio. Pero si presionas demasiado sabes que te pueden echar, así que no lo haces”.

Uno de los motivos que impulsaron algunas de las obras que están realizándose ahora en el Ramón y Cajal pasa por la reunificación del área de quirófanos en la primera planta del hospital. Hasta ahora, el centro contaba con 44 quirófanos pero, después de las obras, serán 28, más dos de pediatría ubicados en la planta 11. “Pensemos que el hospital Infanta Leonor de Vallecas tiene 265 camas y 11 quirófanos, por lo que con la reducción de 250 camas que ya han hecho y los 14 quirófanos que pretenden cerrar es, en comparación, como si desapareciera un hospital pequeño. Pero claro, te dicen que no se va a notar porque los van a tener funcionando mañana y tarde y, de primeras, con esa respuesta te callan. Después te pones a pensarlo fríamente y te surgen varias dudas”, reconoce Coloma. La primera es que, dado que esta aseveración también la hicieron con muchas de las camas que no han vuelto a reponerse, no tienen del todo claro que, efectivamente, los quirófanos vayan a funcionar en este horario.

Otra de las preguntas que se hacen los trabajadores del Ramón y Cajal es por qué los quirófanos que había hasta el momento no tenían actividad quirúrgica programada por la tarde. “Si uno de los grandes problemas de la Sanidad pública es la enorme lista de espera, lo lógico sería que los hubieran habilitado antes de tener que derivar las operaciones a la privada que, como ya han demostrado desde AFEM y desde otras organizaciones como la FADSP, encarece el procedimiento”, cuenta Coloma. La tercera cuestión tiene que ver con el personal. En lugar de contratar gente para el turno de mañana y para el turno de tarde, lo que han explicado es que los de la mañana tendrán que hacer horas extraordinarias. “Esto no sólo encarece el sistema sanitario, sino que si a un médico que lleva ocho horas operando, le metes más horas, no estará con las mismas facultades. Es decir, que quien acabará asumiendo el riesgo, otra vez, será el paciente”, concluye.

LaMarea

El gas en la mira, por Manlio Dinucci

Posted in Geopolítica, Israel, Opinión, Palestina, Próximo Oriente, Rusia on 28/07/2014 by athelvok

 

michelcollon.info

 

Traducido del francés para Rebelión por Susana Merino

Para comprender una de las razones por las que Israel ataca a Gaza es preciso ir a las profundidades, exactamente hasta 600 m. bajo el nivel del mar. Allí, en aguas territoriales palestinas, hay un enorme yacimiento de gas natural, Gaza Marina, estimado en 30.000 millones de metros cúbicos por un valor de miles de millones de dólares. Otros yacimientos de gas y de petróleo, según el mapa revelado por la agencia gubernamental estadounidense U.S. Geological Survey se encuentran en tierra firme en Gaza y Cisjordania.

En 1999, a través de un acuerdo firmado por Yasser Arafat, la autoridad Palestina confió la explotación de Gaza Marina a un consorcio formado por British Group y Consolidated Contractors (compañía privada palestina) con el 60% y el 30% respectivamente de las acciones, mientras el Fondo de inversión de la Autoridad Palestina se quedaba con un porcentaje del 10%. Se perforaron dos pozos, “Gaza Marina 1” y “Gaza Marina 2”, que no entraron nunca en producción porque están bloqueados por Israel, que pretende obtener todo el gas a precio de saldo. Por intermediación del exprimer ministro inglés Tony Blair, enviado del “Cuarteto para Medio Oriente”, se preparó un acuerdo con Israel que se quedaba con las tres cuartas partes de los futuros ingresos del gas palestino, depositando la parte correspondiente en una cuenta internacional controlada por Washington y Londres. Pero inmediatamente después de ganar las elecciones de 2006, Hamás rechazó el acuerdo calificándolo de robo y éxigió otra negociación.

En 2007 el actual ministro de Defensa, Moshe Ya’alon expresó que “el gas no puede extraerse sin realizar antes una operación militar que erradique el control de Hamás en Gaza”. Israel lanza entonces la operación “Plomo fundido” contra Gaza. En septiembre de 2012, la Autoridad Palestina anuncia que pese a la oposición de Hamás retoma las negociaciones sobre el gas con Israel. Dos meses después la admisión de Palestina en la ONU como “Estado observador no miembro” refuerza la posición de la Autoridad Palestina en las negociaciones. Gas Marino queda sin embargo bloqueado, impidiendo a los palestinos explotar su propia riqueza natural. Llegada a este punto la Autoridad Palestina opta por otra vía. El 23 de febrero de 2014, en la reunión del presidente palestino Abbas con el presidente Putin, se discute la posibilidad de entregar a la empresa rusa Gazprom la explotación del yacimiento de gas de las aguas de Gaza. Lo anuncia la agencia Itar-Tass, destacando que Rusia y Palestina están formalizando su cooperación en el área energética.

En este marco, además de la explotación gasífera se prevé también explotar un yacimiento petrolero en la ciudad palestina de Ramala, Cisjordania. En la misma zona la empresa rusa Technopromexport está encarando la construcción de una fábrica termoeléctrica con una potencia de 200 MW. La formación del nuevo Gobierno palestino de unidad nacional del 2 de junio de 2014, refuerza la posibilidad de que el acuerdo palestino-ruso llegue a buen puerto. Diez días después, el 12 de junio, ocurre el secuestro de los tres jóvenes israelíes encontrados después muertos el 30 de junio, el casus belli que desató la operación “Margen Protector” contra Gaza. Operación que forma parte de la estrategia de Tel Aviv para apropiarse también de todas las reservas de la cuenca del levante palestinas, libanesas y sirias incluidas y por lo tanto también Washington, que apoyando a Israel pone bajo su control a todo Medio Oriente impidiendo que crezca la influencia de Rusia en la región. Una mezcla explosiva cuyas víctimas vuelven a ser los palestinos.

Traducido del italiano por Marie-Ange Patrizio

Fuente: http://michelcollon.info/Gaza-le-gaz-dans-le-viseur.html?lang=fr

rCR

rebelión.org

La metamorfosis de Bachar al-Assad, por Thierry Meyssan

Posted in EEUU, Occidente, Opinión, Política, Próximo Oriente, Siria, Sociedad, Thierry Meyssan on 28/07/2014 by athelvok

Desde el retiro de Fidel Castro, el fallecimiento de Hugo Chávez y la prohibición a Mahmud Ahmadinejad de presentar un candidato a la elección presidencial en Irán, el movimiento revolucionario carece de un líder mundial. Digamos mejor que “carecía”, porque la increíble tenacidad y sangre fría de Bachar al-Assad han convertido al presidente sirio en el único jefe de un ejecutivo en todo el mundo que ha logrado sobrevivir a la agresión militar concertada de una amplia coalición internacional encabezada por Washington y que ha sido después ampliamente reelecto por su pueblo.

| Damasco | 28 de julio de 2014
JPEG - 33.3 KB

Desde su primer encuentro con Bachar al-Assad, Hugo Chávez declaró que el presidente sirio se convertiría en el principal líder revolucionario del mundo.

Bachar al-Assad no tenía intenciones de dedicarse a la política. Su objetivo era hacerse oftalmólogo. Sin embargo, al morir su hermano Bassel, Bachar al-Assad regresó del Reino Unido –donde estaba cursando estudios– y aceptó ponerse al servicio de su patria y de su padre. Al morir este último, Bachar al-Assad aceptó ser su sucesor en aras de preservar la unidad del país. Sus primeros años de gobierno fueron un intento de modificar la composición de las clases sociales como medio de hacer posible un sistema democrático que nadie le exigía. Bachar al-Assad desmanteló pacientemente el sistema autoritario del pasado y comenzó a vincular la población a la vida pública.

Pero, cuando apenas había llegado al poder, se le informó que Estados Unidos había decidido destruir Siria. Su trabajo como presidente tuvo que orientarse fundamentalmente al fortalecimiento del Ejército Árabe Sirio, a la creación de nuevas alianzas externas y a tratar de frustrar el complot. A partir de 2005, con la aparición de la comisión Mehlis, tuvo que enfrentar la oposición del mundo entero, que le imputaba el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri. Sin embargo, no fue hasta 2011 que las potencias coloniales se unieron contra él y contra Siria.

Y cuál no fue su sorpresa, al principio de los incidentes, cuando al recibir una delegación de la pequeña localidad siria donde se había registrado la principal manifestación la única demanda que se le planteó fue que los alauitas fuesen expulsados del lugar. Indignado, puso fin a la entrevista y decidió defender a toda costa la civilización siria basada en el principio del «vivir juntos».

En 3 años, el tímido médico tuvo que convertirse en líder militar. Inicialmente respaldado casi exclusivamente por su ejército, fue obteniendo poco a poco el apoyo de su pueblo, que lo eligió recientemente –en plena guerra– para ejercer un tercer mandato con el 88,7% de los votos válidos. Eso significa que el 65% de los electores sirios votó por él. El discurso que pronunció después de prestar juramento y tomar posesión del cargo expresa hasta qué punto el actual presidente de Siria ha logrado modificar el curso de los acontecimientos [1].

El ideal que expresa en ese discurso es, en primer lugar, el del deber hacia la Patria republicana. El presidente sirio ha luchado todo este tiempo en defensa de los hombres y mujeres a quienes se quiso imponer una dictadura religiosa que en realidad está al servicio del imperialismo. Y a veces, al luchar por ellos, tuvo que hacerlo en contra de la voluntad de ellos mismos. Luchó por ellos sin saber si alcanzaría la victoria, porque prefirió morir por la Justicia antes que aceptar el exilio dorado –pero infamante– que le ofrecían los «occidentales».

Poco antes, los dictadores Ben Ali et Hosni Mubarak habían cedido en cuanto fueron objeto de las primeras presiones de Washington, abandonando sus respectivos países en manos de la Hermandad Musulmana. Peor aún, el autócrata qatarí Hamad ben Khalifa Al-Thani abdicó después, como un niño asustado, en cuanto Barack Obama frunció levemente el ceño. Khalifa al-Thani prefirió irse corriendo a disfrutar de su fabulosa fortuna, robada al pueblo de Qatar, antes que arriesgarse a luchar por conservar el trono.

Al principio se trataba, para Bachar al-Assad, de resistir ante los ataques del imperio. Pero ante la victoria, lo asalta ahora el deseo de ir más lejos, de cuestionar el desorden mundial. Y se nos revela ahora como un verdadero líder revolucionario, exactamente como lo avizoró Hugo Chávez cuando el mundo aún lo veía solamente como un simple «heredero». Es por ello que, independientemente de las bajezas y traiciones de ciertos políticos, Bachar al-Assad no puede dejar de asumir la defensa del pueblo palestino masacrado por la colonia israelí en la franja de Gaza.

La Revolución de Bachar al-Assad es, en primer lugar, una lucha de liberación contra el oscurantismo religioso, representado en todo el mundo árabe por las monarquías wahabitas de Arabia Saudita y Qatar. El objetivo de esa lucha es garantizar el libre desempeño de cada individuo, sea cual sea su religión, y proclama por tanto su carácter laico al oponerse al conformismo religioso. Esa lucha plantea que Dios no sostiene ninguna religión en particular sino el reino de la Justicia común para todos. Y de hecho plantea la creencia como una cuestión personal y privada de cada cual, haciendo de ella la fuente que permite a cada individuo hallar las fuerzas para luchar contra un enemigo superior y vencerlo de forma colectiva.

Como todo el que ha tenido que hacer frente a una guerra, Bachar al-Assad no ha podido admitir la idea de que los horrores cometidos sean culpa únicamente de hombres malos que clavaron «sus colmillos en el cuerpo de Siria, sembrando muerte y destrucción, devorando corazones e hígados humanos, degollando y decapitando». Aceptar esa idea simplificadora sería perder toda esperanza en el género humano. Interpreta, por lo tanto, esos crímenes como desmanes perpetrados bajo la influencia del Diablo, que manipula a los criminales a través de la llamada «Hermandad Musulmana».

El nombre del «Diablo» incluye una referencia etimológica al lenguaje marcado por la duplicidad. El presidente al-Assad desmantela así el eslogan de las «primaveras árabes», inventado por el Departamento de Estado para llevar la Hermandad Musulmana al poder en el Magreb, en el Levante y en la región del Golfo. En todas esas regiones, los partidarios de la sumisión al imperialismo seguían las banderas de la época colonial. En Libia hicieron ondear la bandera de la monarquía wahabita de los Senussi, y en Siria desplegaron la del mandato francés, mientras decían emprender una «revolución»… junto a los tiranos que gobiernan en Riad y en Doha.

La guerra fue para Bachar al-Assad una larga transformación de orden personal. La vivió guiado por su ideal de «actuar al servicio del interés público», de aquello que los hombres de la Antigua Roma llamaban «la República» pero que los británicos consideran una quimera útil para esconder ambiciones autoritarias. Al igual que Robespierre «el Incorruptible», comprendió que ese ideal no puede tolerar ningún tipo de traición ni, por ende, ninguna forma de corrupción. Al igual que su padre, Hafez al-Assad, el actual presidente de Siria vive con sobriedad y desconfía del lujo ostentoso de ciertos potentados del comercio y de la industria, sean o no miembros de su propia familia.

Bachar al-Assad se ha convertido en un líder revolucionario, en el único jefe de Estado del mundo que ha sobrevivido al ataque conjunto de una amplia coalición colonial encabezada por Washington y que ha sido después ampliamente reelecto por su propio pueblo. Con esos logros entra en la Historia.

Fuente
Al-Watan (Siria)

[1] «Discours inaugural du président Bachar el-Assad», por Bachar al-Assad, Réseau Voltaire, 16 de julio de 2014. Este discurso se encuentra actualmente en proceso de traducción al español.

RedVoltaire

La «solución» para Gaza, por Manlio Dinucci

Posted in Israel, Opinión, Palestina, Próximo Oriente on 28/07/2014 by athelvok

La ola de violencia impune contra la población de Gaza exacerba los apetitos de las diferentes facciones israelíes. El vicepresidente del parlamento israelí y rival de Netanyahu en el seno del Likud, Moshe Feiglin, propone expulsar de una vez a toda la población de Gaza (1,5 millones de personas), territorio que el «Estado judío» anexaría de inmediato. Según Ahmed Abul Gheit, ex ministro egipcio de Exteriores, Estados Unidos organizó en 2011 la caída de Hosni Mubarak precisamente porque este último se oponía a la solicitud de Washington de desplazar la población de Gaza para el Sinaí.

| 27 de julio de 2014
JPEG - 21.5 KB

Moshe Feiglin, vicepresidente del parlamento israelí y miembro del Likud.

A la sombra del secretario de Estado John Kerry, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon, altamente agradecido ante el «compromiso dinámico» del jefe de la diplomacia estadounidense, está buscando en Jerusalén la manera de «poner fin a la crisis de Gaza». Pero Ban Ki-moon parece ignorar que existe alguien que ya encontró esa solución. El vicepresidente del parlamento de Israel, Moshe Feiglin, ha presentado, en efecto, un plan para «una solución en Gaza» [1].

Ese plan se compone de 7 fases:

1) El ultimátum, impuesto a la «población enemiga» a la que se intima a abandonar las áreas donde se encuentran los combatientes del Hamas «trasladándose al Sinaí, no lejos de Gaza».

2) El ataque, desencadenado por las fuerzas armadas de Israel «en toda Gaza con el máximo de fuerza (y no con una parte minúscula de esa fuerza)» contra todos los objetivos militares y la infraestructura «sin consideración alguna por los escudos humanos y daños al medio ambiente».

3) El asedio, simultáneo con el ataque, para que «nada pueda entrar en Gaza ni salir de Gaza».

4) La defensa, para «golpear con plena fuerza y sin consideración por los escudos humanos» cualquier lugar de donde haya partido un ataque contra Israel o contra sus fuerzas armadas.

5) La conquista, emprendida por las fuerzas armadas israelíes, que «acabarán con todos los enemigos armados en Gaza» y «tratarán conforme al derecho internacional a la población enemiga que no haya cometido fechorías y que se haya separado de los terroristas armados, [población] que será autorizada a abandonar Gaza».

7) La soberanía, sobre Gaza, «que se convertirá para siempre en parte de Israel y será poblada por judíos», contribuyendo así a «aliviar la crisis de alojamiento en Israel». A los habitantes árabes, quienes «según los sondeos en su mayoría quieren abandonar Gaza», se les ofrecerá «una generosa ayuda para la emigración internacional», ayuda que sin embargo se concederá solamente a «aquellos que no estén implicados en actividades antiisraelíes». Los árabes que opten por quedarse en Gaza recibirán un permiso de estancia en Israel y, después de cierto número de años, «los que acepten la dominación, las reglas y el modo de vida del Estado judío en su propia tierra» podrán convertirse en ciudadanos israelíes.

Ese plan no sale de la mente de un simple fanático sino del cerebro de un político que está obteniendo un creciente consenso en Israel. Moshe Feiglin es el jefe de Manhigut Yehudit (en español, «Liderazgo judío»), la facción más grande en el seno del Comité Central del Likud, o sea el partido en el poder. En 2012, durante la elección de la dirección del Likud, Moshe Feiglin hizo campaña en contra de Benyamin Netanyahu y obtuvo un 23% de los votos. Su ascenso ha sido continuo desde aquel momento, tanto que en julio de 2014 agregó a su cargo de vicepresidente del parlamento israelí el de miembro de la influyente Comisión de Relaciones Exteriores y de Defensa.

Si se analiza el plan que Feiglin está promoviendo activamente, tanto en Israel como en el extranjero (principalmente en Estados Unidos y Canadá), puede comprobarse que la actual operación contra la franja de Gaza incluye casi íntegramente las 4 primeras de las 7 fases previstas.

Visto desde esa perspectiva se percibe además que el verdadero objetivo de la retirada de los colonos israelíes de la región de Gaza –en 2005– no era otro que dejar el campo libre a las fuerzas armadas de Israel para la posterior realización de la operación «Plomo fundido» –en 2008/2009.

También se percibe que la actual operación «Margen protector» no es una simple respuesta a una acción anterior sino que, al igual que las operaciones anteriores, forma parte de un plan preciso, respaldado al menos por una parte consistente del Likud y tendiente a ocupar de manera permanente la franja de Gaza y a colonizarla expulsando de allí la población palestina. Y Feiglin seguramente ya tiene listo también el plan para «una solución en Cisjordania».

Fuente
Il Manifesto

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio.

[1] «El plan de Moshe Feiglin para una “solución” en Gaza», por Moshe Feiglin, Red Voltaire, 15 de julio de 2014.

 

RedVoltaire

En Fort Apache se habla del ascenso de la extrema derecha europea

Posted in Política, Vídeo on 27/07/2014 by athelvok
Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.