Archive for the Ciencia Category

La UE alerta: Dos plaguicidas amenazan a las abejas… y a los humanos

Posted in Ciencia, Enfermedad, Medio ambiente, Tecnología on 19/12/2013 by athelvok

Publicado: 19 dic 2013 | 8:20 GMT Última actualización: 19 dic 2013 | 8:30 GMT

Un estudio de reguladores de alimentos en la Unión Europea afirma que una clase de pesticidas está ligada a la muerte de un gran número de abejas melíferas y que también puede ser perjudicial para la salud humana.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, responsable de las alertas y de la detección de problemas que afectan a la seguridad de los alimentos, considera que es necesario tomar una postura más dura contra los neonicotinoides, un tipo de insecticidas que actúan en el sistema nervioso central de los insectos y con menor incidencia tóxica en mamíferos.

A primeros de año algunas de estas sustancias fueron prohibidas temporalmente para su uso en muchos cultivos en Europa que atraen a las abejas melíferas, una medida que no gustó a los fabricantes de los plaguicidas y a la que se opusieron en los tribunales.

Ahora, los reguladores de la Unión Europea aseguran que esta misma clase de los plaguicidas “puede afectar al sistema nervioso humano”, y que los niños serían los principales perjudicados. Sus investigaciones se centraron en dos versiones específicas de pesticidas: acetamiprid e imidacloprid. Los investigadores dicen que estas sustancias son seguras si se usan sólo en cantidades más reducidas de las que actualmente está permitido.

Los productos de Bayer de por medio

Imidacloprid es uno de los insecticidas más populares, usado en los productos agrícolas y de consumo. Fue desarrollado por Bayer, el gigante químico alemán, y es ingrediente activo en productos como ‘Bayer Advanced Fruit, Citrus & Vegetable Insect Control’, que se puede comprar en las tiendas de todo el mundo.

Mientras, el Acetamiprid lo comercia Nisso Chemical, una rama alemana de una empresa japonesa, pero que fue desarrollado con ayuda de Bayer. Se utiliza en productos de consumo como ‘Ortho Flower, Fruit & Vegetable Insect Killer’.

Bayer ha salido en su defensa y asegura que su producto no tiene potencial tóxico y que no representa ningún peligro para los seres humanos. Mientras, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria recomienda una mayor investigación “para proporcionar datos más sólidos”.

RT

Jack Andraka (15 años): ¿Inventor? ¿Oncólogo improvisado? ¿Nanotecnólogo? ¿Genio? ¿O sólo un farsante?

Posted in Ciencia, Enfermedad on 18/11/2013 by athelvok

HUMILLÓ A LA CIENCIA, quizá por eso no le prestaban atención: Tiene 15 e inventó un detector de cáncer: fue expulsado de todas las Universidades de EEUU, pero una lo escuchó.

 

Oncólogo improvisado, nanotecnólogo brillante.

Las mejores universidades de EE.UU. han rechazado las solicitudes de Jack Andraka, de 15 años, el inventor de un sensor para detectar el cáncer. El joven cuenta la historia de su vida y de su lucha.

Según Andraka, citado por la agencia Europa Press, envió 200 solicitudes a diferentes laboratorios, pero todos se negaron, excepto uno. Por eso hoy el joven, nacido en Maryland, se dedica a desarrollar sus investigaciones sobre el cáncer en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore.

Explica que se necesitarán años para ver autorizada su prueba.

Se trata de un sensor de papel que cuesta solamente tres centavos. Andraka dice que el asunto principal consiste en detectar la mesotelina, una proteína que se dispara en etapas tempranas de la enfermedad. “Detecta una de las miles de proteínas (la mesotelina) que hay en la sangre de los enfermos de cáncer.

La mecánica fue utilizar anticuerpos y entretejerlos en una red de nanotubos de carbono, de modo que se obtiene un marcador que únicamente reacciona ante dicha proteína”, cuenta el joven.

Añade que se puede reprogramar el invento para que utilice otra proteína para detectar el Alzheimer, otras formas de cáncer o el VIH.

Andraka se dedicó a investigar el asunto cuando un familiar murió por cáncer de páncreas cuando él tenía 13 años.

UN DESALIÑADO TOTAL, NADIE DABA UN COBRE POR ÉL

“Es el Henry Ford de nuestra era”, los halagos no conocen límites a la hora de calificar a Jack Andraka, un quinceañero que, por su aspecto, sin duda recibiría las reprobatorias miradas en el metro de los más mayores. Somos víctimas de los prejuicios y este adolescente del estado de Maryland cubría todos los estereotipos como para darle la espalda en una fiesta o dejar un sitio libre a su lado en el metro.

Desaliñado, con un corte de pelo más próximo a los tiempos de los Beatles, nuestro inquieto personaje es ahora una figura codiciada por los famosos.

Ya se sabe, la foto que conviene a todos, y más a los que en su día dieron la espalda a la genialidad agazapada tras esa intensa mirada y look descuidado. Para conocer su corta pero intensa carrera hay que remontarse a finales del año pasado. El inquieto Jack acompañó a su tío en el difícil recorrido que separa a los vivos de los muertos. Víctima de un cáncer terminal de páncreas, el joven contempló impotente cómo la vida se escapaba entre los dedos de su tío.

“No hay nada que hacer”, era el triste consuelo con el que sus allegados intentaban apaciguar la rabia de este genio en ciernes. Y tristemente, el guión siguió su curso imperturbable llevándose consigo a su adorado tío. La incomprensión se hizo dueña del espíritu de este luchador, ¿cómo era posible que no hubiera más armas que la resignación ante una enfermedad en pleno 2012?

Un adolescente contra el cáncer

El joven comenzó la guerra por su cuenta. Las clases de ciencia del instituto dejaron de ser un mero trámite para nuestro personaje. De repente las explicaciones sobre química, conductores, y en especial, los nanotubos, cobraron un especial interés.

Algo hizo clic en su interior y vio la luz. Él se enfrentaría con ingenio y tenacidad a tan desgarradora enfermedad. Y no fue la locura del momento: sus profesores de instituto recuerdan ahora con nostalgia cómo fue amonestado en más de una ocasión por dedicar las horas lectivas a leer con fruición todo tipo de estudios sobre los nanotubos, el eje principal de esta cruzada contra el cáncer de páncreas.

 

Un poquito de aquí, otro de allá, y muchas horas robadas al sueño y a partidos de baloncesto con los colegas, pero al final este paradigma de anti-héroe dio con una fórmula, sostenida, al menos, por el papel. Había dado con un sistema de detección precoz de este fulminante cáncer.

Asumido ya que una vez extendida la enfermedad, poco se podía hacer desde el punto de vista médico, sus esfuerzos se centraron en la detección precoz.

Y ahí estaba: la fórmula cuadraba. Jack Andraka había encontrado un método de detección que humillaba en registros a los que actualmente se utilizaban, y contribuía, de esta manera, a salvar miles de vidas.

¿Y ahora qué? Con la ayuda de su padre, decidió contactar por correo electrónico con las principales figuras de la ciencia de Estados Unidos. Institutos especializados, oncológicos, centros de investigación… no quedó nada por batir. Pero con la misma alegría que vivió el merecido entusiasmo de la victoria, saboreó el lado más amargo del ser humano.

La soberbia y la incredulidad eran obstáculos demasiado elevados que superar, y las eminencias que abrieron el correo del entusiasta Jack borraron la misiva con una sonrisa complaciente. ¿Que un niño de quince años me va a explicar cómo detectar un cáncer? A la basura.

Fueron 200 los científicos los contactados por nuestro héroe, y 199 las negativas, más o menos elegantes. Todos menos uno. Anirbar Maitra, un patologista de la universidad Johns Hopkins, apartó ese atípico mail del montón, y aceptó el reto: ayudaría a este irreverente adolescente.

Y comenzaron de la mano un intenso trabajo fuera de horas, en sábados y en ocasiones hasta altas horas de la madrugada, en los que el científico fue testigo del entusiasmo del apasionado Jack a su llanto rabioso ante los reveses en los experimentos.

Y así pasaron los días, hasta que una noche, la madre del joven se despertó sobresaltada ante la atronadora entrada de su hijo en la habitación: eran las2:30 de la mañana, pero la sonrisa lo decía todo.

Sobraban las palabras. Andraka y su mentor habrían logrado materializar físicamente la revolucionaria teoría sostenida hasta entonces por el papel. Sólo así se entiende que el pasado mes de diciembre, nuestro imberbe genio saltara desbordado de alegría cuando su proyecto fue galardonado en el ISEF, un certamen patrocinado por Intel en el que se financian proyectos de alocados como el nuestro.

 

Con la boca abierta, gritando y dando rienda suelta a una mezcla de genio, añoranza e ilusión, Jack alcanzó el estrado para demostrar al mundo que el talento no conoce de edades, estereotipos ni patrones. Un filón bien merecido para Intel, que no ha dudado en recordar la estampa en un anuncio que acaba de subir a su canal de YouTube y ya está saboreando ese magnetismo viral. ¿Su lema? ‘Look Inside? (mira dentro de ti).

Insurgente

“La física cuántica demuestra que hay vida después de la muerte”

Posted in Ciencia on 15/11/2013 by athelvok

Publicado: 15 nov 2013 | 12:52 GMT Última actualización: 15 nov 2013 | 13:06 GMT

Hay vida después de la muerte, y la muerte es una ilusión creada por nuestra conciencia. Un científico estadounidense ha encontrado pruebas de esta teoría en la física cuántica.

“Creemos que la vida es solo la actividad del carbono y una mezcla de moléculas; vivimos un tiempo y después nos pudrimos bajo tierra”, escribió el doctor en medicina Robert Lanza, citado por el diario británico ‘Daily Mail‘.

Este profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte argumentó que los humanos creemos en la muerte porque “nos han enseñado a creer que morimos”; es decir, nuestra conciencia asocia la vida con el cuerpo, y sabemos que el cuerpo muere.

Su teoría, denominada ‘biocentrismo’ o ‘universo de la biocéntrica’, explica que la muerte no puede ser tan terminal como creemos. Según esta teoría, la biología y la vida originan la realidad y el universo, y no a la inversa.

De eso se desprende que la conciencia determina la forma y el tamaño de los objetos del universo.

Para dar un ejemplo, Lanza se centra en cómo percibimos el mundo que nos rodea. Una persona ve el cielo azul y le dicen que ese color es el ‘azul’, “pero se pueden cambiar las células de su cerebro para que vea el cielo de color verde o rojo”.

Nuestra conciencia da sentido al mundo y puede ser alterada para cambiar nuestra interpretación. Desde el punto de vista de la biocéntrica, el espacio y el tiempo no se comportan de manera tan rígida ni tan rápida como nos presenta nuestra conciencia.

Si aceptamos la teoría de que el espacio y el tiempo simplemente son ‘herramientas de nuestra mente’, entonces la muerte y la idea de la inmortalidad existen en un mundo sin límites espaciales ni lineales.

Los físicos teóricos creen que hay una cantidad infinita de universos en los que diversas variaciones de personas y situaciones existen y ocurren simultáneamente.

Lanza afirma que todo lo que puede suceder sucede en algún momento en todos estos ‘multiuniversos’ (los múltiples universos posibles), lo que significa que la muerte no puede existir “en un sentido real”.

Según Lanza, que participó en los primeros experimentos de clonación, cuando morimos nuestra vida se convierte en una “flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso”.

Para corroborar su teoría, el científico citó un experimento conocido como ‘experimento de la doble rendija‘, que demuestra que la percepción humana participa en el comportamiento de la materia y la energía.

RussiaToday

Viaje por Europa a la última frontera de las palabras: ¿de dónde viene “oso” o “rosa”?

Posted in Ciencia, Historia on 14/11/2013 by athelvok

s

 

Publicado: 7 nov 2013 | 23:49 GMT Última actualización: 7 nov 2013 | 23:53 GMT

“La lengua es el mapa de carretera de una cultura. Le dice de dónde vienen y hacia dónde van sus representantes”. Esta evocadora cita de la autora estadounidense Rita Mae Brown se viene a la mente ante estos fascinantes mapas etimológicos europeos.

En los mapas que siguen, publicados por el usuario de Reddit SP07 y recogidos por el portal Business Insider, se aprecia de un vistazo el origen etimológico de varias palabras de uso común en países europeos.

En el caso de la palabra “iglesia” el mapa refleja claramente la influencia de griego antiguo.

Sin embargo, en la distribución geográfica de la palabra “oso” se percibe la influencia de Rusia, donde se puede encontrar la mayor población de oso pardo en Europa. También muestra que la palabra dominante significa, literalmente, “comedor de miel”.

Otro usuario de Reddit hace notar que “pi” es un prefijo de “cerveza” en varios países europeos, mientras que “pi” en el vocablo usado en chino mandarín para designar la cerveza, 啤酒 pi jiu, es un préstamo de Europa.

El origen de la denominación de “manzana” es muy diverso: es interesante observar cómo, por ejemplo, en Finlandia y Estonia esta palabra podría tener origen indo-iraní.

La etimología de la palabra “naranja” es muy curiosa. En el oeste su origen se remonta al sánscrito, mientras que en gran parte del este y el norte de Europa proviene de una palabra que significa “manzana de China”.

“Garoful”, palabra griega que significa “rosa”, sólo se ha conservado en el noreste de Italia.

En la mayor parte de países europeos la denominación de “piña” proviene del guaraní, lengua indígena de América del Sur, mientras que a Reino Unido (y en consecuencia a EE.UU.) la palabra llegó del latín.

La palabra té, al igual que la planta, proviene de China, a excepción de algunos derivados del latín en el este de Europa.

 

El campo magnético solar, a punto de cambiar su polaridad

Posted in Ciencia on 13/11/2013 by athelvok

Publicado: 13 nov 2013 | 12:22 GMT Última actualización: 13 nov 2013 | 12:22 GMT

Los científicos advierten que el campo magnético solar está a punto de invertirse y los efectos del fenómeno se notarán en la Tierra, afectando a las redes eléctricas y a los sistemas de comunicaciones.

Según los investigadores del Observatorio Solar Wilcox de la Universidad de Stanford, EE.UU., el cambio de polaridad del Sol, que ya está en proceso, afectará a todo el sistema solar, en particular la heliosfera, la zona del espacio donde el campo magnético del Sol ejerce su influencia, que interactúa con el campo magnético de nuestro planeta, informa el portal de la NASA Science.

Las manifestaciones más notables de esta interacción en la Tierra serán los fallos en los sistemas electrónicos terrestres, como las redes de distribución de energía y los satélites GPS y la aparición de las auroras en los cielos de las altas latitudes.

Los astrofísicos de Stanford, que monitorean el campo magnético solar desde el año 1975, han determinado que actualmente el Sol se encuentra en su pico máximo de actividad, algo que se manifiesta con el aumento de las manchas y erupciones solares. La actividad tan elevada del cuerpo celeste, por su parte, se caracteriza por un proceso brusco de transición de los hemisferios solares.

De acuerdo con los registros más completos y detallados de los cambios diarios en el campo magnético del Sol, realizados en la Observación Wilcox, el hemisferio norte ya se había volcado a finales del mes de agosto de este verano y el hemisferio sur debería invertirse en un futuro próximo.

Debido a los efectos a gran escala del cambio de la polaridad del Sol sobre nuestro planeta y sobre otros del sistema solar, durante su cuarta observación del fenómeno, que se produce cada 11 años, los científicos siguen vigilando atentamente y tratan de controlar todo lo que ocurre en la heliosfera y la superficie solar.

RussiaToday

“La mente, la energía, puede curar más que las medicinas”

Posted in Ciencia, Opinión on 12/11/2013 by athelvok

 

Reclama una nueva medicina, la que tenga en cuenta la capacidad de curar de la energía, mucho más eficaz que los medicamentos. Bruce Lipton (Estados Unidos, 1944) ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito el suyo si tenemos en cuenta lo “alérgicos” que son los científicos a los temas trascendentales. Es doctor en Biología Celular y fue pionero en la investigación con células madre. Sus estudios sobre la membrana celular y las modificaciones de las células según el entorno sentaron las bases de la nueva epigenética. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a criticar duramente la medicina convencional. Es autor de libros como La biología de la creencia y La biología de la transformación.

 

Usted asegura que la medicina convencional va por muy mal camino. ¿Tan peligrosos son los medicamentos que nos recetan?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda. Tiene que aprender cómo funcionan las células.

 

¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina?
Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en un plato petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otro plato y cambié el entorno celular (son más como peces porque viven en un entorno fluido). Cambié la química en ese plato y ahí formaron músculo. Después, cogí otras del primer plato y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. ¡El humano es un plato petri cubierto de piel!

 

¿Cuál es el entorno de la célula que hay que cuidar?
Dentro de mí hay 50 trillones de células y el entorno celular para nosotros es la sangre, por ello la composición de la sangre cambia el destino de la célula. ¿Y qué controla la sangre? Pues el sistema nervioso, que crea una química diferente según el sistema exterior. La célula y el ser humano son la misma cosa. Por ello, si pongo al ser humano en un entorno nocivo, igual que la célula, también enferma. Si lo trasladas a un entorno sano, entonces sana. Por tanto, la medicina culpa a las células por la enfermedad y trata de cambiar la química de las células, pero ese no es el problema, el problema es el entorno. Y si cambias a la persona de entorno, sin medicamentos, el cerebro cambia la química. El cerebro de la célula y el de la persona leen y entienden el entorno.

En un entorno sano, ¿nos curamos automáticamente? ¿Así de fácil?
No es tan fácil, porque la mente interpreta. Puede suceder que estemos en un entorno muy sano y que la mente lo lea como un entorno negativo o perjudicial. Entonces crea una química que hará a mi cuerpo enfermar. La diferencia entre la célula y el ser humano es que este tiene una mente que hace una interpretación y la célula lee el entorno directamente. Si metes un programa con errores en la mente, entonces la química que genera no está en armonía con la vida. Y esto nos sirve para entender cómo funciona un placebo. Cambio mi creencia y pienso que esto me va a sanar, tomo una píldora porque creo que esto me va a traer salud, y me mejora y me sana, pero la píldora podría ser de azúcar, en realidad no ha hecho nada, han sido mis creencias. Y a eso lo llamamos pensamientos positivos y efecto placebo.

Insurgente

Científicos rusos prueban la hipótesis del origen extraterrestre de la vida

Posted in Ciencia on 30/10/2013 by athelvok

Publicado: 29 oct 2013 | 13:43 GMT Última actualización: 29 oct 2013 | 13:44 GMT

Los científicos rusos han probado mediante un experimento realizado en la órbita que los meteoritos pueden acarrear microorganismos capaces de soportar la entrada en la atmósfera de la Tierra.

Los científicos rusos del Instituto de Problemas Médicos y Biológicos probaron mediante un experimento la hipótesis de panspermia, es decir, que la vida pudo llegar a nuestro planeta desde cualquier punto del Universo, informa la agencia ITAR-TASS.

El experimento se llevó a cabo en la nave espacial Bion-M 1, lanzada en la primavera de este año. La nave estuvo en la órbita 30 días, portando varios microorganismos en un equipo especial colocado en el exterior de la misma. Al entrar en las capas densas de la atmósfera terrestre, el aparato se calentó a varios miles de grados Celsius. Solamente una cepa soportó esas condiciones extraordinarias.

Según cuenta el director del proyecto, Vladímir Sychov, de todas especies el único organismo que sobrevivió al experimento fue la endospora bacteriana termófila, presente en ambientes libres de oxígeno.

La prueba se llevó a cabo en el marco del experimento denominado ‘Meteorito’. Los científicos planean repetirlo el año que viene usando la nave espacial Foton 4.

RussiaToday

Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.