Archivo para septiembre, 2013

100 Mejores Cuentos de la Literatura Universal

Posted in Literatura on 30/09/2013 by athelvok

Mejores cuentos de la literatura universal
Compartimos nuestra lista de los 100 Mejores Cuentos de la Literatura Universal. Como toda lista tendrá sus fallas, pero la idea es ante todo recomendar grandes obras del cuento. Haciendo click en el titulo de cada cuento pueden leerlo.
Si consideran que algún otro cuento podría incluirse en esta lista, no duden en dejar un comentario con sus recomendaciones.

 

  1. A la deriva – Horacio Quiroga
  2. Aceite de perro – Ambrose Bierce
  3. Algunas peculiaridades de los ojos – Philip K. Dick
  4. Ante la ley – Franz Kafka
  5. Bartleby el escribiente – Herman Melville
  6. Bola de sebo – Guy de Mauppassant
  7. Casa tomada – Julio Cortázar
  8. Cómo se salvó Wang Fo – Marguerite Yourcenar
  9. Continuidad de los parques – Julio Cortázar
  10. Corazones solitarios – Rubem Fonseca
  11. Dejar a Matilde – Alberto Moravia
  12. Diles que no me maten – Juan Rulfo
  13. El ahogado más hermoso del mundo – Gabriel García Márquez
  14. El Aleph – Jorges Luis Borges
  15. El almohadón de plumas – Horacio Quiroga
  16. El artista del trapecio – Franz Kafka
  17. El banquete – Julio Ramón Ribeyro
  18. El barril amontillado – Edgar Allan Poe
  19. El capote – Nikolai Gogol
  20. El color que cayó del espacio – H.P. Lovecraft
  21. El corazón delator – Edgar Allan Poe
  22. El cuentista – Saki
  23. El cumpleaños de la infanta – Oscar Wilde
  24. El destino de un hombre – Mijail Sholojov
  25. El día no restituido – Giovanni Papini
  26. El diamante tan grande como el Ritz – Francis Scott Fitzgerald
  27. El episodio de Kugelmass – Woody Allen
  28. El escarabajo de oro – Edgar Allan Poe
  29. El extraño caso de Benjamin Button – Francis Scott Fitzgerald
  30. El fantasma de Canterville – Oscar Wilde
  31. El gato negro – Edgar Allan Poe
  32. El gigante egoísta – Oscar Wilde
  33. El golpe de gracia – Ambrose Bierce
  34. El guardagujas – Juan José Arreola
  35. El horla – Guy de Maupassannt
  36. El inmortal – Jorge Luis Borges
  37. El jorobadito – Roberto Arlt
  38. El nadador – John Cheever
  39. El perseguidor – Julio Cortázar
  40. El pirata de la costa – Francis Scott Fitzgerald
  41. El pozo y el péndulo – Edgar Allan Poe
  42. El príncipe feliz – Oscar Wilde
  43. El rastro de tu sangre en la nieve – Gabriel García Márquez
  44. El regalo de los reyes magos – O. Henry
  45. El ruido del trueno – Ray Bradbury
  46. El traje nuevo del emperador – Hans Christian Andersen
  47. En el bosque – Ryonuosuke Akutakawa
  48. En memoria de Paulina – Adolfo Bioy Casares
  49. Encender una hoguera – Jack London
  50. Enoch Soames – Max Beerbohm
  51. Esa mujer – Rodolfo Walsh
  52. Exilio – Edmond Hamilton
  53. Funes el memorioso – Jorge Luis Borges
  54. Harrison Bergeron – Kurt Vonnegut
  55. La caída de la casa de Usher – Edgar Allan Poe
  56. La capa – Dino Buzzati
  57. La casa inundada – Felisberto Hernández
  58. La colonia penitenciaria – Franz Kafka
  59. La condena – Franz Kafka
  60. La dama del perrito – Anton Chejov
  61. La gallina degollada – Horacio Quiroga
  62. La ley del talión – Yasutaka Tsutsui
  63. La llamada de Cthulhu – H.P. Lovecraft
  64. La lluvia de fuego – Leopoldo Lugones
  65. La lotería – Shirley Jackson
  66. La metamorfosis – Franz Kafka
  67. La noche boca arriba – Julio Cortázar
  68. La pata de mono – W.W. Jacobs
  69. La perla – Yukio Mishima
  70. La primera nevada – Julio Ramón Ribeyro
  71. La tempestad de nieve – Alexander Puchkin
  72. La tristeza – Anton Chejov
  73. La última pregunta – Isaac Asimov
  74. Las babas del diablo – Julio Cortázar
  75. Las nieves del Kilimajaro – Ernest Hemingway
  76. Las ruinas circulares – Jorge Luis Borges
  77. Los asesinatos de la Rue Morgue – Edgar Allan Poe
  78. Los asesinos – Ernest Hemigway
  79. Los muertos – James Joyce
  80. Los nueve billones de nombre de dios – Arthur C. Clarke
  81. Macario – Juan Rulfo
  82. Margarita o el poder de Farmacopea – Adolfo Bioy Casares
  83. Markheim – Robert Louis Stevenson
  84. Mecánica popular – Raymond Carver
  85. Misa de gallo – J.M. Machado de Assis
  86. Mr. Taylor – Augusto Monterroso
  87. No hay camino al paraiso – Charles Bukowski
  88. No oyes ladrar los perros – Juan Rulfo
  89. Parábola del trueque – Juan José Arreola
  90. Paseo nocturno – Rubem Fonseca
  91. Regreso a Babilonia – Francis Scott Fitzgerald
  92. Solo vine a hablar por teléfono – Gabriel García Márquez
  93. Sobre encontrarse a la chica 100% perfecta una bella mañana de abril – Haruki Murakami
  94. Tlön, Uqbar, Orbis Tertius – Jorge Luis Borges
  95. Tobermory – Saki
  96. Un día perfecto para el pez plátano – J.D. Salinger
  97. Un marido sin vocación – Enrique Jardiel Poncela
  98. Una rosa para Emilia – William Faulkner
  99. Vecinos – Raymond Carver
  100. Vendrán lluvias suaves – Ray Bradbury

Fuente: http://lecturasindispensables.blogspot.com.es/2013/09/100-mejores-cuentos-literatura-universal.html

UN  PUEBLO CULTO ES UN PUEBLO LIBRE

Anuncios

Washington apunta su poder contra Venezuela

Posted in Censura, EEUU, Manipulación, Opinión, Política, Sociedad, Terrorismo, Venezuela on 30/09/2013 by athelvok
14:14 30/09/2013
Columna semanal por Vicky Peláez

Estados Unidos no puede resolver todos los problemas del mundo, pero los problemas del mundo no pueden resolverse sin liderazgo de los Estados Unidos (Hillary Clinton)

A medida que pasa el tiempo aparecen nuevas revelaciones sobre la existencia de un plan norteamericano para hostigar sistemáticamente al actual gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, y en especial a su presidente Nicolás Maduro desde su elección el pasado 14 de abril.

Para empezar Washington nunca reconoció la elección de Maduro como legítima, y a pesar del rotundo fracaso del candidato opositor Henrique Capriles Radonski quien denunciaba un fraude electoral, el gobierno norteamericano no cambió su postura respecto al actual presidente venezolano y ha impulsado una verdadera guerra mediática contra el país.

En los cálculos del departamento de Estado, Venezuela es vital para los intereses y la seguridad nacional estadounidense por ser uno de los más grandes proveedores de petróleo para Norteamérica.

Durante estos cinco meses del gobierno de Maduro, Venezuela ha denunciado más de 10 veces los intentos de la derecha venezolana de mantener “una actitud extraña y sospechosa” orientada a desestabilizar al país y atentar contra su presidente. Toda esta campaña, según la prensa oficial venezolana, está orquestada por el departamento de Estado norteamericano y varios líderes de oposición radicados en Miami.

La reciente prohibición temporal del sobrevuelo del avión en que viajaba el presidente Maduro con su comitiva  sobre Puerto Rico rumbo a China, bajo el pretexto de que no era el avión presidencial oficial, sino de Cubana de Aviación es parte de la campaña.

Lo curioso que simultáneamente, la oposición venezolana consideró como como una actitud anti patriótica no usar el avión presidencial prefiriendo él de la línea cubana.

Ahora resulta que el avión presidencial Airbus A-319 CJ presenta una muy grave falla en una de sus alas, luego de estar inoperativo por varios meses después de retornar a Venezuela de su mantenimiento en Francia. Tan grave es el problema del aparato que la dirección de Airbus declaró estar dispuesta a investigar las fallas del avión.

Todo esto supone  que si Maduro hubiera abordado el avión oficial, Venezuela estaría de duelo y posiblemente preparándose para nuevas elecciones presidenciales. Pero allí no termina la historia. Según los planes oficiales, el presidente de Venezuela debía viajar de China a New York para asistir a la 68 Asamblea General de la organización de las naciones Unidas (ONU).

Sorpresivamente canceló su participación en este fórum alegando de que fue informado de que “se gestaban provocaciones” para atentar en Nueva York  contra su “integridad física” con el supuesto conocimiento del gobierno norteamericano.

Según Maduro, una de las “provocaciones” apuntaba a generar una situación de violencia en Nueva York y el otro plan estaba orientado para afectar su “integridad física” en el cual estaban envueltos dos ex diplomáticos americanos, Roger Noriega y Otto Reich quienes habían participado en los últimos 30 años prácticamente en todos los golpes de Estado en Latinoamérica y en particular en el de 2002 en Venezuela.

Por supuesto que el departamento de Estado acusó a Maduro de exagerar las cosas y pidió pruebas concretas. La respuesta del presidente venezolano fue que tenía información de fuentes fidedignas pero sin poder especificar ni dar nombre para no repetir lo que pasó con los cinco agentes secretos cubanos cuando Fidel Castro, usando su buena voluntad e inocencia advirtió al ex presidente Clinton de la preparación de actos terroristas contra Cuba en Miami. El resultado fue que en vez de arrestar a los involucrados en el terrorismo, el FBI, analizando la información recibida, detuvo a los agentes del gobierno cubano.

Mientras sucede la polémica verbal entre Estados Unidos y Venezuela, promovida día a día por la prensa globalizada internacional y nacional, anunciando un próximo golpe de Estado en proceso, la conspiración externa contra el socialismo del siglo XXI proclamado por Hugo Chávez y seguido por su sucesor, Nicolás Maduro con mayor fuerza, ha logrado cohesión y coordinación con las fuerzas internas conspirativas.

Están siguiendo el mismo patrón establecido por ex presidente de los EE.UU. Richard Nixon cuando ordenó el 15 de setiembre de 1970 a su asesor de seguridad nacional, Henry Kissinger “hacer chillar la economía” chilena.

 Algo parecido está sucediendo en Venezuela. Se está produciendo el desabastecimiento de productos básicos de consumo, su acaparamiento y especulación para utilizarlos como generador de malestar popular y el descontento.

Por supuesto que el gobierno  siempre es señalado por la mayoría de los medios de comunicación, que están en manos privadas, como el “principal responsable debido a la corrupción y burocratismo que generan largas filas en los supermercados”.

La realidad es diferente. Lo que les está molestando aparentemente a los hombres de negocios locales, acostumbrados a la explotación de trabajadores de acuerdo a los postulados neoliberales, es la nueva Ley de Trabajo  que obliga a los dueños de negocios a garantizar dos días de descanso  a sus trabajadores y un máximo de 40 horas de laborales a la semana. Se esperaba que así se lograría aumentar el índice de empleo pero resultó ser al revés. Lo que no calculó el gobierno es que  el 75 por ciento del Producto Nacional Bruto es generado por el sector privado que sigue envuelto en el modelo neoliberal y es contrario a las ideas colectivas enarboladas por el chavismo que hasta ahora no ha formulado las leyes para controlar la producción y distribución de los productos de consumo en Venezuela.

Aprovechando esta situación los sectores privados restringieron la salida de los productos a los anaqueles y aprovechando la nueva Ley De Trabajo redujeron la cantidad de cajas habilitadas para cobrar, que lógicamente hicieron crecer las colas y el malestar popular.

Como respuesta el gobierno decidió mandar milicias  a los supermercados para que aprendan los códigos de productos y la metodología de trabajo. Recién bajado del avión en Caracas después de su viaje a China, el presidente Maduro reiteró al pueblo venezolano a incorporarse a la batalla por la estabilidad económica y eléctrica en el país.

Dijo que “hay venezolanos que dudan de la guerra económica” pero el desabastecimiento y la especulación es el resultado de la política de la derecha que pretende “destruir la economía nacional y el sistema eléctrico”. Ya se ha probado que el incendio y la explosión ocurrido el 25 de agosto de 2012 en una las más grandes refinerías en el mundo, la planta de Amuay con la capacidad para procesar más de 600,000 barriles de petróleo al día fue resultado de “un acto de sabotaje” que costó al país más de mil millones de dólares, según la conclusión de la Comisión Investigadora presidida por el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez.

A la vez, el ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón aseguró que el apagón que dejó sin luz a 19 de los 23 estados del país recientemente fue “producto de sabotaje” y “está completamente comprobado que fue un acto intencional sobre la malla que cubre la torre número seis”.

Para enfrentar esta “guerra económica” no le queda otra alternativa al presidente Maduro que convocar el poder popular  que cuenta con 2.250 000 personas miembros de Comunas, Consejos Comunales, Salas de Batalla social y Movimientos Sociales cuyo número es de 71.521 organizaciones a nivel nacional.

La derecha venezolana que se lucra de la especulación, apoyada e inspirada por los Estados Unidos no va dejar un respiro al gobierno venezolano para revertir los logros sociales que logró el país en los últimos 14 años en la educación, salud, la alimentación y la cultura. En este período de tiempo el índice de malnutrición se bajó al cinco por ciento, de acuerdo a la estadística de la ONU.

También a pesar de una continua guerra mediática internacional y nacional que permanentemente denuncia la precariedad de vida, hambre, el empobrecimiento, la galopante inflación y la inseguridad física, el reciente Reportaje sobre la Felicidad en el Mundo (World Happiness Report)  elaborado por el Earth Institute of  Columbia University, auspiciado por las ONU, otorgó a Venezuela el número 20 entre Luxemburgo y Bélgica y no estando lejos de los Estados Unidos que quedó en el décimo sexto lugar.

Para llegar a estas conclusiones los especialistas en estadística de la universidad analizaron las encuestas en 159 países tomando en cuenta tales variables como “satisfacción con el trabajo”, “percepción de la seguridad”, “condiciones económicas existentes”. “confianza en el gobierno”, “eficiencia del gobierno”, “libertades individuales”, “desigualdad presente” etc.

¿Entonces, en qué quedamos? El Imperio y sus seguidores locales siempre han querido convertir Venezuela en apéndice energético pero apareció Hugo Chávez e hizo retornar dignidad e independencia a su pueblo aunque de acuerdo a uno de los más célebres pensadores y luchadores dominicanos, Juan Bosh, “ningún hombre es superior a su pueblo”. También dijo que “que hay personas que creen que los hechos históricos son producidos por los grandes hombres y que resulta que es al revés, son los hechos históricos que producen a los grandes hombres”.

Ahora le toca al pueblo venezolano hacer elevar a Nicolás Maduro a nivel histórico o simplemente rendirse a su pasado espacio en el “patio trasero” del Imperio que se halla en decadencia.

Fuente: http://sp.rian.ru/opinion_analysis/20130930/158201377.html

Venezuela. La Guerra de Cuarta Generación

Posted in Censura, EEUU, Manipulación, Opinión, Política, Sociedad, Terrorismo, Venezuela on 30/09/2013 by athelvok

29/09/2013

Por Oscar Rotundo, para PIA, Caracas.- Venezuela, como la mayoría de los países a los que el imperialismo norteamericano ha definido como parte de “sus intereses estratégicos”, está sumergida en la dinámica de la Guerra de Cuarta Generación. Antes de la revolución, sujeta a las estrategias de la “Guerra Fría” y la “Doctrina de Seguridad Nacional” el destino del país estaba atado al del imperialismo, gracias al servilismo de una clase política corrupta e inescrupulosa que se sentía confortable en su rol de vasallo de los intereses extranjeros.

En la última década del siglo pasado, se concreta una opción de independencia y soberanía con la irrupción de la Revolución Bolivariana que encarna un desafío histórico para los planes de EE.UU., y éste, se plantea la interrupción y conclusión del fenómeno bolivariano.

El control y la apropiación de los recursos naturales están en el centro de las políticas hegemónicas del imperialismo y en la configuración político-estructural de la globalización, donde los Estados Nacionales no existen, el mundo es un territorio universal sobre el cual capea el capitalismo y el imperio norteamericano coherente con su convicción primigenia inspirada en la concepción del “Destino manifiesto” piensa que el planeta está a su  disposición.

La frase “Destino Manifiesto” apareció por primera vez en un artículo que escribió el periodista John L. O’Sullivan, en 1845, en la revista Democratic Review de Nueva York. En su artículo, O’Sullivan  explicaba las razones de la necesaria expansión territorial de los Estados Unidos y apoyaba la anexión de Texas. Decía: “el cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un árbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino”.

Vivimos en la época del más alto nivel de concentración de riquezas y de capital por parte de una minoría que jamás haya vivido la humanidad. Las primeras 8 empresas más grandes del mundo son norteamericana y su capitalización bursátil asciende a 1.823.5 MM de Euros  y el PBI de EE.UU. es de 15.653.366 MM de Dólares situando a Norteamérica como la potencia económica más poderosa del mundo, seguida por China que tiene un PIB de 8.250.241 MM de Dólares, según datos del FMI 2012.

Según la revista Forbes el mexicano Carlos Slim, dirigente de un imperio americano de telecomunicaciones, es la persona más rica del mundo con una fortuna de 73.000 millones de dólares.

Si bien la expropiación por parte de las mayorías explotadas y empobrecidas todavía no se alcanza a vislumbrar, la lucha de los pueblos, en resistencia a la imposición de un futuro plagado de injusticias, ha generado, año tras año, fenómenos político-sociales que han sacudido la “paz de los cementerios” y desde las entrañas de la confrontación se han levantado gobiernos populares con políticas revolucionarias, desafiantes al status quo de las doctrinas neoliberales.

Las políticas inclusivas y de reivindicación social han elevado en muchos países el nivel de vida de las mayorías empobrecidas históricamente generando mejoras en su calidad de vida mediante el acceso gratuito a la educación, la salud y el deporte, a los bienes de consumo y la posibilidad de tener vivienda y  trabajo estable.

En Venezuela, la socialización de la renta internacional del petróleo, sostén principal y fundamental de la economía del país, ha generado modificaciones en las relaciones sociales de manera inimaginable en la década de los noventa, cuando el neoliberalismo era dueño y señor de los destinos de la patria de Bolívar.

A diferencia de otros momentos en los cuales la bonanza petrolera beneficiaba al país, en estos 14 años se han sentado las bases para la construcción de una patria protagónica en el escenario internacional, que ha tendido puentes a las naciones hermanas de la región y del mundo y consolidado una sociedad profundamente democrática mediante un rescate histórico de las instituciones y de la constitución, con una visión revolucionaria de la necesaria unión del pueblo y sus Fuerzas Armadas en el marco de la construcción de la identidad nacional.

Desde estas páginas hemos hablado sobre las características fascistas, antidemocráticas y terroristas de los sectores que, hoy por hoy hegemonizan a la oposición antichavista y también nos hemos hecho eco de las denuncias sobre los planes para acabar con la revolución, fundamentalmente después del fallecimiento del Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Hemos hablado de los intentos de magnicidio, sabotajes y la penetración de paramilitares y mercenarios, pero además de estas estrategias para derrocar al gobierno y abrirse paso en el desmonte de la revolución, existen otras alternativas para el logro de esos fines que no necesariamente requieren de la utilización de armas de fuego o explosivos.

Todo accionar militar cuenta con un cuerpo de ideas que lo sustenta, así como se conoce el tratado “El Arte de la Guerra” de Sun Tzu  o “De la guerra” de Karl von Clausewitz, la Guerra de Cuarta Generación (Fourth Generation Warfare – 4GW) es el término usado por los analistas y estrategas militares para describir la última fase de la guerra en la era de la tecnología informática y de las comunicaciones globalizadas.

En 1989 comenzó la formulación de la teoría de la 4GW cuando William Lind y cuatro oficiales del Ejército y del Cuerpo de Infantería de Marina de los Estados Unidos, titularon un documento: “El rostro cambiante de la guerra: hacia la cuarta generación”, publicado simultáneamente en la edición de octubre del Military Review y la Marine Corps Gazette.

La teoría de la cuarta generación segmenta la historia occidental en cuatro períodos, a cada uno de los cuales le correspondió una generación de la guerra. Estos períodos son:

a) clásico (entre tropas),

b) medieval (tropas, dispositivos tecnológicos e inteligencia),

c) moderno (tropas, tecnología, inteligencia, contrainteligencia y capacidad de fuego remoto), y

d) posmoderno (desinformación, comunicación borrosa, cibernética, nanotecnología y formas de control de la población).

La estrategia de la guerra de cuarta generación privilegia el uso de los medios de comunicación y las Tecnologías de la Información y Comunicación para conseguir sus objetivos.

¿Cuáles son estos objetivos?,  el control social, político o militar, sin llegar al uso de la armas, según sea la etapa de la confrontación social y política en el lugar en que se desarrolla. Su definición técnica de “Guerra Psicológica”, o “Guerra sin Fusiles” la caracteriza por el empleo planificado de la propaganda y de las acciones psicológicas orientadas a direccionar conductas mediante el accionar de expertos en comunicación y psicología de masas.

El país agredido es víctima de campañas de desinformación, descrédito y aislamiento a nivel nacional e internacional. Su propósito confundir, desmoralizar y romper la unidad del frente interno y los aliados en el exterior. La gran difusión y proliferación de noticias, propagandas y opiniones en desmerito de las políticas, las obras o la imagen de los dirigentes del gobierno, así como de las instituciones, por radio (AM-FM), Televisión, Internet y las redes sociales, son su herramienta más idónea, pero fundamentalmente la propagación boca a boca, de informaciones sin verificación de fuente, ni certeza sobre su veracidad, las más efectivas.

La globalización del mensaje y las capacidades para influir en la opinión pública mundial, convertirán a la Guerra Psicológica Mediática en el arma estratégica dominante de la 4GW.

La comunicación e información manipulada mediante el desarrollo de estrategias de marketing, desinformación y terror psicológico fundadas en el estudio sobre los comportamientos individuales y grupales de sectores y/o estratos poblacionales considerados vulnerables, genera la posibilidad de captar elementos que, consciente o inconscientemente, se sumen a un discurso o acción pre establecida dentro de la estrategia “maquiavélica” de “divide y reinarás”.

La libertad como argumento 

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia
para plagar la América de miseria a nombre de la libertad”.
Simón Bolívar (1783-1830).

 La libertad ha sido, como se plantea en el ya citado “Destino Manifiesto”, el caballito de batalla que los Estados Unidos en su afán de imponer el capitalismo en todo el mundo han usado para invadir, derrocar gobiernos y masacrar a los pueblos resistentes.

Dentro de la concepción de la “guerra psicológica” y “la guerra de cuarta generación”, la “libertad” cobra un papel fundamental a la hora de la lucha subversiva contra los gobiernos populares, democráticos, o simplemente contrarios a los intereses de los Estados Unidos.

¿De qué “libertad” hablan los Estados Unidos? Fundamentalmente de la que relegue al Estado de toda responsabilidad con respecto a la garantía de contención social (salud, educación, protección a la vejez y a la niñez) de los sectores más pobres de la ciudadanía. En su concepción de “democracia y libertad” impera el criterio de la sobrevivencia del más fuerte, del individuo más apto. El mundo es para “los mejores”,  según sus parámetros morales Desde su origen como nación, el sueño de Estados Unidos ha sido encontrar la perfección social a través de un triple compromiso: con la divinidad (cumpliendo con el destino impuesto por Dios), con la religión (observando una moral intachable) y con la comunidad (defendiendo su libertad, su seguridad y su propiedad)” , y del resto que se apiade Dios.” (http://www.esrlc.com.ve/biblioteca/manisfiesto.pdf)

La palabra libertad figura en cada evento de agresión a los pueblos. En Argentina la alianza que derrocó al gobierno del general Juan Perón en 1955 de la mano de la oligarquía se llamaba “Revolución Libertadora” en Venezuela la oposición fascista ataca al gobierno Chavista en nombre de la falta de “libertad” de prensa, de oportunidades, de los supuestos presos políticos, etc.

La libertad desde el punto de vista revolucionario es la posibilidad que tiene los pueblos de salir de la miseria, de la explotación, de la ignorancia, es la posibilidad de poder construir un futuro con soberanía e independencia. Para el imperialismo es la posibilidad de relacionarse económicamente favoreciendo al dueño del capital y al dueño de la tierra, esta “libertad” es sinónimo de desamparo para el que nada tiene, es la “libertad” de morirse de hambre y aceptar sumisamente las reglas del juego que impone el patrón, el Capital.

Este argumento de la “libertad” tan difundido también en la campaña contra el comunismo en todas las épocas, apuntaba a derrotar la concepción  de la existencia de la lucha de clases enarbolada por el marxismo y que coloca la relación capital-trabajo en el marco de una confrontación entre los explotadores y los explotados, desde la cual se configura una percepción de la sociedad totalmente distinta a como se plantea en el capitalismo.

Esta contradicción antagónica entre estos dos proyectos de sociedad, en última instancia, configura la lucha por la supervivencia de la humanidad y la vida en el planeta, es por ello que la guerra de cuarta generación, como última reflexión sobre la dominación y derrota del enemigo, se plantea en el terreno psicológico y cultural, es entre el modelo de desarrollo occidental capitalista y sus antítesis, expresadas a través de los modelos alternativos como el modelo planteado en la alternativa bolivariana.

La guerra de cuarta generación también comprende la ofensiva mediática internacional destinada a debilitar el apoyo hacia el gobierno objeto de la desestabilización, tratando de cortarle el acceso a fuentes que garantizan sus sistemas vitales (alimentación, suministros, transporte, energía, sistemas de salud entre otros) y desvirtuar la situación político- social en los foros internacionales, con el fin de causar sanciones y presiones de los organismos internacionales y las potencias extranjeras. Su propósito legitimar la futura confrontación violenta y el uso de armas de fuerte impacto en la vida del país. 

La articulación entre los grandes multimedios medios masivos de comunicación, como soporte de los planes conspirativos de dominación, tiene como objetivo destruir el pensamiento reflexivo (información, procesamiento y síntesis) y sustituirlo por una sucesión de imágenes sin resolución de tiempo y espacio (alienación controlada).

Como en la confrontación militar, el plan de guerra psicológica está destinado a: aniquilar, controlar o asimilar al enemigo.

Estas unidades de Guerra Psicológica son complementadas por Grupos Operativos, infiltrados en la población civil con la misión de detonar hechos de violencia y conflictos sociales que incremente el estado de malestar y el enfrentamiento entre bandos, generando un espiral de violencia progresivo.

El bombardeo mediático con informaciones sesgadas está destinado a afectar la psicología del receptor, no manipula su conciencia, sino sus deseos y temores inconscientes. No se quiere que este piense información, sino que consuma información: noticias, títulos, imágenes, que excitan sus sentidos y su curiosidad y que luego él difundirá entre sus relaciones sociales, mediante twitter o facebook o en charlas ocasionales y que sentaran un precedente creíble para otros receptores desprevenidos, o aturdidos por la vorágine de la vida cotidiana.

Esta estrategia actúa sobre los tres pilares fundamentales para el funcionamiento del Estado; la gobernabilidad política-institucional, la estabilidad económica, y la paz social. Cuando se altera el funcionamiento del sistema mediante el ataque desestabilizador a alguno de estos pilares la oligarquía y el fascismo comienzan a presionar nacional e internacionalmente para el restablecimiento del “orden” y eso no es otra cosa que el llamado a un golpe de Estado o una intervención extranjera.

Esto que ilustramos desde la doctrina de la Guerra de Cuarta Generación es la hoja de ruta que hemos visto en manos de los fascistas en estos 14 años y fundamentalmente desde marzo de este año y configura su accionar para los próximos meses. Lo vemos a diario en las propagandas  del Partido Primero Justicia y en las declaraciones de los más connotados representantes opositores, de las que solo se puede sacar una conclusión: “estos es un caos, hay que salir del gobierno, hay que salir del chavismo”.

Vemos como delante de nuestros ojos se desata una guerra económica que induce a la desesperación y a la confusión, como agitadores y provocadores tratan de ganar las calles para promover la violencia y como desde los medios de información privados “lo malo lo hace el gobierno y lo bueno lo hacen las empresas privadas y las Ongs”.

Para que esta estrategia colonialista de la Guerra de Cuarta Generación dé resultados positivos es necesario contar con lo que ellos llaman “Alienado Programado” (AP) o “individuo-masa”, sujeto manipulado que responde a la realidad virtual que reflejan los medios y que actúa en consecuencia con lo que ve, sin meditar, o cuestionar la falsedad o realidad de lo que recibe, pero aún peor, sin reflexionar si lo que recibe atenta contra sus verdaderos intereses, sus intereses de clase.

Sin el estudio de la realidad en función de los intereses de clase es complicado tomar parte hacia uno u otro proyecto de país, es por ello que la oferta del capitalismo y del fascismo siempre aparece de manera engañosa, en un claro oscuro sinuoso que tiende a la confusión, por ejemplo dicen que en un gobierno de ellos habría pleno empleo, pero no dicen si mantendrían la actual ley orgánica del trabajo y de cuanto seria el salario , entre otras cosas, tampoco hablan de si mantendrían el subsidio a  la economía, cosa que posibilita y complementa el salario y el consumo para los sectores de menores recursos, como en el caso Mercal.

Obviamente a esto hay que sumarle el prejuicio que genera en los sectores más reaccionarios de la comunidad el ascenso social de los indígenas, los pobres estructurales y los inmigrantes latinoamericanos y caribeños a los que estos “nuevos mantuanos” siempre han visto con recelo y desprecio.

Este coctel explosivo y fácil de manipular al calor de los problemas reales que existen en el proceso revolucionario, nos debe llamar a la reflexión y a la prudencia, y a estar atentos y organizados, en un proceso de discusión permanente, ante los sucesos que puedan desarrollarse hacia finales de año y comienzos del 2014, ya que como lo demuestra la historia en Venezuela, esa es una fecha de alta sensibilidad social, que en el 2002 ha sido explotada por los fascistas para provocar una situación violenta y a la que este año, se sumara la realización de un evento electoral al que estos caracterizan como plebiscitario.

La revolución no solo ha generado una mejora incuestionable en los niveles de vida de la población, también nos ha puesto ante una responsabilidad histórica en la lucha por la emancipación de los pueblos y es nuestro deber asumirla.

Fuente: http://www.noticiaspia.org/15285/

La era del nacionalismo, según The National Interest

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, EEUU, Geopolítica, Historia, Occidente, Opinión on 29/09/2013 by athelvok

Alfredo Jalife-Rahme
Foto

Maniobras navales conjuntas de Estados Unidos en Filipinas, hace una semana. Grupos estadunidenses desarrollan posturas teóricas militaristas como la cuarta guerra mundial . Foto Ap

Paul Pillar, becario de la Brookings Institution y del Centro de Estudios de Seguridad de la Universidad de Georgetown, plantea asombrosamente La era del nacionalismo ( The National Interest, 1/9/13).

The National Interest, fundada por el superhalcón israelí-estadunidense Irvin Kristol, cuenta como presidente honorario a Henry Kissinger y es publicada por The Center for the National Interest, anteriormente The Nixon Center, cuya tendencia consiste en promover la perspectiva realista (sic) de Estados Unidos en política exterior.

Cabe recordar que la tesis doctoral de Kissinger versó sobre el orden mundial plasmado en el Congreso de Viena de 1814, como continuación del orden del Estado-nación y su soberanía, establecidos en Westfalia en 1648.

Al perder sus dos guerras en Afganistán e Irak, ¿el grupo neoconservador straussiano de The National Interest adopta el nacionalismo como medida de protección del futuro de Estados Unidos?

Paul Pillar juzga que no ha sido sencillo definir la era presente desde el colapso de la URSS y el comunismo en Europa oriental. Fustiga la nomenclatura inherentemente insatisfactoria de la cuarta (sic) guerra mundial (CGM) en contra del Islam radical promovida por algunos (sic) después del 11-S. El terrorismo es solamente una táctica que ha permeado durante milenios, mientras el Islam radical es parte marginal de un fenómeno más amplio, insuficiente para reconfigurar los asuntos globales.

Si se mira a la historia en retrospectiva, se decantan en las pasadas dos décadas las consecuencias del fenómeno conocido como nacionalismo ahora en forma plena e irrestricta, cuando “tomó tres siglos y medio para que sus componentes básicos –el Estado soberano, la vinculación popular al Estado y su diseminación global– emergieran con plena fuerza”.

A su juicio, los ingredientes del nacionalismo pueden ser añejos por siglos, pero su resultado combinado, visto globalmente, es nuevo. Vivimos hoy la era nacionalista.

Rememora que la parte más importante del concepto del choque de civilizaciones de Samuel Huntington –que desarrolló las ideas de la CGM– abulta a la religión.

Desecha uno a uno los conceptos del mundo unipolar, a la misma multipolaridad (más desde el punto de vista económico), el G-2 (Estados Unidos y China), el G-8 o el G-20, y hasta la no polaridad de Richard Haass (presidente del influyente Consejo de Relaciones Exteriores: CFR, por sus siglas en inglés), pero ninguno cumple la visión integral que acontece en el planeta.

Desmenuza el nacimiento del Estado nación en la Paz de Westfalia de 1648 que marcó el fin de la teológica Guerra de los 30 Años, lo cual codificó el concepto de la soberanía del Estado: una estructura política de Europa del siglo XX, que con otros procesos permea­ría la fuerza del futuro nacionalismo.

Cita el libro Después del nacionalismo del historiador británico E. H. Carr, de entonaciones marxistas, en el que aborda la socialización de la nación que incluye la extensión de las franquicias y el creciente papel económico (¡supersic!) del Estado.

Paul Pillar admite que el paroxismo del nacionalismo deletéreo nutrió a la Primera Guerra Mundial y dejó un considerable sentimiento nacionalista que alimentó la segunda vuelta de carnicería dos décadas más tarde.

A juicio de Paul Pillar, Carr creyó en forma idílica que las guerras del nacionalismo se desvanecerían con los avances de tecnología militar, especialmente del poder aéreo, que harían a las fronteras estratégicamente menos significativas que antes, mediante el establecimiento de organizaciones regionales múltiples.

Según Pillar, Carr se equivocó sobre su pronóstico del nacionalismo. Da el ejemplo del renacimiento nacionalista en un diminuto país como Kosovo, ya no se diga en el mismo país de Carr: Gran Bretaña, que nunca pudo acercarse lo suficiente a la Europa continental.

La descolonización del mundo en vías de desarrollo, que llegó a su pico en los años 60 del siglo pasado y continuó mucho después, exhibió la equivocación conceptual de Carr. Pese a su sello europeo, el Estado westfaliano se ha expandido en todo el mundo.

Paul Pillar aduce que la competencia entre izquierda y derecha se volvió una competencia entre Occidente y Oriente que disfrazó muchas de las consecuencias del nacionalismo desde Alemania occidental hasta Yugoslavia y Checoslovaquia.

Argumenta que el Estado nación es la realidad definitoria (sic) de nuestro tiempo y que la era del nacionalismo hoy es producto de la condición humana (¡supersic!).

Se basa en el imperativo territorial del autor Robert Ardrey, donde la posesión de un pedazo bien definido de la superficie terrestre constituye el rasgo dominante de muchas especies más cercanamente relacionadas a los humanos que desemboca en el Estado nación y sus imperativos institucionales que se agregan a rasgos biológicos y evolutivos, a los que se suman los mitos nacionales.

Aporta como ejemplo el nacionalismo en China y Japón. En efecto, el noreste y sureste asiáticos viven un intenso y vibrante nacionalismo en medio de sus regionalismos específicos y de su participación en lo que les conviene en la globalización.

Aun el magnificente experimento supranacional de Europa muestra serias fisuras balcanizadoras.

Ejemplos similares abundan desde América Latina, pasando por África y Asia central hasta Rusia. Aun en el Medio Oriente, Paul Pillar considera que el nacionalismo triunfa sobre la religión, lo cual, a mi juicio, puede ser muy discutido en espera del resultado final de la mezcla insólita de sus específicos conflictos teológicos-sectarios. Bueno, siempre existen excepciones a las reglas.

Sostiene que Estados Unidos exhibe mayor nacionalismo que cualquier otro país y que denominan excepcionalismo (nota: que el mismo presidente ruso Vlady Puttin fustigó en su célebre artículo a The New York Times, 11/9/13).

Sin duda, ningún país promueve, defiende y consolida su soberanía nacionalista como Estados Unidos en todos los rubros de su vida sin excepción; si no, que nos pregunten a los mexicanos, sus vecinos nacionalistas incómodos.

Una frase implacable de Paul Pillar: La intensidad del nacionalismo de Estados Unidos apunta a las principales implicaciones prescriptivas de vivir en la era nacionalista cuando los hacedores de la política deberían estar conscientes de los sentimientos nacionalistas ajenos.

Concluye que ningún modelo único en el mundo puede generar una gran estrategia para todos los propósitos. Pero el mejor ajuste para la era nacionalista es un realismo pragmático que toma como ingrediente básico de los asuntos globales los intereses paralelos algunas veces conflictivos de las naciones estado individuales, mientras reconoce el poder que puede ser generado por los sentimientos nacionalistas dentro de las naciones estado.

¿Podrá el excepcionalismo de Estados Unidos, un jingoísmo a carta cabal, reconocer el nacionalismo mexicano transhistórico para forjar una óptima vecindad?

A mi juicio, se asienta la desglobalización, concomitante al regionalismo y al retorno de sus específicos nacionalismos de esencia evolutiva sicobiológica.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2013/09/29/opinion/014o1pol

Reapropiarnos del lenguaje, recuperar la política

Posted in Estafa, Opinión, Política, Vídeo on 28/09/2013 by athelvok

Fuente: http://www.comiendotierra.es/2013/09/26/reapropiarnos-del-lenguaje-para-el-cambio/

¿Quién usó armas químicas en Siria?

Posted in Armamento, EEUU, Geopolítica, Opinión, Siria, Terrorismo on 28/09/2013 by athelvok

  • Escrito por 
  • Jueves, 26 Septiembre 2013 11:43

Juan Gelman

Washington insiste en que el presidente sirio, Bashar al Assad, dio la orden de emplearlas contra los rebeldes. Moscú reitera que fue una provocación de los insurgentes para apurar la intervención directa de EE.UU. en la guerra civil que devasta al país mediterráneo. La ONU envió una misión a Siria para certificar la dimensión del ataque que tuvo lugar en unos suburbios de Damasco el 21 de agosto pasado y causó la muerte de centenares de civiles, muchos niños en particular. Obama declaró inmediatamente que lo averiguado por la misión “no deja duda alguna” acerca de la culpabilidad de Assad. Sin embargo, las 38 páginas del informe (//s3.documentcloud.org) se limitan a certificar que ataque hubo, pero no indican quién lo desató.

Los miembros de la Misión de las Naciones Unidas para investigar acusaciones de uso de armas químicas en Siria (Unojsr, por sus siglas en inglés) asientan en su informe que dependieron de las fuerzas rebeldes para inspeccionar la zona. Detectaron el uso inequívoco de gas sarín y, a la vez, que había signos de que ciertas evidencias parecían “trasladadas” y “posiblemente manipuladas”. Esto algo dice, pero no basta. Por lo demás, la discusión EE.UU./Rusia sobre el tema, tampoco: es evidente su inevitable cariz político. Ninguno de los dos poderes ha presentado hasta ahora pruebas definitivas de lo que sostiene. La conclusión de que el gas usado es el sarín poco ayuda: el gobierno sirio ha reconocido que posee un arsenal de armas químicas y algunos grupos rebeldes se han jactado de su capacidad de producir sarín en videos que subieron a YouTube (www.youtube.com, 5/12/12).

La organización de Profesionales Veteranos de Inteligencia por la Salud informativa (VIPS, por sus siglas en inglés) elevó a Obama un memo en que le señalan: “Lamentamos informarle que algunos de nuestros viejos colegas nos afirman categóricamente que, contrariamente a las declaraciones de su gobierno, las informaciones más fiables indican que Bashar al Assad no es responsable del incidente químico que mató e hirió a civiles sirios el 21 de agosto, hecho que también conocen los servicios británicos” (//consortiumnews.co, 6/9/13). Integran VIPS doce ex agentes de alto nivel de la Inteligencia estadounidense, entre otros Thomas Drake, que fue un alto funcionario de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés), el agente de la CIA retirado Larry Johnson y W. Patrick Lang, ex alto funcionario de los servicios de Defensa, quienes firman el documento.

VIPS había enviado a W. Bush un memo similar cuando el entonces secretario de Estado, Colin Powell, pronunció un discurso en la ONU presentando informaciones que justificaban la guerra contra Irak y que resultaron falsas (//warisucrime.org, 5/2/03). “Entonces acordamos al presidente Bush el beneficio de la duda, pensando que había sido inducido en error o que estaba mal aconsejado”, se afirma en el documento dirigido a Obama. VIPS acusa al director de la CIA John Brennan de “cometer un fraude idéntico al del pre-Irak dirigido a los miembros del Congreso, los medios, el público y, tal vez, a usted mismo”.

Según los agentes de la CIA que atienden la cuestión siria –agrega el memo– “es evidente” que los hechos del 21 de agosto “no fueron producto de un ataque del ejército sirio con armas químicas de nivel militar procedentes de su arsenal”. “Hemos sabido además –añade– que el 13 y el 14 de agosto (es decir, una semana antes) las fuerzas de oposición basadas en Turquía realizaron preparativos para una gran intervención del ejército rebelde.” VIPS estima que estos hechos dan cuenta de “una provocación, planificada de antemano de la oposición siria y de sus apoyos turcos y sauditas”, que esperaban la inmediata intervención de EE.UU., anunciada luego por Obama.

El mandatario sigue con su búsqueda de apoyos nacionales e internacionales a su voluntad de atacar a Siria, pero los socios europeos no responden plenamente a su llamado. El premier David Cameron sufrió una no pequeña humillación cuando la Cámara de los Comunes rechazó su propuesta de que Gran Bretaña se sumara a la intervención de EE.UU. (www.bbc.co.uk, 30/8/13). El socialista Hollande perdió apoyo de la opinión pública francesa que, sin embargo, estuvo de acuerdo con la invasión a Mali. En EE.UU., la mayoría rechaza un ataque a Siria: como señala el New York Times, “están cansados de casi 12 años de guerra y temen caer en otra” (www.nytimes, 9/9/13).

La encuesta anual de Transatlantic Survey, entidad que registra las opiniones imperantes en Europa y EE.UU., reveló que el 62 por ciento de los estadounidenses y el 72 por ciento de los europeos –Turquía incluida– se oponen a que sus gobiernos se involucren en la guerra civil siria (www.jpost.com, 18/9/13). Pareciera que el horno no está para bollos.

Fuente: http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/7495-%C2%BFqui%C3%A9n-us%C3%B3-armas-qu%C3%ADmicas-en-siria?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LA GUERRA EN SIRIA: http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/mundo/item/7502-verdades-y-mentiras-sobre-siria-i-las-claves

Un análisis que confirma la necesidad de sacar el dinero de los bancos

Posted in Economía, Estafa on 28/09/2013 by athelvok

 

Cuando el ministro de Finanzas holandés Jeroen Dijsselbloem dijo a la prensa hace seis meses, que el régimen de confiscación de depósitos de Chipre sería el modelo para los futuros rescates de los bancos europeos, la declaración causó tanto furor que tuvo que retractarse. Sin embargo, Dijsselbloem decía la verdad: la confiscación de depósitos de los ahorrantes se está convirtiendo en la política oficial de la Unión Europea, dado que la banca quiere tu dinero (I want your Money, como dice el Tío Sam). Italia y Polonia han seguido el ejemplo chipriota y el plan continuará en otros países. Los ministros de Finanzas de la UE acordaron este plan para desplazar la responsabilidad de las pérdidas bancarias a los propios inversionistas, acreedores y depositantes de los bancos. Está claro que los fondos públicos ya no son suficientes para rescatar a una banca que está en la quiebra y se requiere la confiscación de parte importante de los ahorros privados.

Si el modelo de Chipre se sigue al pie de la letra, los depósitos inferiores a 100 mil euros estarán asegurados por los gobiernos, mientras los montos superiores a esa suma verán recortes que pueden llegar al 40 o 50 por ciento. Esta nueva práctica de rescates a la banca ha comenzado a tener seguidores y se está extendiendo más allá de Europa. Los bancos de Nueva Zelanda y Canadá también quieren el dinero de los ahorrantes. Pronto esta práctica se extenderá a Estados Unidos y los grandes depósitos sufrirán severos castigos. ¿Quien se atreverá a tener dinero en los bancos en el futuro?

La banca sigue en un proceso de fuerte desapalancamiento y por eso necesita dinero real mucho más allá del que ofrecen los bancos centrales. Una de las razones del estancamiento que sufre la economía y de la falta de crédito que asfixia al sector productivo, es que todo el dinero que la banca recibe con los planes de flexibilización cuantitativa (a tasas de 0,25% o 1%) es colocado en bonos soberanos de los gobiernos donde la tasa es del 4% – 5 por ciento, lo que permite recibir ganancias de 6 a 20 veces sólo por mover el dinero del banco central al Tesoro público. Si bien la disminución en la prima de riesgo ha sido significativa, mucho más lo ha sido la ganancia de la banca que con este método logra limpiar sus balance de activos tóxicos.

El laboratorio de las confiscaciones

En un esfuerzo por salvar la economía chipriota de la quiebra, el gobierno aprobó una ley que confiscó 4.300 millones de euros en depósitos pertenecientes a unos 14.000 depositantes del Laiki Bank, dejando a cada depositante, con no más de 100.000 euros, el límite de depósito asegurado bajo las regulaciones de la UE. Tras el cierre del Laiki los activos disminuidos de los depositantes fueron transferidos al Banco de Chipre. Como señalamos en marzo, en un esfuerzo por recapitalizar al principal banco de la isla, las autoridades chipriotas impusieronuna pérdida de 47,5 por ciento de los depósitos que excedían el límite de 100,000 euros. Con esta medida, los depositantes perdieron un total estimado de 10.600 millones de euros.

El ejemplo de Chipre, tomado como laboratorio de este modelo de confiscación de fondos privados, resultará cada vez más práctico a la banca como mecanismo de obtención de recursos. Este hecho pone en peligro todas las cuentas bancarias privadas y los ahorros de los fondos de pensiones que la banca emplea para especular en los mercados. Los ministros de Finanzas de la UE no solo están patrocinando estas nuevas medidas de la banca, sino que además están aprobando un plan para obligar a los tenedores de bonos y accionistas a financiar las futuras quiebras bancarias con fondos privados, antes de seguir haciéndolo con los fondos públicos que corresponden a los contribuyentes.

Este hecho, que ya se está produciendo en Italia, Polonia, Nueva Zelanda y Canadá, pronto tendrá su estreno en Estados Unidos y será el mecanismo que evitará la quiebra masiva del sistema bancario, esta vez con los depósitos y fondos de pensiones de la gente. Dado que muchos de estos depósitos se encuentra en una alambicada madeja de derivados financieros, a los depositantes no les será tan fácil retirar su dinero para guardarlo bajo el colchón. Y de nada servirán las demandas contra la banca por estas confiscaciones, dado que cuentan con el apoyo pleno de los gobiernos. Una muestra más de la simbiosis hegemónica que envuelve al poder político con el poder económico.

Fuente: http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/economia/item/7510-un-an%C3%A1lisis-que-confirma-la-necesidad-de-sacar-el-dinero-de-los-bancos

Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.