Archivos para marzo, 2014

China juega Crimea al lado de Rusia, por Pepe Escobar

Posted in BRICS, China, EEUU, Geopolítica, Occidente, Opinión, Rusia, UE on 31/03/2014 by athelvok

La Guerra Fría está de regreso, pero esta vez no se trata de una lucha geopolítica entre dos superpotencias y dos modelos económicos como lo fue en el pasado entre la Unión Soviética y los EEUU de Norteamérica. Esta nueva confrontación implica a más países. Por un lado el Imperialismo yanqui siempre vigente y su visión de rapiña unipolar de dominación, liderado por los Estados Unidos y seguidos de los perritos falderos que se han convertido los países de la Unión Europea como aliados vasallos hoy pero con la nostalgia de sus antiguos imperios coloniales del pasado. Por el otro lado las naciones que aspiran en este siglo XXI un mundo multipolar, de igualdad y respeto entre las naciones e intercambios comerciales, movimiento liderado por el Grupo de los BRICS. La crisis en Ucrania viene de demostrar que Rusia no está sola en este combate.

| 31 de marzo de 2014
JPEG - 14.4 KB
Febrero de 2014, un barco de guerra chino cerca del puerto ruso de Vladivostok para maniobras militares conjuntas entre Rusia, China e India.

«Estamos prestando mucha atención a la situación de Ucrania. Esperamos que todas las partes puedan mantener la calma y la moderación para impedir la escalada y el empeoramiento de la situación. La resolución política y el diálogo son las únicas salidas».

Esta, en palabras del viceministro de Exteriores chino Li Beodong, es la interpretación oficial de Pekín -bastante moderada- de lo que está ocurriendo en Ucrania, hecha a medida para el consumo global.

Pero en un editorial del People’s Daily aparece lo que piensan en realidad los dirigentes. Y el enfoque se concentra claramente en los peligros del cambio de régimen, la «incapacidad de Occidente de comprender las lecciones de la historia» y «el último campo de batalla de la Guerra Fría».

Sin embargo, una vez más, Occidente malinterpretó la abstención de China en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidos ante una resolución apoyada por EE.UU. condenando el referendo crimeo. El sesgo fue que Rusia –que vetó la resolución– estaba «aislada». No es así. Y la forma en que Pekín juega en la geopolítica demuestra que no era el caso.

Oh, Samantha…

La manada de elefantes en la sala (Ucrania), que según la opinión mundial viene a ser la auténtica «comunidad internacional» –del G-20 al Movimiento de No Alineados (NAM)-, y ya ha tenido suficiente hipocresía del «show excepcionalista», ha comprendido perfectamente, e incluso ha aplaudido, que por lo menos un país del planeta tenga agallas para decir claramente «Que se joda EE.UU». Rusia bajo el Presidente Vladimir Putin podrá albergar algunas distorsiones, como cualquier otra nación. Pero no se trata de un banquete, es realpolitik. Para hacer frente al Leviatán estadounidense es necesario, como mínimo, un tipo duro como Putin.

La OTAN –abreviatura de «Pentágono dominador de los alfeñiques europeos»- sigue emitiendo amenazas y advirtiendo de las «consecuencias». ¿Qué va a hacer? ¿Lanzar contra Moscú una andanada de misiles balísticos intercontinentales equipados con ojivas nucleares?

Además el propio Consejo de Seguridad de la ONU es un chiste con la embajadora de EE.UU. Samantha «incomparable» Power, una de las madres de R2P (“responsabilidad de proteger”) criticando la «agresión rusa», las «provocaciones rusas» y comparando el referendo crimeo con un robo. Oh sí, bombardear Irak, bombardear Libia y estar a punto de bombardear Siria solo fueron inocentes gestos humanitarios. Se podría decir que Samantha «La Humanitaria» hace una presentación mejor invocando a Sinead O’Connor en la ducha.

El embajador ruso Vitaly Churkin fue lo bastante cortés para decir «Esos insultos dirigidos a nuestro país son inaceptables». Lo que agregó es lo que importaba: «Si la delegación de los Estados Unidos de América espera nuestra cooperación en el Consejo de Seguridad en otros temas, Power debe comprender esto con absoluta claridad».

Samantha La Humanitaria, así como todo el montón de juveniles espectadores del Gobierno de Obama, no lo comprenderán. El ministro de Exteriores Adjunto de Rusia Sergei Ryabkov les ayudó un poco: Rusia no quiere utilizar las conversaciones nucleares con Irán para «aumentar las apuestas», pero si EE.UU. y la UE insisten en sus sanciones y amenazas, es lo que sucederá.

Por lo tanto la trama se complica, como en el caso de una cooperación estratégica cada vez más estrecha entre Teherán y Moscú.

¿Secesionistas del mundo uníos?

Imaginad cómo se ve todo esto en Pekín. Nadie sabe qué sucede exactamente en los pasillos del Zhongnanhai, pero es justo argumentar que solo existe una contradicción aparente entre el principio fundamental de China de no interferir en los asuntos internos de Estados soberanos y la intervención de Rusia en Crimea.

Pekín ha identificado muy claramente la secuencia de los sucesos: injerencia occidental en Ucrania, que viene de largo, a través de las ONG y el Departamento de Estado; cambio de régimen perpetrado con la ayuda de fascistas y neonazis; un contraataque preventivo ruso que puede interpretarse como una operación según el libro de Samantha La Humanitaria R2P (protegiendo a rusos y «rusohablantes» de un segundo golpe planeado en Crimea y frustrado por los servicios de inteligencia rusos).

Además Pekín sabe perfectamente que Crimea ha sido esencialmente rusa desde 1783, que Crimea –así como gran parte de Ucrania– cae directamente en la esfera de influencia de la civilización rusa y que la interferencia occidental amenazaba directamente los intereses de seguridad nacional de Rusia (como dejó claro Putin). Ahora imaginad un escenario similar en el Tíbet o en Xinjiang. Interferencia occidental que viene de largo vía ONG y la CIA; toma de posesión de la administración local por parte de los tibetanos en Lhasa o de los uigures en Kashgar. Pekín podría fácilmente utilizar la R2P de Samantha en nombre de la protección de los chinos han.

Sin embargo, el hecho de que Pekín acepte (silenciosamente) la reacción rusa al golpe de Kiev recuperando Crimea a través de un referendo y sin disparar un tiro no significa que vaya a permitir que los «divisionistas» del Tíbet o de Taiwán se lancen al mismo camino. Incluso aunque el Tíbet, más que Taiwán, podría presentar un fuerte caso histórico por la secesión. Cada caso tiene su propia miríada de complejidades.

Ahora el Gobierno de Obama –como un minotauro ciego– se halla perdido en un laberinto de giros creado por él mismo. Se necesita un nuevo Borges –ese Buda con traje gris– para relatar la historia. Primero fue el giro hacia Asia-Pac –que cerca China bajo otro nombre– como se entiende bien en Pekín.

Luego vino el giro a Persia, «si no, iremos a la guerra» dijo el «Cero a la Izquierda en Busca de una Idea» John Kerry. Hubo, por supuesto, el giro marcial a Siria, abortado en el último minuto gracias a los buenos oficios de la diplomacia moscovita. Y vuelta al giro a Rusia, pisoteando el tan elogiado «reajuste» y concebido como una retribución por Siria.

Los que creen que los estrategas de Pekín no han analizado cuidadosamente -y calculado las reacciones- de todas las implicaciones de esos giros superpuestos merecen encontrarse con Samantha en la ducha. Adicionalmente, es fácil imaginar a Think-Tanklandia [1] china conteniendo apenas su regocijo al analizar a una superpotencia que gira impotente sobre sí misma.

Mientras los perros occidentales ladran…

Rusia y China son socios estratégicos en el G-20, en el club BRICS de potencias emergentes y en la Organización de Cooperación de Shanghái (SCO). Su objetivo primordial, en estos y otros foros, es la emergencia de un mundo multipolar sin la intimidación del imperio estadounidense de bases, un sistema financiero internacional más equilibrado, no más tiranía del petrodólar, una cesta de divisas; esencialmente un enfoque de mutuo beneficio del desarrollo económico global.

Un mundo multipolar también implica, por definición, a la OTAN fuera de Eurasia, la que desde el punto de vista de Washington es la razón principal para interferir en Ucrania. En términos euroasiáticos es como si –después de ser expulsada de Afganistán por un montón de campesinos con kalashnikovs– la OTAN estuviera girando de vuelta a través de Ucrania.

Aunque Rusia y China son socios estratégicos claves en el campo energético –Oleoductistán y más allá– se superponen en su carrera para cerrar tratos en Asia Central. Pekín está construyendo no solo una sino dos Nuevas Rutas de la Seda a través del Sudeste Asiático y de Asia Central, incluyendo conductos energéticos, ferrocarriles y redes de fibra óptica, y llega hasta Estambul, la puerta a Europa. Sin embargo, en lo que respecta a la competencia entre Rusia y China por los mercados en toda Eurasia es más un arreglo de beneficio mutuo que un juego de suma cero.

Respecto a Ucrania (“el último campo de batalla de la Guerra Fría”) y específicamente Crimea la posición oficial (tácita) de Pekín es una neutralidad total (referencia: el voto en la ONU). Sin embargo el auténtico trato es el apoyo a Moscú. Pero esto no puede salir nunca a la luz porque Pekín no está interesado en enfrentarse a Occidente, a menos que reciba una gran provocación (la conversión del giro en un cerco de línea dura, por ejemplo). No hay que olvidar: desde Deng Xiaoping (“mantened un bajo perfil”) esto tiene que ver, y seguirá teniendo que ver, con el «ascenso pacífico de China». Mientras los perros occidentales ladran la caravana china-rusa sigue adelante.

Pepe Escobar
VoltaireNet

Fuente: CounterPunch, 21-23 de marzo de 2014.
Traducido del inglés por Germñan Leyens.
Este artículo apareció originalmente bajo el título de: “How Crimea Plays in Beijing”.

[1] Think-tanks es el nombre que recibe en inglés lo que podría calificarse como siendo un centro, instituto o institución que se dedica a difundir en la sociedad civil —de manera disimulada— una propaganda ideológica (generalmente de carácter político) bajo forma de divulgación de ideas o pensamientos constructivos, necesarios e innovadores, útiles para el ciudadano común y corriente, para los estudiantes, los líderes del país, los intelectuales y otras instancias dirigentes. Los think-tanks operan frecuentemente bajo cobertura de ser institutos o fundaciones de investigación o formación independientes, pero en su mayoría están ligados a grupos de poder o lobbys [cabildeo] que incluso son ramificaciones de super-estructuras ligadas a multinacionales, agencias de espionaje o países imperialistas quiénes finalmente son los que financian y dirigen estos think-tanks. La misión de los think-tanks es pues la de inculcar e imponer en una población de un país una forma de pensar, hacer aceptar los valores e ideas que los grupos dominantes quieren imponer de acuerdo a sus intereses, haciéndolo de manera discreta, sin que sea apercibido quien está detrás de todo esto, para que más tarde sus ideas se transformen en una política económica dentro del país. Por esa razón los think-tanks tienen los medios financieros para reclutar personalidades, artistas, prestigiosos intelectuales (muchas veces vendidos a la causa de los think-tanks por dinero o por convicción ) para que trabajen para ellos y propaguen las ideas o creencias de los think-tanks. Podemos citar como ejemplo un think-tank que opera en Perú y que es apoyado por poderosas estructuras financieras extranjeras, pulsar sobre el link en rojo.

Por qué el cambio de horario afecta a nuestro metabolismo

Posted in Historia, Sociedad on 31/03/2014 by athelvok

España utiliza un huso horario que no le corresponde geográficamente: se alinea con Europa central cuando debería tener una hora menos, como Portugal y Reino Unido

Los especialistas advierten de que tener un horario legal que no se corresponde con el natural afecta al sistema circadiano, que controla los metabolismos

Los cambios en verano y en invierno corresponden a una directiva de la UE para ahorrar energía

Imagen de satélite que muestra la cercanía del huso horario español al inglés

Imagen de satélite que cuestiona que el huso horario español no sea el inglés

Hola horario de verano. Aunque El Corte Inglés haya anunciado hace tiempo la llegada de la primavera, en realidad el cambio de estación ha sido el pasado 20 de marzo. Menos de dos semanas después hace su arribo el verano, al menos en cuanto a cómo se rigen las horas del día, y con él todos perdemos una hora de sueño.

En realidad le sucede lo mismo a todos los ciudadanos de la Unión Europea. Y la razón es una directiva de 2001 puesta en marcha con el objetivo de ahorrar energía optimizando al máximo la iluminación solar. Según las estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), el potencial de ahorro en iluminación por el adelanto de las manillas del reloj puede representar un 5% del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a 300 millones de euros, de los que 90 corresponderían al potencial de los hogares. es decir, unos seis euros menos de gasto en cada casa.

Los detractores de que los relojes se adelanten una hora alegan que genera efectos perjudiciales sobre la salud humana y animal, ligados a la secreción de melatonina, una proteína que regula el sueño. Y varias organizaciones creen que esta medida es insuficiente e incluso contradictoria con otras actuaciones del Gobierno en el terreno de la eficiencia.

Una historia que viene de lejos

Aunque la idea de atrasar o adelantar la hora data de la crisis del petróleo de 1974, en la que los países tiraban de creatividad para ahorrar costes, los problemas de España con el horario vienen de más lejos. Y que esta medida adoptada por la UE no hace más que complicar.

En un mapamundi con división de husos horarios se puede ver claramente que el meridiano de Greenwich pasa por Castellón. Prácticamente toda España queda al oeste de esta línea imaginaria, encuadrada por tanto en la misma franja que el Reino Unido o Portugal y diferente a la del resto de Europa.

Sin embargo, España sincroniza su reloj con los países de Europa central y no con los de su tramo horario. Y aquí empiezan los desajustes. Unos desajustes que, entre otras cosas, hacen que durmamos poco –50 minutos menos que la media europea– lo que muchos especialistas relacionan con problemas de salud provocados por desarreglos del sistema circadiano y el reloj molecular de las personas. Por eso varias asociaciones piden que España regrese al horario occidental que utilizan lusos y británicos. También en Canarias, que seguiría una por detrás del continente.

“Necesitamos hacer caso a la naturaleza”, explica Nuria Chinchilla, catedrática en el IESE y presidenta del Centro Internacional del Trabajo y la Familia. “Nosotros seguimos el sol, comemos según él, tenemos que ponernos en nuestro sitio y no seguir el sol de Alemania o Francia”, ahonda. Históricamente, España sí tenía fijada su hora por detrás de Europa, en consonancia con su huso horario. Pero toda Europa adaptó el horario central de Alemania en 1942, en plena II Guerra Mundial, para evitar ‘confusiones’ durante los bombardeos y demás acciones bélicas. Inglaterra y Portugal deshicieron el cambio tras la guerra y volvió a su huso. España no. Y desde entonces vamos una hora mal en invierno y dos en verano cuando se cambia la hora.

Tenemos una hora en el reloj, pero el sol dice que es otra. “Seguimos comiendo a la una hora solar, que en nuestro reloj son las dos en invierno y las tres en verano”, explica Chinchilla. Con la cena pasa igual, las ocho solares se convierten en las nueve o las diez, según la estación.

Los horarios laborales influyen directamente en la forma en que se organiza el día. Contra el mito –como el de la siesta, que aún aparece en algunos artículos extranjeros y que ilustraba un reportaje del NYT de febrero que causó revuelo en las redes españolas– aquí se trabaja una media de 1.690 horas al año, más que Alemania (1.413) u Holanda (1.379) por ejemplo. Y producimos menos, está reflejado en la estadística. Los defensores de estas tesis sostienen que el cambio también tendría impacto económico. Buena parte de culpa la tiene la comida, reitera Chinchilla. “Ganaríamos hasta una hora y media al día si comiéramos a la una y dedicáramos a ello sólo una hora y no dos”, sostiene citando un estudio que ha realizado sobre la cuestión.

Según Jos Collin, otro de los comparecientes en la subcomisión del Congreso que estudia los cambios horarios y colaborador del Centro Internacional Trabajo y Familia del IESE, no supondría para nuestro país ningún coste económico y, sin embargo, permitiría “más conciliación, mayor productividad, menos accidentes laborales y de tráfico, mejor descanso y menor fracaso escolar”.

La clave, el reloj molecular

La falta de sueño y el desfase horario provocan desajustes en el sistema circadiano y el reloj molecular. El cuerpo se desincroniza, una alteración que puede provocar insomnio, obesidad, trastornos del sistema inmunológico, etcétera. Desde sus inicios, el ser humano se adaptó al ambiente organizándose en ciclos de vigilia y sueño según la luz y la oscuridad. Para adaptarse a estos cambios desarrolló el llamado sistema circadiano, que permite generar unos ritmos en el organismo para que el cuerpo se adapte a cada momento. Esto se realiza a través de “una especie de reloj biológico ubicado en el sistema nervioso central”, explica el doctor Gonzalo Pin, de la unidad del Sueño del hospital Quirón de Valencia.

El reloj recibe señales del ojo y en función del indicador que recibe –más o menos luz– indica a cada célula del organismo la hora aproximada del día que es para que adapte su actividad. “Cuando el ser humano no está adaptado a su ambiente se produce la desincronización. Se pierde el equilibrio entre el estado del organismo según el momento del día y los mensajes que recibimos del ambiente”, explica Pin. Y aquí empiezan los problemas.

“Cada vez es más frecuente esto porque estamos inmersos en la sociedad del 24/7 [activos 24 horas al día, siete días a la semana]. Genera que el sistema inmunológico tengan que hacer esfuerzos suplementarios para adaptarse a estos cambios”, expone el doctor. Un 30% de la población tiene trastornos relacionados con el inicio o conciliación del sueño, argumenta.

Unos trastornos que pueden agravarse si, además de usar un horario que no se corresponde con el solar, lo movemos, para atrás y para adelante, dos veces al año.

eldiario.es

y

web de SueloSolar

Blackstone y Jacob Rothschild, beneficiados con la desaparición del avión de Malaysia Airlines, por Jalife-Rahme

Posted in Armamento, Economía, Opinión on 30/03/2014 by athelvok

 

Alfredo Jalife-Rahme
Ceremonia en Kuala Lumpur efectuada el jueves 27, en memoria de los pasajeros del vuelo desaparecido de Malaysia Airlines. Foto Ap

Ceremonia en Kuala Lumpur efectuada el jueves 27, en memoria de los pasajeros del vuelo desaparecido de Malaysia Airlines. Foto Ap

En la era tripolar geoestratégica del mundo post Crimea entre Estados Unidos, Rusia y China, es imperativo contrastar la avasallante desinformación de Occidente mediante la imprescindible consulta del portal multimediático ruso Russia Today (22/3/14).

Como suele suceder en los accidentes misteriosos, la insólita desaparición del avión del vuelo MH 370 de Malaysia Airlines –cuya explicación no satisface a nadie, menos a la mayoría de los afectados chinos– ha provocado infinidad de interpretaciones, algunas descabelladas y otras perturbadoras.

Mientras arreciaba la guerra de sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea contra Vlady Putin, Russia Today publicaba en forma estrujante que a los cuatro días (¡supersic!) de que el vuelo MH 370 desapareciese, una patente de semiconductores fue aprobada por la oficina de patentes de Estados Unidos (http://es.scribd.com/doc/215253613/Us-008671381 ). ¿Se desató la guerra de patentes?

A juicio de Russia Today, el beneficiado con la patente de semiconductores de marras es Jacob Rothschild, de la polémica cuan legendaria dinastía bancaria.

La patente estaba compartida entre cinco titulares con 20 por ciento cada uno: la empresa Freescale Semiconductor, con sede en Austin (Texas), y los otros cuatro oriundos de la ciudad de Suzhou (China) son empleados de la empresa texana, quienes se encontraban a bordo del extraviado avión.

El portal ruso señala que si el titular de la patente muere, los demás titulares compartirán equitativamente (sic) los dividendos de la persona fallecida, siempre y cuando no se dispu­te en su testamento. Desaparecidos y/o muertos los cuatro copropietarios chinos de la patente, por tanto quien quede con vida consigue 100 por ciento de la patente, como sucedió en este caso con la texana Freescale Semiconductor, que pertenece a la controvertida empresa invisible Blackstone, cuyo propietario es el banquero israelí-británico Jacob Rothschild (http://actualidad.rt.com/actualidad/view/123046-rothschild-hereda-patente-semiconductores-avion-malasio ).

Los inventores y aplicantes fueron los cuatro chinos desaparecidos y el asignado nada menos que Freescale Semiconductor. ¡Vaya suerte!

Destaca en forma inquietante la identidad invisible de Blackstone y su interconectividad con BlackRock y Evercore Partnership las que, coincidentemente, se encuentran detrás de la privatización de Pemex (http://www.jornada.unam.mx/2013/12/11/opinion/026o1pol ).

Resalta que Blackstone gestó a Black­Rock http://es.scribd.com/doc/190771679/Ralph-S, dirigido por el israelí-estadunidence Larry Fink (http://dealbook.nytimes.com/2014/01/23/lessons-from-blackstone-for-blackrock/?_php=true&_type=blogs&_r=0 ). Más allá de la interconectividad cupular de Blackstone/BlackRock/Rothschild/GeorgeSoros/Scotia bank/Evercore Partnership/Protego http://es.scribd.com/doc/190772197/C-Financiero2 con Kissinger Associates y la polémica aseguradora AIG (http://www.muckety.com/American-International-Group-Inc/5000105.muckety ) que preside el israelí-estadunidense Maurice Hank Greenberg (http://www.sourcewatch.org/index.php/Blackstone_Group ), vale la pena escudriñar la identidad empresarial de Freescale Semiconductor.

Resulta extraño que entre los 239 pasajeros, 20 pasajeros eran empleados del Pentágono, además que cuatro pasajeros tenían pasaportes apócrifos.

Por encima de las inevitables conjeturas, lo relevante radica en la profesión en electrónica de los 20 empleados del Pentágono muy versados en el arte de la guerra electrónica para evitar los sistemas de radares militares (http://www.examiner.com/article/malaysia-jet-hidden-by-electronic-weaponry-20-ew-defense-linked-passengers ).

Curioso: de los 20 empleados desaparecidos de Freescale Semiconductor, 12 eran oriundos de Malasia y ocho de China.

Freescale Semiconductor se jacta de que sus productos tienen aplicaciones en comunicaciones en el campo de batalla; avionics; guía de misiles; guerra electrónica e identificación de amigo o enemigo.

La polémica empresa texana fue una de las primeras de semiconductores en el mundo que inició como una división de Motorola, de la que luego se separó para ser adquirida en 2006 por Blackstone (de los Rothschild), el omnipotente Grupo Carlyle y TPG Capital.

Grupo Carlyle ostenta la titularidad del nepotismo dinástico de los Bush, de Frank Carlucci (ex consejero de Seguridad Nacional y ex secretario del Pentágono), del ex premier británico John Major, y cuyo representante en México es el polémico Luis Téllez Kuenzler, hoy a cargo de la bolsa, donde han sucedido varias interrupciones extrañas de las cotizaciones (http://www.muckety.com/Carlyle-Group/5000357.muckety ).

TPG Capital es una poderosa firma de inversiones con sede en Fort Worth (Texas) que preside el israelí-estadunidense David Bonderman, quien se excede en extravagancias como el haber pagado 7 millones de dólares a los Rolling Stones para celebrar su cumpleaños número 60, en 2002.

Freescale Semiconductor se especializa en la guerra electrónica y su tecnología furtiva (“ cloak technology”) usa estrategias de contramedidas electrónicas basadas en radares (ECM): 1) interferencia del radar; 2) modificaciones de los objetivos y 3) el cambio eléctrico de las propiedades del aire.

Según The Daily Beast, un ataque israelí contra Irán iría más lejos que los conocidos bombardeos de aviones y probablemente desplegaría una guerra electrónica contra todo el sistema eléctrico del país persa, su Internet, su red de celulares y las frecuencias de emergencia para bomberos y policías.

The Daily Beast asevera que Israel ha desarrollado una arma capaz de mimetizar la señal de mantenimiento de celulares, que detiene efectivamente las transmisiones (http://www.thedailybeast.com/articles/2011/11/16/israel-s-secret-iran-attack-plan-electronic-warfare.html ). En la pasada década, Israel ha acumulado un amplio espectro de armas de alta tecnología de un valor multimillonario que le permitiría atascar, cegar y ensordecer las defensas de Teherán en caso de un bombardeo aéreo preventivo.

Más aún: existe una nueva tecnología furtiva que torna a los aviones invisibles a los radares y los oculta a los ojos humanos, mientras el camuflaje de alta tecnología puede crear campos electromagnéticos, según expone military.com (http://www.military.com/daily-news/2013/12/17/invisible-planes-china-us-race-for-cloaking-tech.html ).

China acusa a Estados Unidos de una escalada de ataques hacking (http://www.shanghaidaily.com/national/China-points-finger-at-US-as-hacking-attacks-soar/shdaily.shtml ), al unísono de que Pekín y Washington aceleran la carrera armamentista para la tecnología de ocultamiento de los aviones invisibles (http://www.foxnews.com/tech/2013/12/17/invisible-airplanes-chinese-us-scramble-for-cloaking-tech/ ).

La poderosa empresa bélica británica BAE Systems (http://www.muckety.com/BAE-Systems-Inc/5009237.muckety ) –vinculada al NSA, a Seguridad del Hogar y al ominoso Wilson Center (http://es.scribd.com/doc/190331938/l-Hamilton ), expuesta en el pestilente escándalo Al-Yamama, posee el programa adaptiv, que tiene como objetivo ocultar los vehículos motorizados, extensivo a barcos y helicópteros.

¿Detrás de la caja negra del vuelo MH 370 se encuentra la dupla financiera lúgubre de Blackstone/BlackRock de los Rothschild?

La Jornada

¿Será la pérdida de Crimea la primera de una larga serie?, por Thierry Meyssan

Posted in China, EEUU, Geopolítica, Occidente, Opinión, Rusia, Thierry Meyssan, Ucrania, UE on 26/03/2014 by athelvok

Más allá del enfático llanto de Occidente por la adhesión de Crimea a la Federación Rusa, lo verdaderamente interesante sería saber si se trata de un fenómeno aislado o si estamos ante el inicio de una tendencia más generalizada de Europa oriental a inclinarse hacia Moscú. Al no tener otra cosa que ofrecer, aparte de la ya harto conocida sumisión a la burocracia de Bruselas, la Unión Europea teme que sus actuales clientes puedan sentirse atraídos por la libertad y las posibilidades financieras de Moscú.

| Damasco | 24 de marzo de 2014
JPEG - 18.4 KB
Escena de júbilo popular en Simferopol por la adhesión de Crimea a la Federación Rusa.

Los occidentales siguen lanzando alaridos de denuncia contra la «anexión militar» de Crimea por parte de Rusia. Sostienen que Moscú, en un regreso a la «doctrina Brezhnev», amenaza la soberanía de todos los Estados que fueron miembros de la desaparecida Unión Soviética o del también desaparecido Pacto de Varsovia y que se prepara para invadirlos, al estilo de lo sucedido en Hungría –en 1956– y en Checoslovaquia –en 1968.

¿Es eso cierto? Es evidente que ni los propios occidentales están convencidos de la inminencia del peligro. A pesar de estar desplegando una retórica que asimila la «anexión» de Crimea por parte de Vladimir Putin a la de los Sudetes por Hitler, nada indica que de verdad piensen que el mundo se dirige hacia una Tercera Guerra Mundial.

Lo cierto es que no han hecho más que adoptar unas cuantas sanciones teóricas contra unos cuantos dirigentes rusos –incluyendo dirigentes de la propia Crimea– bloqueando sus cuentas bancarias, si las tuviesen o quisiesen abrirlas, o prohibiéndoles viajar a Occidente, si tuviesen ganas de hacerlo. Es cierto que el Pentágono envió 22 aviones de combate a Polonia y a los países bálticos, pero no tiene intenciones de pasar de ahí, al menos por el momento.

Entonces, ¿qué pasa? Sucede que desde la caída del muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, y la posterior Cumbre de Malta, celebrada el 2 y el 3 de diciembre del aquel mismo año, Estados Unidos había estado ganando terreno, constantemente y violando una y otra vez sus propias promesas, al incluir uno a uno todos los Estados europeos –menos Rusia– en la OTAN.

El proceso comenzó sólo días después, durante la Navidad de 1989, con el derrocamiento de Ceausescu en Rumania y su reemplazo por otro dignatario comunista, Ion Iliescu, súbitamente convertido al liberalismo. Era la primera vez que la CIA organizaba un golpe de Estado a la vista de todos, poniéndolo en escena como si fuese una «revolución» gracias a un nuevo canal de televisión: CNN International. Comenzaba así una larga serie.

Seguirían una veintena de países, seleccionados como blancos y abatidos a través de medios igualmente fraudulentos: Albania, Alemania Oriental, Azerbaiyán, Bosnia-Herzegovina, Bulgaria, Croacia, Estonia, Georgia, Hungría, Kosovo, Letonia, Lituania, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Polonia, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, la República Checa y Ucrania.

En la Cumbre de Malta no se firmó ningún documento. Pero el presidente George Bush padre, con Condoleezza Rice como consejera, contrajo un compromiso verbal: ningún Estado miembro del Pacto de Varsovia sería aceptado en la OTAN.

En realidad, la ex RDA o Alemania Oriental fue incorporada de facto a la alianza atlántica al pasar a formar parte de la RFA. Y así se abrió la puerta. Actualmente, son 12 los Estados ex miembros de la URSS o del Pacto de Varsovia que se han convertido en miembros de la OTAN. Los demás están en espera.

Pero, «hasta las mejores cosas se acaban». Hoy se tambalea el poderío de la OTAN y de su ala civil, la Unión Europea. Es cierto que la alianza atlantica nunca había tenido tantos miembros, pero sus ejércitos son poco eficaces. Su desempeño es satisfactorio cuando se trata de teatros de operaciones pequeños, como Afganistán, pero ya no pueden entrar en guerra contra China, ni contra Rusia sin tener la derrota como única garantía, como ya hemos podido ver en Siria durante el verano de 2013.

En definitiva, los occidentales se han quedado estupefactos ante la rapidez y eficacia de los rusos. Durante los juegos de Sochi, Vladimir Putin se abstuvo estoicamente de hacer cualquier comentario sobre lo que sucedía en la plaza Maidan. Pero reaccionó en cuanto tuvo las manos libres. Y todos pudieron comprobar entonces que estaba utilizando las cartas que había estado preparando durante su largo silencio. En pocas horas, fuerzas pro-rusas neutralizaron las tropas de Kiev presentes en Crimea mientras que se organizaba en Simferopol una revolución para llevar al poder un equipo pro-ruso.

El nuevo gobierno de Crimea convocó un referéndum de autodeterminación que registró un verdadero tsunami pro-ruso. Y después, las tropas oficiales rusas hicieron prisioneros a los militares que aún esperaban órdenes de Kiev. Y todo sin disparar un tiro, con excepción de los que hizo un francotirador ucraniano pro-OTAN arrestado en Simferopol cuando ya había abatido una persona de cada bando.

Hace 20 años, la población de Crimea seguramente habría votado en contra de Rusia. Pero hoy en día, y tratándose de garantizar su libertad, esa misma población confía más en Moscú que en Kiev, donde un tercio del gobierno está en manos de los nazis y los otros dos tercios se hallan en manos de los representantes de los oligarcas. Además, el Banco de Rusia se encargó inmediatamente de apuntalar la economía, hasta entonces en quiebra, de esa población mientras que –a pesar del FMI y de los préstamos prometidos por Estados Unidos y la Unión Europea– Kiev está condenado a un largo periodo de pobreza.

No hacía falta hablar ruso para tomar una decisión al respecto. Prueba de ello es el hecho que, contrariamente a lo que afirma la propaganda occidental, los musulmanes tártaros se pronunciaron en el mismo sentido que los rusófonos. Lo mismo decidió el 88% de los militares ucranianos estacionados en Crimea, y se pusieron del lado de Moscú con la firme intención de traer sus familias a Crimea y de obtener para ellas la nacionalidad rusa. También tomó esa decisión el 82% de los miembros de la Marina de Guerra de Ucrania que se hallaban en el mar. Muy felices de convertirse en rusos, esos marinos optaron por Rusia –con sus navíos y todo– sin haber sufrido ningún tipo de presión.

La libertad y la prosperidad, que Occidente utilizó como argumentos de venta durante casi 70 años, han cambiado de bando.

No se trata de afirmar aquí que Rusia es perfecta sino de tomar nota del hecho que para la población de Crimea, y en realidad para la mayor parte de los europeos, Rusia parece hoy más atractiva que el campo occidental.

Es por esa razón que la independencia de Crimea y su adhesión a la Federación Rusa constituyen una inversión de la situación. Por vez primera un pueblo ex soviético decide libremente reconocer la autoridad de Moscú. Lo que ahora temen los occidentales es que ese hecho tenga un efecto comparable a la caída del muro de Berlín, pero en el otro sentido. ¿Qué impide que Estados miembros de la OTAN –como Grecia– o simplemente miembros de la Unión Europea –como Chipre– sigan ese mismo camino? Se disolvería así el campo occidental y se hundiría en una fuerte depresión… como la Rusia de Yeltsin.

Se plantearía entonces la supervivencia de Estados Unidos. La disolución de la URSS supuestamente debía haber provocado la de su enemigo –y sin embargo interlocutor– ya que, también supuestamente, las dos superpotencias sólo existían por oposición entre sí.

Pero no fue eso lo que sucedió. Al verse libre de su competidor, Washington se lanzó a la conquista del mundo, globalizó la economía e instaló un nuevo orden. Hubo que esperar aún 2 años y un mes hasta la disolución de la Unión Soviética y la caída del muro de Berlín. ¿Quiere eso decir que asistiremos en poco tiempo a la disolución de Estados Unidos y de la Unión Europea en varias entidades, como dice Igor Panarin en los cursos que imparte en la Academia diplomática de Moscú? El derrumbe se aceleraría en la medida en que Washington reduzca las subvenciones a sus aliados y en que Bruselas recorte sus fondos estructurales.

No hay razón para ver con recelo el atractivo de Rusia ya que se trata de una potencia imperial pero no imperialista. Si bien Moscú tiene tendencia a tratar con rudeza a los pequeños países que protege, lo cierto es que su objetivo no es extender su hegemonía recurriendo al uso de la fuerza. Su estrategia militar es la «denegación de acceso» a su propio territorio. Sus fuerzas armadas son las primeras del mundo en materia de defensa antiaérea y de defensa antibuques. Son capaces de destruir flotas enteras de bombarderos y portaviones. Pero no están equipadas para lanzarse a la conquista del mundo, ni desplegadas en incontables bases militares en el extranjero.

Resulta particularmente sorprendente oír a los occidentales denunciar la adhesión de Crimea a la Federación Rusa como una violación de la Constitución de Ucrania y del derecho internacional. ¿No fueron ellos quienes desmembraron la URSS y Yugoslavia? ¿No fueron ellos quienes quebraron el orden constitucional en Kiev?

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, deplora una supuesta voluntad rusa de «cortar Europa en dos». Pero la Rusia que se liberó de la dictadura burocrática soviética no tiene intenciones de restaurar la cortina de hierro. Es Estados Unidos quien pretende dividir Europa en dos partes para evitar la hemorragia hacia el este. Conclusión: la nueva dictadura burocrática no está en Moscú sino en Bruselas y se llama Unión Europea.

Washington ya está tratando de “amarrar” a sus aliados para que se mantengan en su propio bando, desarrollando su cobertura en materia de misiles en Polonia, Rumania y Azerbaiyán. Ya se sabe que su famoso «escudo» nunca estuvo concebido para detener misiles iraníes sino para atacar Rusia. También está tratando de empujar a sus aliados europeos a la adopción de sanciones económicas que paralizarían el continente y provocarían una huida masiva de los capitales hacia… ¡Estados Unidos!

El alcance de esos ajustes es de tal magnitud que el Pentágono está analizando la posibilidad de interrumpir su «giro hacia el Extremo Oriente», o sea el desplazamiento de sus tropas de Europa y del Medio Oriente para posicionarlas con vistas a una guerra contra China. En todo caso, toda modificación de su estrategia a largo plazo desorganizaría todavía más sus fuerzas armadas, tanto a corto como a largo plazo. Y mucho más de lo que esperaba Moscú, que mientras tanto observa con deleite las reacciones de la población en el este de Ucrania y –¿por qué no?– también en Transnistria.

VoltaireNet

El mundo post Crimea: el mandarín Xi en Europa y el zar Putin en China, por Jalife-Rahme

Posted in Alfredo Jalife-Rahme, China, Economía, EEUU, Geopolítica, Historia, Occidente, Opinión, Rusia, Ucrania, UE on 26/03/2014 by athelvok

 

Alfredo Jalife-Rahme

El presidente ruso Vladimir Putin se dirige a los participantes del Congreso de Cultura Física y Deportes, en el Kremlin, el lunes 24 de marzo. Foto Ap

El presidente ruso Vladimir Putin se dirige a los participantes del Congreso de Cultura Física y Deportes, en el Kremlin, el lunes 24 de marzo. Foto Ap

En vísperas de la reunión del mandarín Xi Jingping y Obama en Holanda –al margen de la Cumbre de Seguridad Nuclear (NSS, por sus siglas en inglés), a la que asisten 53 países, entre ellos los BRICS y el G-7–, la invaluable bomba cibernética de Edward Snowden, asilado en Rusia, filtró al portal alemán Der Spiegel –quizá con la intención traviesa y aviesa de indisponer a Xi con Obama– que la ominosa Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en ingles) de Estados Unidos espía a los políticos chinos y a sus empresas, primordialmente su firma de Internet Huawei.

Es la primera vez que participa en la NSS el mandarín Xi, quien realiza su primer periplo a Europa, programado con antelación a la delicada crisis post Crimea, con una duración total de 11 días, donde visita(rá) Holanda (cuatro días: con dos días en la NSS); Francia (dos días); Alemania (tres días), y Bélgica (dos días).

Mientras Michelle Obama sigue con su familia la gira en China, el rotativo oficioso chino Global Times (25/3/14) exhibe una foto de Obama –exageradamente sonriente, quizá para ocultar su malestar interno por el fracaso en Ucrania– con Xi, muy precavido.

El rotativo chino comenta que por primera vez China elaboró su concepto de seguridad nuclear y cita un reporte estadunidense de la Iniciativa de Amenaza Nuclear (NTI, por sus siglas en inglés) sobre las 2 mil toneladas métricas de material nuclear para armas que permanecen dispersas en centenas de sitios en el planeta, muchos de ellos pobremente asegurados.

La agenda de la charla entre Xi y Obama fue muy extensa: edificación de un nuevo tipo de relaciones entre las superpotencias, la situación en Ucrania, la desnuclearización de la península coreana, las disputas marítimas y el cambio climático, con un acuerdo relevante: el mayor centro de seguridad nuclear de la región Asia Pacífico, que funcionará en 2015 y será financiado por Estados Unidos y China.

Las declaraciones oficiales de China son sumamente prudentes en referencia al sensible contencioso de Ucrania, al contrario de sus multimedia, que son muy críticos de la humillación de Washington a Rusia, cuando Global Times se da el lujo de pontificar a Estados Unidos que deberá “moderarse (sic) para evitar una nueva guerra fría”.

Obama, quien parece haber terminado prematuramente su segundo mandato (en inglés se le dice lame-duck), paga el costo de su polémico programa médico (Obamacare), lo cual se reflejó en una reciente elección en Florida donde ganó el Partido Republicano.

Peor aún: el casi infalible encuestador Nate Silver predice que hoy las tendencias favorecen al Partido Republicano para capturar el Senado, lo cual otorgaría mayoría en las dos cámaras a los rivales de Obama, quien pudiera ser humillantemente defenestrado (impeachment).

La retórica es exageradamente belicosa en los altos mandos de Estados Unidos y Gran Bretaña, en notorio contraste con sus opiniones públicas antibélicas, que no desean ir a una guerra contra Rusia por Ucrania, al unísono de Alemania, donde 54 por ciento de encuestados se resigna a la anexión de Crimea.

Sería antigravitatorio que Xi consiga moderar los ánimos bélicos de Estados Unidos, en lugar de Alemania: la indicada por su codependencia y que ha adoptado en forma inverosímil una línea muy dura contra Rusia, postura autoflagelante que hasta la prensa china considera puede significar la perdición de Europa, sin contar las imprecaciones del megaespeculador George Soros, quien vaticina la desaparición de la eurozona en 25 años debido a su estancamiento (RT, 12/3/14).

La impotencia doméstica de Obama, empecinado en aislar a Rusia ( v. gr. las sanciones y su expulsión del disfuncional G-8), sin llegar todavía a una colisión que sería inevitablemente nuclear, está arrojando a Moscú a los brazos de China.

Rusia se prepara a una fuga de capitales de 70 mil millones de dólares en el primer trimestre de este año (el año pasado salieron 63 mil millones de dólares), según el viceministro de economía, Andrei Klepach, quien advirtió la temible estanflación (BBC, 24/3/14).

Putin no asistió a la NSS en Holanda, donde fue representado por su canciller Sergei Lavrov, pero no se perderá de visitar China en mayo.

A juicio del británico Christopher Booker, el fiasco ucranio marca el fin del sueño imperialista (¡supersic!) de la Unión Europea (UE), que no sabe qué hacer. Hablan tonterías sobre una Rusia aislada y unas sanciones enfocadas.

Timothy Heritage y Vladimir Soldatkin, de la agencia británica Reuters, observan que Putin mira a Asia cuando Occidente amenaza aislar a Rusia.

Heritage y Soldatkin señalan que el zar geoenergético global Vlady Putin envió a Tokio a Igor Sechin, mandamás de la mayor petrolera rusa Rosneft –quien también visitó India, Vietnam y Sudcorea–, donde advirtió que si Europa y Estados Unidos aíslan a Rusia, Moscú buscará en Oriente nuevos negocios, acuerdos de energía, contratos militares y alianzas políticas. ¡El mundo post Crimea!

¿Venderá Rusia sus jets de combate Sukhoi SU-35 a China?

El as bajo la manga del zar ruso es el gasoducto de Rusia a China que puede ser concretado durante su visita a Pekín en mayo, cuando será capaz de mostrar que el poder global se trasladó a Oriente y que no necesita a Occidente.

¿Cómo puede estar aislada Rusia cuando mantiene óptimas relaciones con China e India: dos potencias geoeconómicas y nucleares con más de la tercera parte de la población del planeta?

Timothy Heritage y Vladimir Soldatkin afirman que una fuerte alianza le asienta a Rusia y China, como contrapeso a Estados Unidos. Ni siquiera mencionan a la UE, cada vez más desbrujulada y que quizá sucumbió a la trampa de Estados Unidos. ¿“ Fuck Europe”?

El gran triunfador de la fractura europea que se subsume en el nuevo muro de Kiev (ver Bajo la Lupa, 23/3/14) está resultando China, que puede sustituir en Rusia las inversiones de Occidente en infraestructura, energía y materias primas, lo cual constituye un grave error geoestratégico del continente de Carlomagno, sumido en la mediocridad hedonista y arrastrado a su autodestrucción por el nihilismo global de Estados Unidos, que padece ahistoria.

Cuando el eurófilo zar Pedro el Grande fundó San Petersburgo –capital del imperio ruso mas de 200 años y ciudad natal de Vlady Putin, Medvediev y Sechin– como ventana a Occidente, nunca se imaginó que Europa rechazara la inserción natural de Rusia en su seno para arrojarla a los brazos de China.

En el enfrentamiento entre Estados Unidos y Rusia, Europa puede resultar perdedora y China triunfadora.

LaJornada

¿Y ahora, qué?, por Julio Anguita

Posted in Opinión, Política, Sociedad on 25/03/2014 by athelvok

Análisis de Julio Anguita tras la Marcha por la dignidad: “El 22 M puede ser el eje que marque un antes y un después en el devenir de la mayoría social”

Julio Anguita / 24 mar 2014
Más de diez mil andaluces llenan Madrid en la Marcha de la Dignidad. // PABLO VILAS

Más de diez mil andaluces llenan Madrid en la Marcha de la Dignidad. // PABLO VILAS

Desde la puerta del Ministerio de Agricultura he visto, emocionado y expectante, la entrada en Madrid de miríadas de personas, de ciudadanos y ciudadanas que en columnas de marcha han dado en la capital de España el ejemplo que la mayoría de damnificados por este régimen de corrupción, injustica y violación de Derechos Humanos necesita: la unidad en la lucha.

Ante mis ojos han pasado banderas, símbolos clásicos y habituales en estas concentraciones pero también, y en número incontable, personas de edad avanzada portando carteles alusivos a la injusticia de las pensiones, el fraude de las preferentes, los desahucios, los despidos improcedentes, la permanente estafa de las eléctricas, el cáncer de la banca o la pérdida de futuro para sus familiares más jóvenes. Oyendo a unos y a otros he sabido de manifestantes que desde los rincones más alejados de España han llegado para participar, por primera vez en su vida, en esta grandiosa concentración que ha desbordado todas las previsiones.

Cientos y cientos de miles de personas han sido testigos de su propia fuerza; han constatado que existen y además que existen en la acción que los une, los acerca y los multiplica en su decisión de acabar con la indecencia moral que gobierna. Pero también contra el poder económico que está detrás de este andamiaje vacío, seco e inútil. Los que ayer nos manifestamos en Madrid nos constituimos en voluntad de construir el contrapoder que acabe con el robo, el cinismo, la indigencia moral y la permanente conculcación de la Ley y el llamado Estado de Derecho. Los que ayer nos manifestamos en Madrid lo hicimos en nombre de unos DDHH que ellos son incapaces de llevar a la realidad cotidiana de ciudadanos y ciudadanas. Los que ayer nos manifestamos en Madrid dejamos constancia de que aspiramos a una soberanía popular y nacional en todos los terrenos: económico y monetario, social, político y cívico.

El 22 M puede ser el eje que marque un antes y un después en el devenir de la mayoría social. Pero para ello se hace necesario trabajar con la energía, la fuerza y los deseos de los y las manifestantes.

Lo primero que, a mi juicio, debe quedar claro para lo sucesivo es que la materia prima, el sujeto del cambio social existe y se manifestó como tal. Y ello se debió fundamentalmente a varias razones:

1- La toma de conciencia de una mayoría social que soporta unas condiciones de vida impensables en el siglo XXI.
2- El insulto que supone para esa mayoría social el espectáculo de robos, de alta delincuencia organizada y enraizada en las instituciones, el posicionamiento de miembros de los tres poderes del Estado a favor de depredadores de fondos públicos y en general la evidencia de que se gobierna en favor de una minoría cada vez más favorecida en sus actividades de rapiña.
3- La inteligencia de fuerzas sociales, movimientos, plataformas de todo tipo en haber asumido que la unidad de la mayoría social, base sobre la que construir el futuro, es el objetivo al que deben supeditarse cuestiones adjetivas y secundarias de grupo, organización, o colectivo. Construir el poder de la mayoría social nos agrupa a todos en una acción de programas, metas, proyectos y actividades.

Tras el 22 M surge el interrogante ¿Y ahora, qué? A responder a esa pregunta y lo que ello conlleva dedico mis opiniones desarrolladas puntualmente:

1- El 22 M evidenció, tal y como ya he comentado anteriormente, que el sujeto social del cambio  existe y se evidenció inequívocamente.

2- La siguiente marcha sobe Madrid solamente puede realizarse cuando estemos en condiciones de asegurar una asistencia que duplique a la del 22 M.

3- Ese objetivo no puede conseguirse dedicando los esfuerzos directamente a ello. La futura marcha sobre Madrid debe ser la consecuencia natural de una necesidad y de una capacidad que se deriven de un trabajo múltiple de movilizaciones, sectoriales y territoriales llenas de contenido concreto y ligadas totalmente a las necesidades y problemas más inmediatos de la ciudadanía. Los esfuerzos didácticos y la primacía de lo concreto son reglas de oro.

4-En el día a día que vaya generando mayor cohesión de la mayoría no pueden faltar las explicaciones, los actos informativos, la aportación de personas y grupos que por su capacidad y preparación están en condiciones de elevar el nivel de conocimiento y de conciencia de la mayoría a construir y ampliar incesantemente. No olvidemos que la mayoría es plural pero que en las actuales circunstancias de excepcionalidad tiene unas metas comunes  entre sus integrantes muy amplias.

5-El centrarse en lo inmediato, lo local o lo territorial debe ser perfectamente compatible con el sentido global y estatal de la construcción de la mayoría. Propuestas como la del impago de la deuda, la eurozona, etc. deben coexistir con otras de carácter general que afecten al territorio el Estado Español. Sugiero un breve repaso a los 16 puntos que el Frente Cívico explicitó en su momento y que considero de plena vigencia.

6- El sentido global del movimiento y su cohesión creciente también se potencian con movilizaciones de carácter estatal. Hay toda una gama de actividades de entre la cuales quisiera sugerir algunas:

a)    Boicots a productos, actividades, conmemoraciones, etc., de manera  totalmente pacífica.
b)    Acciones de resistencia pasiva
c)    Campañas informativas con la mayor profusión de métodos y actividades en torno a una propuesta común para todo el Estado.
d)    Uso de los medios de comunicación propios y ajenos.
e)    Campañas en torno a los DDHH y su obligatoriedad para los poderes públicos. Debe quedar claro para la opinión pública que buscamos el cumplimiento de la legalidad frente a quien gobernando no la cumple.
f)     Etc. etc. etc.

La actividad en torno a opiniones estimulantes y necesarias para la inmensa mayoría irán creando las condiciones no sólo para la segunda marcha sobre Madrid sino para, a partir de ahí, empecemos a pensar en la desobediencia civil tal y como se contempla en el tercer considerando de la Declaración de DDHH.

Y quisiera terminar con una consideración acerca de los medios de comunicación y de la violencia.

Tras lo sucedido el 22 M y las informaciones que sobre él han dado los medios de comunicación han sido evidentes tres cosas:

1- Para vergüenza de esos medios (excepción de una minoría) la prensa extranjera ha sido mucha más imparcial y ha informado a sus lectores.
2- Queda claro que debemos usar y difundir las informaciones y comentarios de los medios alternativos de la red.

3-Ya es un hecho que en estos acontecimientos hay tres tipos de violencia: la de los violentos infiltrados, la de los violentos infiltrados por la oficialidad y la de la policía al extralimitarse en sus funciones.

4- Acusarnos de violentos es, además de una falsedad, una tontería. Si hubiésemos sido violentos, los 1700 policías desplegados habrían sido neutralizados en un santiamén. No digan estupideces.

andalucesdiario.es

“Ni el monstruo más cruel haría eso”: RT repasa los 78 días de la barbarie de la OTAN en Yugoslavia

Posted in Censura, Historia, Manipulación, Occidente, Terrorismo on 24/03/2014 by athelvok
Publicado: 24 mar 2014 | 4:00 GMT Última actualización: 24 mar 2014 | 4:21 GMT

Este 24 de marzo se cumplen 15 años del inicio de los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia. Con motivo de la fecha, dos periodistas de RT —la serbia Jelena Milincic y la estadounidense Anissa Naouai— tratan de describir los horrores de la guerra.

Durante la Operación Fuerza Aliada, que duró 78 días entre el 24 de marzo y el 10 de junio de 1999, la OTAN lanzó un total de 2.300 misiles contra 990 objetivos y 14.000 bombas sobre el territorio de Yugoslavia, un país que se desintegró tras una serie de conflictos étnicos en los años 90 y que en 1999 formaban solo las actuales Serbia y Montenegro.  Sólo en la capital, Belgrado, cayeron 212 bombas.

“Se podía saber por el sonido si un avión llevaba armas a bordo o no. Conocíamos todo tipo de armas, todo tipo de bombas y de aviones. Todos nosotros nos convertimos en expertos”, cuenta la corresponsal de RT Jelena Milincic, quien junto con su familia y sus amigos está entre los que vivieron los horrores de aquellos días de guerra. 15 años después viajó a Serbia junto con su compañera de trabajo, la estadounidense Anissa Naouai, para tratar de desvelar una verdad sobre aquellos sangrientos días que hasta ahora permanece oculta para muchos. Su búsqueda quedó recogida en el documental exclusivo de RT ‘Зашто? ¿Por qué?’.

© RT / Victoria Vorontsova

© RT / Victoria Vorontsova

“Una importante ciudad europea fue sometida a un ataque aéreo y me cuesta mucho imaginar que tan solo unos pocos estadounidenses sabían lo que estaba ocurriendo. Incluso ahora, 15 años después del ataque, no creo que muchos estadounidenses sean capaces de señalar a Serbia en el mapa y explicar por qué bombardearon este país”, comenta Anissa.

Estos dos meses y medio de ataques aéreos incesantes se cobraron la vida de más de 2.000 civiles, 88 niños entre ellos, y dejaron 6.000 heridos. Pero estos datos no son más que frías cifras. Detrás están las tragedias humanas y 15 años después estas heridas abiertas siguen doliendo. “Se suele pensar que con el tiempo todo se hace más leve, un hombre es capaz de olvidarse de muchas cosas insignificantes, pero de esto, no sé… no es lo mismo que cerrar un libro y decir ‘es horrible’. Es imposible olvidarlo”, cuenta Zoran, uno de los testigos de los bombardeos de Belgrado.

Un taxista capitalino recuerda cómo la guerra entró en su vida: “Vivo en el barrio donde cayó la primera bomba. Mi mujer estaba viendo una serie mexicana y yo estaba en la terraza. De repente, escuché una explosión y vi humo. La alarma aérea empezó a sonar solo 20 minutos más tarde”.

© RT / Victoria Vorontsova

© RT / Victoria Vorontsova

El 12 de abril de 1999 la OTAN bombardeó un tren de pasajeros que pasaba por un puente en las cercanías de la ciudad de Niš. “Sentimos el impacto de la explosión y vimos las llamas y las chispas que salían de las ruedas del tren. Iba a tanta velocidad que se levantó medio metro por encima del suelo. No sé cómo pudimos quedarnos sobre los raíles. Oí el ruido de la explosión y salté del tren. En aquel momento la explosión hizo estallar los cristales. No vi nada más que polvo. Solo quería sobrevivir. Me eché a correr y oí acercarse los aviones de nuevo. Luego una explosión más y gritos y gemidos de la gente que pedía socorro. ¿Qué pasaría si sus civiles sufrieran lo mismo? No lo entiendo y no hay respuesta para esto. No hay excusa”, cuenta uno de los pasajeros.

“Nuestro compañero se tiró del tren conmigo. Tenía mucho miedo. En aquel momento, le cayó encima una bomba y lo hizo volar en pedazos. Es algo que me atormenta: si el primer misil fue un error, ¿por qué se lanzaron otros tres después?”, comenta su amigo. En el ataque fallecieron  15 personas (al menos esas fueron las que los médicos lograron identificar) y otras 44 resultaron heridas. Hasta ahora muchos pasajeros de aquel tren continúan dándose por desaparecidos.

© REUTERS

© REUTERS

“La televisión serbia forma parte de la máquina de matar de Milosevic igual que los militares”, declaró el entonces portavoz del Pentágono, Kenneth Bacon, y el 23 de abril de 1999 misiles de crucero destrozaron la sede de la cadena RTS en Belgrado, matando a 16 trabajadores del canal, principalmente personal técnico. “Yo estaba a 10 metros de la sala de control donde impactó la bomba. Estábamos en una sala de redacción grande y entonces el marco de la puerta cayó encima de mi mesa y sobre mis piernas. Era terrible. Como si fuera un terremoto. Enseguida empezó a caer polvo por todas partes. Entonces nos dimos cuenta de que era un ataque contra nosotros… Un par de minutos antes, me estaba comiendo un pastel de manzana con un muchacho que murió”, recuerda una de las empleadas de RTS por aquel entonces. La cadena volvió a emitir desde una localización secreta unas 24 horas después del ataque. En honor a las 16 víctimas mortales, frente al edificio están plantados 16 árboles.

Según Anissa, una situación así a finales del siglo XX “es algo inconcedible”. “Trato de imaginar qué sensación produciría llegar al trabajo, entrar en la sala de redacción y convertirse en el objetivo de un ataque. Eso es traspasar el límite entre la guerra de información mediática y la guerra real”, comenta.

© wikipedia.org

© wikipedia.org

Los bombardeos de la OTAN afectaron a unas 40.000 casas residenciales, más de 300 escuelas y más de 20 hospitales, entre ellos el hospital capitalino Dr. Dragiša Mišović–Dedinje. “Vivíamos en la zona de Nuevo Belgrado, en la orilla del río Sava. Cuando empezó el bombardeo, mi mujer estaba embarazada de siete meses. Estaba preparado para todo: si hubieran destruido el puente, la habría llevado en lancha. El día que mi mujer dio a luz a nuestro segundo hijo, yo estaba en el hospital con ella. Salí a la calle y me quedé a la espera de que me dijeran que todo estaba bien. De repente, oí el sonido de la bomba que se acercaba cada vez más y más en dirección al hospital. Al final pude localizarlos: mi mujer estaba llorando. Una enfermera me agarró de la mano, me llevó con ella y me enseñó a unos seis o siete bebés. Me entregó a dos bebés y me dijo: ‘Venga, ayúdame a llevarlos al sótano'”, cuenta un hombre que estuvo aquel día 20 de mayo de 1999 en la clínica. Según él, su segundo hijo, que nació durante aquel bombardeo, asegura que se acuerda de lo que sucedió y que en sus sueños a veces aparece en medio de una batalla.

En el ataque murieron 10 personas, la sección infantil y la de maternidad sufrieron daños. “Lo peor para mí es ver a los niños morir cuando quedan heridos tras un bombardeo. Vi a niños que se quedaron sin brazos, sin piernas, con la cabeza sangrando. Soy un profesional, pero me lo tomo muy a pecho. Es difícil superar esto”, confiesa uno de los médicos que trabajaba en el lugar.

Múrino es un pueblo diminuto en el territorio del actual Montenegro. Un bombardeo de la OTAN se cobró las vidas de seis de sus vecinos, incluidos tres niños. Ocho más resultaron heridos. “La OTAN para mí no es más que la organización terrorista de EE.UU. ¡¿Por qué nos bombardearon?! No éramos un blanco militar, no hicimos nada para provocarles. Era un lugar pequeño y pacífico. Y mataron a nuestros niños”, exclama el padre de Miroslav, uno de los niños muertos.

“Vivíamos en Pristina [la capital de Kosovo]. Lo que me daba más miedo eran los terroristas del Ejército de Liberación de Kosovo que operaban en esta zona. Y fui yo, yo insistí en que fueran las cuatro a Múrino. Por eso estaban allí. Dos hijas mías y dos de mi cuñada. Yo organicé el viaje y las llevé”, explica el hombre, que perdió en el ataque a una de sus hijas y a su sobrina, con lágrimas en los ojos. “Las dos niñas más pequeñas estaban cerca de la escuela y las otras dos corrieron junto a Miroslav que también murió. A eso de las 21 horas, escuché por la radio que habían bombardeado Múrino y que habían muerto seis personas, incluyendo refugiados de Pristina. Y allí fue cuando me enteré. ¡¿Por qué tuvo que pasar?!”, dice.

“No querían dejarme verlo. Me decían que mejor que lo recordara como era antes. Su padre fue a verlo. Pero todo lo que vio fueron pedazos. Le faltaba un trozo de la cabeza. No tenía brazos ni piernas. ¡Malditos! ¡Ni el monstruo más cruel haría tal cosa! Lo pusieron en una bolsa de plástico y la bolsa la pusieron en un ataúd, sin ropa, sin zapatos. Esto es lo que más me duele. Lo enterramos como a un animal”, llora la madre de Miroslav.

“Los medios estaban tergiversándolo todo”, insiste por su parte el padre del joven muerto y muestra un periódico croata de la fecha. “Miren lo distorsionada que está la información. El titular dice: ‘Milošević está perdiendo entre 70 y 100 soldados diarios’. ¡Y esta foto es del funeral de Miroslav! Y escribieron que era el funeral de un soldado. Y era el funeral de nuestro hijo muerto. Pero publican estas mentiras en los periódicos croatas. Les dimos la foto y nunca pensábamos que publicarían algo así”, exclama.

“¡Que el diablo se lleve a todos los de la OTAN! Mataron a tres niños hermosos y dijeron que fue un error. Los tres grandes edificios que destruyeron el 11 de septiembre fueron el castigo de Dios por lo que hicieron. Disfruté de verlo. Lamento mucho que la gente no sepa lo que ocurrió aquí. […] ¡Cuéntenles la verdad! ¡Cuenten lo que vieron! […].
¡Malditos! ¡Sufrirán huracanes y tsunamis, estoy segura! ¡Ojalá los terroristas consiguiesen atacar la Casa Blanca!”, exclama su esposa y pide que se cuente toda la verdad sobre los bombardeos de la OTAN en Yugoslavia.

© RT / Victoria Vorontsova

© RT / Victoria Vorontsova

“No entiendo cómo el mundo puede permitir que la OTAN ni siquiera pida perdón por todo esto”, insiste la estadounidense Anissa Naouai y puntualiza que la imagen de la guerra en Yugoslavia que presentaban los medios de EE.UU. era muy diferente del retrato que hacían de ella los medios serbios.


© RT/Ivan Serbinov/Reuters

© RT/Ivan Serbinov/Reuters

 Para ver más imágenes de cómo se rodó el documental, haga clic aquí y aquí.  

RT

Vasos Comunicantes

De cómo unas cosas tienen relación con otras.