Salvador Allende: La historia es nuestra y la hacen los pueblos

Hace 41 años, el 11 de septiembre de 1973, un golpe de Estado promovido por el imperialismo, derrocó al líder socialista chileno Salvador Allende, quien pagó con su vida la lealtad de un pueblo cuando la extrema derecha nacional e internacional, con el respaldo de la mayoría de las Fuerzas Armadas chilenas, cambió el rumbo de la historia en la nación suramericana.
Allende “asumió la rectitud de su destino, desde su primera vocación hasta la arribada de la muerte” describió el poeta cubano José Lezama Lima.
El golpe causó la muerte de más mil personas, entre detenidos, desaparecidos, torturados y ejecutados políticos, en 17 años de dictadura de Augusto Pinochet.
Aquel 11 de septiembre, desde tempranas horas, Salvador Allende, desde el Palacio de La Moneda se comunicó con el pueblo a través de Radio Corporación y Radio Portales, enviando mensajes de llamado a la calma y a mantenerse movilizados, en sus puestos de trabajo, atentos a su llamado.
En su último discurso realizado aproximadamente a las nueve de la mañana, Allende, agradeció la lealtad a los trabajadores, a la mujeres, a los profesionales por haber creído y depositado en él la confianza para dirigir la nación hacia el socialismo.
“Ante estos hechos sólo me cabe decir a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente”.
“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”, vaticinó.
“En este momento definitivo, el último en que yo pueda dirigirme a ustedes, quiero que aprovechen la lección: el capital foráneo, el imperialismo, unidos a la reacción, creó el clima para que las Fuerzas Armadas rompieran su tradición”, dijo para referirse a la conjura en su contra por parte de la burguesía, “Víctimas del mismo sector social que hoy estará en sus casas esperando con mano ajena reconquistar el poder para seguir defendiendo sus granjerías y sus privilegios”.
Hoy, 11 de septiembre, como lo recordó el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, en 2012, “para un revolucionario, un bolivariano, es imposible que esta fecha pase sin reflexionar, sin levantar las banderas de la victoria por el pueblo chileno (…) Lo que está ocurriendo en América Latina reivindica a Allende ¡Que viva Allende y que viva el socialismo!”
DiarioUnidad
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: