“Plan Yinon” del gobierno israelí para balcanizar Medio Oriente, por Alfredo Jalife-Rahme

 

Foto

Un edificio de departamentos arde tras el ataque aéreo de las fuerzas israelíes, ayer en el norte de la franja de Gaza. La agresión dejó 22 heridos –entre ellos 11 niños–, señalaron testigos. Foto Ap

En 1982, Oded Yinon (funcionario del gobierno israelí de Relaciones Exteriores) abogó explícitamente por la balcanización del Medio Oriente para favorecer a Israel en su documento Estrategia para Israel en los años ochenta.

El documento de Yinon apareció en Kivunim (Direcciones) – A Journal for Judaism and Zionism, no. 14, Winter, 5742, february 1982; periódico del Departamento de Publicidad de la Organización Sionista Mundial, Jerusalén–, traducido y editado por Israel Shahak con el título sugerente El plan sionista para Medio Oriente (http://goo.gl/D7Onni) que, a su juicio, opera con dos premisas esenciales para que Israel sobreviva: 1) Debe convertirse en un poder regional imperial, y 2) Debe efectuar la división de toda el área en pequeños estados mediante la disolución de todos (¡supersic!) los estados árabes existentes.

El fallecido traductor Shahak –judío ashkenazi polaco y declarado antisionista– fue profesor de química orgánica en la Universidad Hebrea de Jerusalén y director de la Liga Israelí de Derechos Civiles y Humanos.

En forma premonitoria, el funcionario israelí, cuyo documento se pudiera titular Las profecías de Yinon, se adelantó 32 años a la balcanización de Irak en proceso: “Irak, rico en petróleo por un lado, e internamente desgarrado por otro, está garantizado (¡supersic!) como candidato para los objetivos de Israel. Su disolución es aún más importante para nosotros (supersic) que la de Siria. Irak es más fuerte que Siria. A corto plazo es el poder iraquí el que constituye la mayor amenaza para Israel. (…) Cada género de confrontación interárabe nos ayudará (¡supersic!) a corto plazo y reducirá el camino para el más importante objetivo de dividir Irak en denominaciones como en Siria y en Líbano. (…) Así, tres (o más) estados existirán alrededor de las tres principales ciudades: Basora, Bagdad y Mosul, y las áreas chiítas en el sur se separarán del norte sunita y kurdo”.

Otra frase balcanizadora y vulcanizadora del Plan Yinon: la “total disolución de Líbano en cinco provincias sirve de precedente para el mundo árabe entero, incluyendo Egipto, Siria, Irak y la península Arábiga.(…) La disolución de Siria e Irak, en áreas únicas étnicas o religiosas como en Líbano, es el objetivo primario de Israel en el frente oriental a largo plazo, mientras la disolución del poder militar de esos estados sirve como el objetivo primario de corto plazo”.

El documento del Plan Yinon, en la traducción de Shahak, fue reseñado por el portal alternativo canadiense Global Research (http://goo.gl/FGQDs) que dirige el conocido economista Michel Chossudovsky.

A mi juicio, la estrategia geopolítica israelí del Plan Yinon se asemeja mucho a la célebre “Teoría del Arco de Crisis (Crescent of Crisis http://goo.gl/45BKue)” de 1978 del geoestratega polaco-canadiense-estadunidense Zbigniew Brzezinski –retomada tanto por el polémico historiador israelí-británico-estadunidense Bernard Lewis en 1980 (http://goo.gl/rYwejb) quien fue espía inglés, funcionario del Foreing Office de Gran Bretaña y, luego consultor del Departamento de Estado–, así como, en forma trivial, pero no menos desestablizadora, por el megaespeculador George Soros, a quien se señala como padrino pecuniario de las Revoluciones de colores en Europa del Este y el Cáucaso.

El Plan Brezinski/Lewis, casi una calca del Plan Yinon, tenía como objetivo principal la desestabilización de la URSS –que consiguieron con creces – e Irán, que se les complicó.

Con antelación abordé el teorema del Arco de la Crisis desde Yemen (http://goo.gl/VAKB36) pasando por la región islámica de China (http://goo.gl/ulvCY9) hasta el Qaedastán/Caostán petrolero (ht­tp://goo.gl/uPzZiz) que, a mi juicio, no están lejos del Israelistán/Sionistán que subtienden tanto el Plan Yinon como el choque de civilizaciones de Samuel Huntington.

Otro documento de 1996 Una ruptura neta: una nueva estrategia para asegurar el reinado, del israelí-estadunidense Richard Perle –prominente consejero de Defensa de Baby Bush– y del Grupo de Estudio sobre una Nueva Estrategia Israelí hacia 2000 –del Institute for Advanced Strategic and Political Studies del partido fundamentalista de extrema derecha Likud– (http://goo.gl/cQOXQk) constituye el enlace con el teorema del Arco de la Crisis Brzezinski/Lewis de 1978/80 y el Plan Yinon” de 1982, que se cumplen exquisitamente en Irak y Siria, no se diga en Yemen y Somalia, en el verano ardiente de 2014.

En Counterpunch, la británica Linda Heard, especialista del Medio Oriente, preguntaba desde 2006: ¿EU ejecuta las guerras de Israel?de acuerdo con La profecía (¡supersic!) de Oded Yinon (http://goo.gl/ctDuQ7).

Desde hace tres años, Medvedev, entonces presidente de Rusia, advirtió a los árabes sobre el extremismo regional (http://goo.gl/2zf870), a sabiendas de la aplicación del Plan Yinon y sus consecuencias que conocen como nadie los geoestrategas rusos con quienes he platicado.

La profesora universitaria Sultana Afroz, en el rotativo The Daily Star de Bangladesh –el cuarto país más poblado de islámicos en el mundo (149 millones) detrás de Indonesia (221 millones), Pakistán (189 millones) e India (166 millones)– conjuga en forma alarmante El Plan Yinon (http://goo.gl/fAvIY5) con el Papel del Nuevo Estado Islámico (EI) –ISIS, por sus siglas en inglés; DAESH, en árabe–.

Debido a la relevancia demográfica de Bangladesh en el mundo islámico (de un total de mil 600 millones), que supera a Egipto (78 millones) –el mayor país poblado del mundo árabe (con 422 millones)–, resulta transcendental su percepción sobre el supuesto despliegue del Plan Yinon del gobierno israelí para balcanizar Medio Oriente.

A juicio de Afroz, el hoy EI, ayer ISIS/DAESH, “es un instrumento de engaño de EU/Israel para el nuevo Medio Oriente, en similitud a la occidental (¡supersic!) primavera árabe manufacturada en Noráfrica, el proyecto del EI es el peor engaño diseñado con intenciones odiosas para provocar horrendo caos regional y destrucción mediante el poder militar para la creación del Nuevo Medio Oriente, con Israel como poder regional en control de petróleo, gas y recursos acuíferos de la región.

Afroz vincula la fulgurante guerra del EI en Irak como la creación de una ilusión para iniciar el cumplimiento de una agenda preplanificada en Occidente, en alianza estrecha con Israel para reconfigurar el mapa de la región entera del Nuevo Medio Oriente.

Concluye que tal es el Plan Yinon en curso, cuyo objetivo es la balcanización de Medio Oriente y Noráfrica con entidades o estados más pequeños y débiles con el fin de asegurar la posición dominante de Israel.

Ni más ni menos que la misma perspectiva de mis dos recientes artículos sobre el papel del nuevo califato del siglo XXI (http://goo.gl/sa13zO y http://goo.gl/vgti28) y la develación de John McCain como el supremo califa del EI (http://goo.gl/qe5ww3), sumados ahora al Plan Yinon (http://youtu.be/QM2ii6MzCqE) del gobierno israelí para la balcanización de Medio Oriente.

LaJornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: