Bangladesh: crisis política, huelga y represión

12/11/2013

PIA.- La tensión en las calles de Bangladesh va en aumento ante los enfrentamientos entre las fuerzas policiales y  partidarios del gobierno contra manifestantes opositores, sumada a la represión hacia los trabajadores en paro de la industria textil.

El pasado domingo, el Partido Nacionalista de Bangladesh (PNB) anunció una huelga nacional de 84 horas en repudio a la detención de varios miembros del partido, entre ellos cinco líderes políticos.

La crisis política se desata a partir de los enfrentamientos entre la exprimera ministra, Khaleda Zia,  líder de una alianza opositora constituida por 18 partidos, y la actual primera ministra Sheij Hasina, de la Liga Awami. La oposición busca la dimisión de la primera ministra y el establecimiento de un gobierno provisional no partidario, para la pronta celebración de las elecciones del próximo año, por su parte desde la Liga Awami sostienen la continuación del mando de la primera ministra hasta el próximo 24 de enero.

Desde el PNB reclaman la implementación de una legislación abolida en 2011 según la cual, a tres meses de celebración de los comicios, el Ejecutivo debe ceder el poder y dar paso a la instauración de un gobierno interino. La primera ministra rechazó esta demanda por considerarla contraria al espíritu democrático, y propuso la conformación de un gobierno interino que incluya a todos los partidos pero que esté dirigido por ella.

El lunes, en medio de los enfrentamientos callejeros, el Gabinete de ministros presentó su renuncia en masa a la primera ministra como medida para preparar el escenario para la conformación del gobierno interino propuesto.

Protestas de trabajadores textiles

Al convulsionado escenario político callejero, se suman las protestas de trabajadores textiles de 200 fábricas en las afueras de la capital (Daca), en los distritos de Savar y Ashulia, que entraron en su segundo día de huelga.

Más de 30 mil trabajadores se han lanzado a las calles en protesta contra las malas condiciones laborales y los bajos salarios. Hasta el momento la represión policial ha dejado un saldo de decenas de heridos y al menos un muerto. En lo que va del año, 200 personas ya han muerto durante los enfrentamientos con la policía.

Por su parte, el gobierno bangaldesí designó una comisión que votó la semana pasada un aumento del sueldo mínimo del sector a 5300 takas al mes, es decir 66,25 dólares, lo que significa un aumento del 77 por ciento, sin embargo continúa siendo el menor salario mínimo mundial. Los trabajadores textiles exigen un aumento del salario mínimo de al menos 100 dólares mensuales.

El reclamo de la suba de los salarios se da luego de la muerte de 1127 trabajadores y miles de heridos tras el derrumbe de un edificio el pasado abril, que albergaba a cinco talleres textiles de multinacionales (Corte Inglés, Benetton, Primark, Bon Marché, Joe Fresh, Mango).

Bangladesh es el segundo exportador textil mundial después de China. Se trata de una industria que alberga a 4 millones de trabajadores en 5200 fábricas, cuya venta anual de 21.520 dólares, equivale al 79 por ciento de las exportaciones nacionales, cuyo destino principal es Estados Unidos y Europa.

NoticiasPIA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: