Islamofobia. EE.UU. aplica un programa de trabas para otorgar la ciudadanía a musulmanes

24/08/2013

PIA.- En Estados Unidos implementan un programa para paralizar o demorar la concesión de la ciudadanía a la población musulmana, así lo demostró en un reciente informe la Unión Americana de Libertades Civiles. La “islamofobia” persiste en el trato y las políticas arbitrarias de detención hacia los musulmanes tras los atentados del 11 de septiembre.

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) denunció en un informe como la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y los organismos de inmigración estadounidenses aplican el “Programa de Revisión y Resolución Controladas de Solicitudes” (Controlled Application Review and Resolution Program) un sistema secreto de paralización o demora excesiva en la concesión de la ciudadanía a la población musulmana residente en el país. El programa implica la revisión de antecedentes y la conformación de “listas negras”, a través de este se instruye a los funcionarios federales de inmigración a determinar cómo impedir la concesión de la ciudadanía y alegar que no cuentan con la información suficiente sobre esa persona o simplemente que no coinciden con el otorgamiento de la ciudadanía.

Según sostiene Jennie Pasquarella, abogada del ACLU, “se creó esencialmente este criterio secreto sobre quien puede obtener los beneficios de naturalización e inmigración, nunca fue dado a conocer a la opinión pública y el Congreso no lo ha aprobado”. El programa se descubrió a partir del seguimiento del pedido de ciudadanía que varios musulmanes habían realizado y cuyo otorgamiento había demorado injustificadamente.

Por su parte, el portavoz de Servicios de Ciudadanía e Inmigración, Christopher Bentley argumentó, “estamos atentos en la ejecución de estas responsabilidades y no vamos a sacrificar la seguridad nacional o la seguridad pública en aras de agilizar el examen de las solicitudes de beneficios”.

Esta política comenzó a implementarse a fines del gobierno de George W. Bush, durante el 2008, con el objetivo de detectar posibles terroristas o personas vinculadas a ellos. Dicho programa se enmarca en la embestida contra el “terrorismo” lanzada por los Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre. Desde la Casa Blanca se construyó el discurso del enemigo musulmán –al cual se le adjudican los conceptos de terrorismo y violencia-, lo que le permitió lanzarse en intervenciones militares en Oriente Medio y de esta manera saquear su bien común estratégico, el petróleo, pieza clave en la construcción de hegemonía de los Estados Unidos.

Según el programa, la población indocumentada que haya residido o tenga vínculo con su familia en regiones donde operan grupos terroristas es considerada “objeto de preocupación para la seguridad nacional” estadounidense, a partir de detectar esto se impide el otorgamiento de la ciudadanía a dichos pobladores. A su vez el informe denuncia como el FBI presiona a los indocumentados para que se conviertan en sus informantes a cambio de la concesión de la ciudadanía, y en caso de no aceptar el trato, les deniegan la documentación.

Por otro lado, la población musulmana también es objeto de la política “Stop and Frisk”, una práctica de detención arbitraria y cacheo, recientemente declarada como inconstitucional, llevada adelante por la policía mayormente en las zonas donde reside la población inmigrante. La lógica de la detención se aplica a quienes son considerados “sospechosos”, sin necesidad de que existan pruebas de haber cometido algún delito.

Se espera que los musulmanes residentes en Estados Unidos se movilicen en una multitudinaria manifestación el próximo 11 de septiembre enWashington, para exigir la verdad sobre los atentados y reclamar el fin de las políticas de persecución a la población musulmana, así lo informó el Comité Estadounidense de Acción Política Musulmana (AMPAC, por sus silgas en inglés). La “marcha de millones de estadounidenses contra el miedo” espera convertirse en una movilización anual y denunciar las constantes violaciones a los derechos civiles que sufre la población musulmana. “Nuestro Gobierno se sienta de brazos cruzados y no hace nada para proteger nuestras libertades o sólo agrava el problema con su constante guerra contra el terrorismo en los países islámicos en las audiencias del Congreso sobre el islam en Estados Unidos y los cambios en la Ley de Autorización de Defensa Nacional”, anunció en un comunicado Isa Hodge, miembro del AMPAC.

Fuente: http://www.noticiaspia.org/islamobia-ee-uu-aplica-un-programa-de-trabas-para-otorgar-la-ciudadania-a-musulmanes/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: