“Nosotros hemos visto su película; ahora vea usted la nuestra”; un Avatar muy real

 

Imagine una comunidad de pacíficos aborígenes que vive en perfecta comunión con la naturaleza. Imagine que su tranquila existencia se ve alterada por una ambiciosa compañía minera que busca hacerse a un mineral valioso que se halla dentro de una tierra que ellos consideran sagrada. Imagine que, en su desesperación, vuelven a mirar hacia un extraño que, esperan, pueda entender su forma de pensar. Ahora, imagine que no son ni extraterrestres, ni azules.

Porque a diferencia de los na’vi, los sabios humanoides que pueblan la luna Pandora en Avatar, de James Cameron, la tribu india dongria kondh es real y su problema es muy de este mundo.

Los dongria kondh viven en las colinas de Niyamgiri, en el estado indio de Orissa, y la empresa británica Vedanta Resources es la que pretende abrir una mina en la montaña sagrada de este pueblo nativo, rica en bauxita, un mineral esencial para la producción industrial de aluminio. El proyecto de la minera es una gigantesca refinería de aluminio en lo que hoy son las laderas intactas de la montaña.

La ONG Survival ha tomado como suya la causa de los dongria kondh y en su página web se puede ver un documental de diez minutos, titulado La Mina, que explica el reto al que se enfrenta la tribu. Por eso, publicó la semana pasada un aviso de página entera en la revista Variety para pedirle a James Cameron que interceda por los aborígenes.

“El pueblo indígena de los dongria kondh de la India está luchando por defender su tierra contra una minera empeñada en destruir su montaña sagrada”, explica la tribu en el aviso, que añade: “Nosotros hemos visto su película; ahora vea usted la nuestra”.

Los dongria kondh creen que el director de la taquillera cinta, quien es además el autor de la historia, logrará entender el significado de su causa. Por eso no dudan en pedirle que conozca su situación y compruebe que ellos son los na’vi de la vida real.

Según declaraciones del director de Survival, Stephen Corry: “Así como los na’vi describen el bosque de Pandora como su todo, para los dongria kondh vida y tierra siempre han estado profundamente conectadas. La historia fundamental de Avatar, si no tienes en cuenta los lemures multicolores, los caballos de largos troncos y los androides guerreros, está sucediendo en este mismo momento en las colinas de Niyamgiri de Orissa, en la India”.

“Como los na’vi de Avatar, los dongria kondh también se encuentran en peligro al ver cómo sus tierras están a punto de ser minadas por Vedanta Resources, que no se detendrá ante nada para conseguir sus objetivos. La mina destruirá los bosques de los que dependen los dongria kondh y arruinará las vidas de otros miles de pueblos indígenas kondh que viven en la zona. De veras espero que James Cameron se una a la lucha de los dongria por salvar su montaña sagrada y asegurar su futuro”, dijo Corry.

Salud amenazada

Ahora los ríos son para los dongria kondh escenarios de desconfianza y de miedo. “Solíamos bañarnos en el río, pero ahora tengo miedo de llevar a mis hijos allí. Mis dos hijos tienen sarpullidos y ampollas”, aseguró una residente de la zona en un testimonio difundido por Amnistía Internacional.

AI denunció, a comienzos de esta semana, que las autoridades indias han ofrecido información “escasa o engañosa” sobre el impacto en la salud de la población de la planta de refinería de aluminio que proyecta Vedanta.

El informe asegura que una planta de una filial de Vedanta Resources está causando contaminación en el aire y el agua y supone una amenaza para la salud de los vecinos de la zona.

Pero la empresa minera no reconoce como válidos los reparos de las ONG y, en un comunicado dirigido a Survival, explicó: “El proceso de extracción de bauxita en Niyamgiri ha sido estudiado en profundidad por agencias especializadas y las conclusiones son que, de hecho, tanto durante como después de la extracción mejora la cubierta del bosque y la capa acuífera”.

Sin embargo, a pesar de las promesas de avance y progreso de Vedanta, la propia Oficina de Control de Contaminación del estado de Orissa ha documentado los altos grados de contaminación en el aire y el agua como consecuencia de la actividad de la planta en Lanjigarh, según la organización, que también denunció que no ha habido una supervisión de la salud de los vecinos de la zona.

Para la organización, la extracción de la bauxita que planean la corporación minera de Orissa y otra subsidiaria de Vedanta pondría en peligro la supervivencia de la comunidad dongria kondh. Por eso instó tanto al Gobierno indio como a la compañía a que no lleven a cabo la expansión de la planta de aluminio ni sigan adelante con el proyecto minero hasta que “se resuelvan los problemas existentes”.

Pero si la histora de esta tribu remota enclavada en la India ha llamado la atención esta semana por la publicación de su drama en medios internacionales, la de los dongria es una historia que se ha repetido en muchas latitudes, incluyendo a Colombia.

Sin ir más lejos, esta historia recuerda la batalla que han librado, desde 1995, los u’was, un pueblo indígena asentado en la zona oriental de Colombia, quienes se ha opuesto sistemáticamente a las explotaciones petroleras en su territorio. “Es un pecado sacarle la sangre a nuestra madre tierra”, dijo en su momento Armando Tegria, líder de la comunidad.

La lucha de los u’was ha tenido un desarrollo largo y complejo en instancias jurídicas nacionales e internacionales -aunque las decisiones favorecieron la explotación, con la licencia-. Pese a ello, la comunidad sigue resistiendo y llegaron hace unos meses a Nueva York para pedir por su causa.

Sin embargo, la película se repite en Ecuador, Perú o Bolivia, en donde distintas comunidades han denunciado reiteradamente que proyectos como la explotación de gas o petróleo atraviesan sus resguados.

Por eso, la lucha que plantean en la India los dongria kondh refleja la voz de muchos pueblos diseminados por el mundo, cuando uno de sus integrantes, Sikaka Lodu, le dijo a Survival: “Quieren coger estas rocas de la montaña. Pero, si se las llevan, ¿cómo sobreviviremos? Estas rocas son la razón por la cual nuestros hijos pueden vivir aquí. Gracias a ellas viene la lluvia. Llega el invierno, sopla el viento, la montaña trae toda el agua. Si se llevan estas rocas, moriremos. Perderemos nuestra alma. Niyamgiri es nuestra alma”.

El director James Cameron no ha emitido un pronunciamiento oficial acerca de las tribulaciones de los dongria kondh, pero ese pueblo halló una luz de esperanza en su discurso de aceptación del Globo de Oro que ganó su película.

En ese momento, dijo: “Avatar nos hace darnos cuenta de que todo está conectado. Todos los seres humanos estamos conectados los unos a los otros y todos lo estamos a la Tierra”.

WILSON VEGA Y CLAUDIA CERÓN CORAL
EL TIEMPO

——————————

En lo que supone una victoria sin precedentes para los derechos indígenas, la tribu dongria kondh de la India ha rechazado por aplastante mayoría los planes del gigante minero británico Vedanta Resources de abrir una mina a cielo abierto de bauxita en su montaña sagrada de Niyamgiri.

Los dongria kondhs rechazan rotundamente la mina de Vedanta en sus colinas sagradas. © Jason Taylor/Survival

Doce comunidades dongrias han votaodo de forma unánime en contra de la mina de Vedanta en las consultas ordenadas por el Tribunal Supremo de la India el pasado mes de abril, porque sus derechos religiosos, culturales y sociales se verían amenazados si la mina siguiera adelante.

Según declaraciones del líder dongria, Lodu Sikaka: “Nuestro Dios vive en un espacio abierto; ustedes mantienen a su Dios encerrado bajo llave. No dejaremos Niyamgiri. Si el Gobierno y los políticos así lo demandan, pelearemos”.

La mina destruiría los bosques y alteraría los ríos en las colinas de Niyamgiri, esenciales para el modo de vida y la identidad de los 8.000 miembros de la tribu, cuya lucha ha sido comparada con la historia del éxito taquillero de Hollywood Avatar. La mina supondría la destrucción de los dongrias como pueblo autosuficiente.

Los dongrias han sido elogiados por su determinación para salvar sus colinas frente a la intimidación y el acoso de la policía paramilitar en sus tierras, y ante las reiteradas declaraciones de Vedanta afirmando que apoyaban la mina. Durante su lucha para defender Niyamgiri, los líderes dongrias han sido encarcelados y torturados, pero se han mantenido firmes en su resistencia.

Los resultados de las consultas serán considerados ahora por el Ministerio de Medio Ambiente y Bosques, que tomará la decisión final sobre la mina. A pesar del rotundo “no” de los dongrias, unos pocos todavía piensan que la mina recibirá luz verde para seguir adelante.

El aplastante rechazo de los dongria kondhs ha asestado un duro golpe a los planes de minería de Vedanta en el estado de Odisha y contradice declaraciones realizadas por la empresa, tales como: ”es nuestra sincera creencia, que se basa en nuestras amplias actividades de consulta, que la gran mayoría de la población local, incluidos varios pueblos indígenas, la mayor parte de la población de Orissa [Odisha] y otros interesados, ha dado la bienvenida a la puesta en marcha de nuestro proyecto”.

La experiencia de Vedanta debería suponer una importante lección para las empresas que intentan extraer recursos de las tierras de los pueblos indígenas: deben conseguir el consentimiento previo, libre e informado de las comunidades y no proceder sin el mismo.

Survival International y sus simpatizantes han respaldado la lucha de los dongrias mediante protestas y el envío de miles de cartas al Gobierno indio. Han logrado el apoyo de personalidades como Joanna Lumley y Michael Palin y llamado la atención mundial ante la lucha de esta tribu. El trato que los dongrias han recibido por parte de Vedanta ha sido duramente criticado por el Gobierno británico, entre otros, y varios de sus accionistas, como la Iglesia de Inglaterra, retiraron su participación de la compañía por motivos éticos.

El director de Survival, Stephen Corry, declaró hoy: “Vedanta ha manifestado reiteradamente y a pesar de todas las evidencias contrarias expuestas, que losindígenas están a favor de esta mina. Los dongrias han mostrado claramente que esto es falso. Vedanta necesita cambiar radicalmente la manera en que hace negocios. Si el Gobierno de la India no liquida este proyecto de una vez por todas, se estará produciendo una negación evidente de la justicia y los derechos humanos”.

EcoPortal.net

Survival International

http://www.survival.es/

Fuente: http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/ecologia/item/6937-nosotros-hemos-visto-su-pel%C3%ADcula-ahora-vea-usted-la-nuestra-un-avatar-muy-real

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: